Por qué Río de Janeiro merece ser Capital Mundial de la Arquitectura

La Catedral de Río de Janeiro es un magnífico ejemplo de arquitectura moderna. Fotos: Wikipedia.

Por qué Río de Janeiro merece ser Capital Mundial de la Arquitectura

Descubrimos diez edificios emblemáticos que justifican la designación de Río de Janeiro como la Capital Mundial de la Arquitectura 2020

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

29/05/2019 - 16:13h

A la Unesco se le ocurrió una nueva distinción: elegir a una ciudad como Capital Mundial de la Arquitectura. El dedo del organismo de la ONU señaló a Río de Janeiro, una de las ciudades más vibrantes del mundo y dueña de un patrimonio que proviene del siglo XVI y que mira al futuro con proyectos innovadores.

La Unesco, junto con la Unión Internacional de Arquitectos (UIA), no solo destacaron de Río de Janeiro su catálogo de edificios, palacios, iglesias e infraestructuras, sino sus políticas a favor de la sostenibilidad y la planificación urbanística.

Qué hará Río durante su mandato

Durante el 2020, mientras ostente su capitalidad, Río será anfitriona del congreso mundial de la UIA, que se realiza cada tres años.

[Para leer más: La mejor forma de conocer Río de Janeiro]

Además organizará diversos eventos como debates, talleres, jornadas y exposiciones que permitan aportar soluciones para el crecimiento de las ciudades y las sociedades “desde las perspectivas de la cultura, el patrimonio cultural, la planificación urbana y la arquitectura”.

La mejor forma para saber qué tiene Río de Janeiro para concentrar la mirada de los arquitectos es realizar un paseo por diez de sus edificios más emblemáticos.

Catedral

En realidad se llama Catedral Metropolitana de San Sebastián y tiene forma de pirámide maya. Es una estructura de 75 metros de alto, construida en hormigón, sin columnas en su interior.

Catedral Metropolitana de São Sebastião do Rio de Janeiro 01

Su arquitecto Edgar Fonseca buscó una unión entre religión y modernidad, sin olvidar las raíces del país.

La catedral de Río de Janeiro tiene forma de pirámide maya y su interior es un espectáculo de luces filtradas por los vitrales

Un espectáculo visual se da cuando los rayos solares se filtran por los vitrales que se despliegan desde cuatro puntos del edificio.

Parque Lage

A los pies del cerro Corcovado se extienden las 52 hectáreas del Parque Henrique Lage, un paréntesis de vegetación y silencio en la ciudad.

Lo que más sorprende a sus visitantes la mansión que supo ser eje de la vida social carioca a medidos del siglo XX.

lage

Esta residencia de Henrique Lage y su esposa, la cantante lírica Gabriella Besanzoni, presenta un estilo eclético, mientras que los jardines están inspirados en el paisajismo de Europa. Actualmente la antigua casa es la sede de una escuela de arte.

Museo de Arte Contemporáneo

Sobre la bahía de Guanabara, el creador de Brasilia, el arquitecto Oscar Niemeyer diseñó este museo con forma de platillo volador.

museo niteroi apertura 15 970x597

A pesar de su figura extraña el edificio se integra al entorno, como si fuera una roca gigantesca que emerge al borde del acantilado.

[Para leer más: Tras las huellas del arquitecto que revolucionó Brasil (y el mundo)]

Se trata de una estructura de cuatro pisos, donde se usaron tres millones de metros cúbicos de hormigón. La serpenteante rampa de acceso al edificio es uno de sus sellos de identidad.

Museo del Mañana

El español Santiago Calatrava fue el responsable de este edificio que sigue su línea de arquitectura orgánica. La estructura, de 15.000 metros cuadrados, se encuentra en un muelle que avanza hacia el mar, y formó parte de la renovación de la zona portuaria para los Juegos Olímpicos de 2016.

museo mañana

Su forma recuerda al esqueleto de un pescado, donde las ‘espinas solares’ y el lucernario en forma de ventilador permiten aprovechar las condiciones climáticas.

Más que un museo de objetos, pretende ser un centro de ideas y debates sobre el futuro, por ello la idea es que de una sensación de que está incompleto, porque el mañana se sigue construyendo, argumentan sus impulsores.

Teatro Municipal

La opulencia y el glamour del Río de Janeiro de principios del siglo XX tiene a este edificio de arquitectura eclética como uno de sus mejores representantes.

Teatro Municipal   Rio de Janeiro

Su diseño está inspirado en la Ópera de París, y ocupa una manzana que mantiene su presencia entre el agobio de los rascacielos.

El Teatro Municipal y el Palacio Catete son algunos de los edificios que recuerdan la opulencia de Río de Janeiro a principios del siglo XX

En su interior hay una sala con una capacidad para 2.357 personas, tan elegante como sus pasillos y el foyer.

Palacio Catete

Hasta que Brasilia debutó como la nueva capital del país el Palacio Catete acogió la sede del Poder Ejecutivo. Entre 1897 y 1960 este edificio neoclásico fue el centro de la vida política brasileña.

Palacio Catete

Ubicado en el siempre interesante barrio de Flamengo, cuenta con amplios jardines con lagunas artificiales que llegan hasta el mar, un paseo para desconectar muy buscado por los cariocas.

Edificio Gustavo Capanema

La mole de este edificio de 17 pisos, construido entre 1936 y 1945, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura racionalista en Sudamérica, donde además de Niemeyer también participaron otros profesionales como Lúcio Costa, Jorge Moreira y Carlos Leao, entre otros, asesorados por Le Corbusier.

Palácio Gustavo Campanema   panoramio (6)

Caracterizado por las esculturas y las cerámicas de su planta inferior, el edificio sigue varios preceptos del arquitecto francés: la estructura está elevada en pilotes para liberar el plano de la calle, la terraza jardín busca devolver a la naturaleza el terreno usurpado, y el concepto de ‘ventana corrida’ apunta a maximizar la relación del edificio con el entorno.

Palacio de Isla Fiscal

En el interior de la bahía de Guanabara se encuentra un antiguo palacio de la época imperial que parece extraído del centro de Europa.

[Para leer más: Seis tesoros de Sudamérica que solo se pueden descubrir en un crucero]

Su estilo gótico provenzal es una de las postales más buscadas por los visitantes, y no quedan rastros de las destrucciones que se ensañaron con sus paredes y torres en las revueltas que dieron nacimiento a la república.

Ilha Fiscal

Su reloj, que todavía funciona, era buscado por los patrones de barcos para tener la hora exacta al llegar a la ciudad.

Iglesia de la Candelaria

En el centro de Río sobrevive la estructura barroca y con toques neoclásicos de esta iglesia del siglo XVI, que pasó por numerosas renovaciones hasta el siglo XIX, cuando se pudo terminar su gigantesca cúpula.

Candelária 01

La Iglesia de la Candelaria es una interesante muestra del barroco americano, que mantiene su presencia en un centro de la ciudad frenético de movimiento

En la visita, hay que prestar atención a los frescos del techo, la cúpula y el altar mayor, así como a los púlpitos que derivan a un estilo art noveau.

Hotel Copacabana

En la primera línea de una de las playas más famosas de Río se encuentra el hotel Belmond Copacabana Palace, diseñado en 1920 por el arquitecto francés Joseph Gire bajo las líneas del estilo art decó.

belmond

Desde hace casi un siglo este hotel es sinónimo de lujo y elegancia, hogar fugaz de personalidades políticas y del espectáculo en sus 239 habitaciones.