Rotterdam construye un parque con plásticos tirados al río

El primer parque reciclado flotante de Europa abrió sus puertas el pasado julio. Recycled Park.

Rotterdam construye un parque con plásticos tirados al río

La ciudad inauguró un parque flotante de 140 metros integrado por 28 bloques elaborados con residuos plásticos reciclados

Mar Nuevo

Madrid

08/08/2018 - 13:10h

La ciudad holandesa de Rotterdam inauguró el primer parque reciclado de Europa, una plataforma flotante elaborada con plásticos recogidos del agua como material de construcción y proyectada por el arquitecto holandés Ramon Knoester.

Los plásticos invaden los océanos ocasionando graves perjuicios a los ecosistemas marinos. Pero los residuos no surgen de la nada, sino que son las ciudades quienes los generan, entre ellas Rotterdam y su gran puerto comercial.

Recycled Park

A partir de esta premisa y con el objetivo de frenar la contaminación plástica se ideó Recycled Park. Instalado en el puerto Rijnhaven de Rotterdam, se trata de una estructura de 140 metros cuadrados integrada por 28 bloques flotantes construidos con plástico recuperado de las aguas del Mosa como material.

 

Se estima en unas 400.000 los kilos de plástico que la ciudad recoge cada año y que, de otro modo, acabarían en el Mar del Norte.

Abierto al público el pasado mes de julio, el parque cuenta con zonas verdes flotantes, áreas de descanso y una edificación elaborada también de plástico con tres grandes esferas translúcidas.

Sus visitantes podrán tomarse un café o un vino en las zonas verdes, asistir a un concierto o incluso fotografiarse con los arquitectónicos edificios que caracterizan el fondo de la ciudad portuaria de Rotterdam

Sus visitantes podrán tomarse un café o un vino en los bancos instalados junto a las zonas verdes, asistir a un concierto o incluso fotografiarse con los arquitectónicos edificios que caracterizan el fondo de esta ciudad portuaria.

Ciclo del plástico reciclado

Entre los objetivos del proyecto, tras el que se encuentran Recycled Island Foundation y Whim architecture en colaboración con el Ayuntamiento de Rotterdam, la Fundación Medio Ambiente de AUDI y HEBO Martiemservice, está también sensibilizar a la población acerca de la contaminación con plástico y mostrar lo que se puede hacer con materiales reciclados.

Además de las zonas verdes, el parque incluye una edificación realizada con materiales reciclados. EFE
Además de las zonas verdes, el parque cuenta con una edificación realizada también con plástico reciclado. EFE.

Para su desarrollo se ha contado con voluntarios, una compañía de servicio naval, ingenieros, compañías de reciclaje, ecologistas, estudiantes, universidades e instituciones gubernamentales, entre otros.

Además de acoger plantas en su superficie, la parte sumergida del parque está diseñada para favorecer el hábitat de los peces y otras criaturas acuáticas en el río y el mar

Los residuos se recolectaron con trampas situadas en puntos estratégicos del Mosa, se cribaron y limpiaron materiales y se escogió aquello que podía tener una segunda vida.

Una vez seleccionados los materiales, se crearon los bloques hexagonales, que se ensamblaron y depositaron en el agua. Además de acoger plantas en su superficie, la parte sumergida está diseñada para favorecer el hábitat de los peces y otras criaturas acuáticas en el río y el mar.

Tras la inauguración del proyecto, la idea de su creador es repetir el parque en otras ciudades, como la capital holandesa, Ámsterdam, Charleroi (Bruselas) o Yakarta (Indonesia), con quienes se mantienen ya conversaciones.

Los efectos de la contaminación

La alerta sobre los efectos de la contaminación se repite a través de diferentes altavoces. Es el caso de la última edición de la Trienal de Arte Contemporáneo de Brujas, que reflexionaba sobre las consecuencias distópicas de la urbanización global y la masificación de los destinos.

Entre las obras expuestas destacaba la gigantesca escultura de una ballena construida con residuos plásticos recogidos en los mares y océanos de todo el mundo.

Una gigantesca ballena, construida con restos de plásticos hallados en los mares, reflexiona sobre el daño ecológica en Brujas. Fotos: Trienal de Arte Contemporáneo.
Una ballena construida con residuos plásticos. Trienal de Arte Contemporáneo de Brujas.

Era la advertencia en forma de arte del colectivo Skycraper para alertar sobre los efectos de la contaminación y la fragilidad de la naturaleza.