Ruanda deja atrás sus fantasmas para entregarse al turismo

Ruanda deja atrás sus fantasmas para entregarse al turismo

Veinte años después del genocidio, el país crea una zona de libre circulación para viajeros

Ignasi Jorro

Barcelona

11/04/2014 - 20:52h

El Museu del Genocidio de Kigali ya forma parte de los circuitos turísticos.
Ruanda aúna esfuerzos con Kenya y Uganda para sacudirse los fantasmas del pasado. No en vano, en abril de 1994 comenzaba un genocidio contra la minoría tutsi que despertó la ira de la comunidad internacional y mancilló la imagen del país africano. Sin embargo, el estado de los Grandes Lagos ha dado carpetazo al conflicto y acaba de crear un espacio de libre circulación turístico que permite visitar los tres países por poco más de 70 euros.
  
La 'tarifa plana' se ha presentado en el circuito de ferias del turismo europeas durante el primer trimestre del año. Según sus impulsores, la medida dará un espaldarazo al turismo en la región, ya que abre la puerta a crear viajes combinados a los tres países sin trabas diplomáticas. Antes del visado común, los visitantes tenían que dirigirse a las tres embajadas y pagar 110 euros por tres derechos de entrada distintos.

El gobierno ruandés estima que la medida beneficiará a millones de potenciales viajeros de todo el mundo, ya que no se aplican restricciones por país de origen. La validez del documento es de 90 días y permite moverse sin libremente por los tres estados. "El visado combinado es la constatación de que Uganda, Kenia y Ruanda se pueden promocionar como un solo destino turístico en el este de África", valora el presidente ejecutivo de la Mesa para el Desarrollo de Ruanda, Valentine Rugwabiza.

Cabe recordar que el turismo es aún una industria incipiente en Ruanda. Sólo 800.000 visitantes se acercaron a la república banyarwanda en 2013, un 8% más que el año anterior. Además, el país tiene una débil presencia en los mercados internacionales a diferencia de Kenia, que atrajo a más de 1,1 millones de turistas el pasado año, la mitad de ellos europeos.

Pese a las cifra discretas, la república posee un potencial turístico envidiable, ya que un tercio de todas las reservas de gorilas de montaña de África están en sus fronteras. Además, el gobierno promueve expediciones a los volcanes Virunga, al Lago Kivu o al parque nacional de Nyungwe, en el que habitan un tercio de todas las especies de aves del continente.