Salzburgo: la ciudad donde se respira música en cada rincón

La casa natal de Mozart es uno de los puntos más visitados de Salzburgo. Foto: Turismo de Salzburgo.

Salzburgo: la ciudad donde se respira música en cada rincón

La ciudad natal de Mozart cuenta con una intensa agenda cultural y es capital de uno de los festivales de música y teatro más importantes del mundo

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

19/11/2019 - 18:30h

Salzburgo rinde un justo homenaje a su hijo más famoso, Wolfgang Amadeus Mozart. La ciudad austríaca es sede de uno de los festivales de música y teatro más importantes del mundo, y además de esta cita de honor también tiene más de 4.000 eventos culturales en el año. Pocas ciudades pueden presumir de una vida artística tan intensa.

La cuna de Mozart

La casa natal de Mozart, uno de los tres genios de la música clásica (los otros dos son Beethoven y Bach, por si hacía falta aclararlo) se encuentra en el número 9 de la calle Geteridegasse, en un barrio de casas altas y estrechas, con románticos patios interiores y en los que cada vez hay más tiendas boutique y de diseño.

Las dos casas donde vivió Mozart en Salzburgo son museos donde se puede conocer sobre su vida familiar y sus primeras composiciones

Aquí Wolfgang vivió desde su nacimiento en 1756 hasta su adolescencia. En la visita se pueden ver las habitaciones originales, con muebles y objetos cotidianos del siglo XVIII; así como retratos del músico en sus primeros años, cartas y otros documentos.

 Salzburgo tiene más de 4.000 citas culturales al año. Foto: Turismo de Salzburgo.
Salzburgo tiene más de 4.000 citas culturales al año. Foto: Turismo de Salzburgo.

Pero donde convergen las miradas es en el violín infantil y el clavicordio que Mozart usó para deslumbrar a Salzburgo primero y a la corona austríaca después.

[Para leer más: El Alto Danubio desvela los secretos del corazón de Europa]

De su vida se pueden conocer más detalles en la Casa del Maestro de Baile, donde vivió la familia entre 1773 y 1787, una vivienda de ocho habitaciones que fue reconvertida en museo.

Allí el músico vivió hasta que se marchó a Viena en 1781, y actualmente el lugar conserva un pianoforte, documentos originales y retratos.

Busto en homenaje a Mozart...en la plaza Mozart. Foto: Turismo de Salzburgo.
Busto en homenaje a Mozart...en la plaza Mozart. Foto: Turismo de Salzburgo.

La meca de la cultura en el verano

Esta ciudad alpina tiene 150.000 habitantes pero durante las seis semanas que duran los Festivales de Salzburgo, entre mediados de julio y todo agosto, la población se duplica para asistir a este evento cultural, uno de los más importantes de Europa.

Jedermann, la obra de teatro que se representa en cada edición de los Festivales de Salzburgo. Foto: Turismo de Salzburgo.
Jedermann, la obra de teatro que se representa en cada edición de los Festivales de Salzburgo. Foto: Turismo de Salzburgo.

En sus calles y teatros se organizan cerca de 200 representaciones, desde conciertos de música clásica a obras de teatro, óperas y actuaciones de orquestas de cámara.

Los festivales cumplen 100 años en el 2020, un largo camino que empezó con la iniciativa del director Max Reinhardt, el poeta Hugo von Hofmannsthal y el compositor Richard Strauss; y que alcanzó cotas de éxito nunca vistas desde que el director Herbert von Karajan tomó la batuta de la organización.

Los Festivales de Salzburgo, con más de 200 obras de teatro y conciertos musicales, es uno de los eventos culturales más importantes de Europa

Además de las obras que cada año se presentan, también hay un espacio para la tradición con la tradicional danza de las antorchas, donde un centenar de parejas bailas en la Plaza de la Residencia rodeadas de fuegos bajo la noche.

Palacios para descubrir

Al margen de la música, Salzburgo cuenta con interesantes patrimonios históricos para descubrir, como la imponente fortaleza Hohensalzburg, el mayor castillo del centro de Europa y uno de los que mejor se conservan de la región.

[Para leer más: Siete tradiciones insólitas de Navidad (y en ninguna está Papá Noel)]

Para evitar llegar cansado tras subir la dura cuesta, es mejor tomar el tren cremallera Festungsbahn. En su interior se puede ver cómo vivía la realeza en la Edad Media y el Renacimiento, y en sus amplias estancias funcionan varios museos, como el de las Marionetas y el del Regimiento de Rainer.

Pero uno de los momentos recomendados es cada domingo al mediodía, cuando los Turmbläser (músicos de viento de la Torre) tocan fanfarrias barrocas y solemnes que se expanden por el casco antiguo de Salzburgo.

header panorama mirabellgarten festung 01
El castillo de Hohensalzburg vigila a la ciudad de Salzburgo. Foto: Turismo de Salzburgo.

Romanticismo en los jardines

Otro sitio imprescindible es la Residencia de los arzobispos, magnífico ejemplar de los primeros períodos del barroco con salas revestidas con pomposidad y con pinturas de los siglos XVI a XIX. A un lado se encuentra la Catedral, que bien merece una visita.

Los amantes del cine reconocerán al Palacio de Mirabell porque allí se filmaron escenas de Sonrisas y lágrimas

Uno de los puntos más populares y románticos es el Palacio de Mirabell, imán para las bodas y con uno de los jardines más hermosos de Austria, con sus fuentes y senderos de flores.

Los devotos del cine reconocerán el lugar cuando comprueben que aquí se filmaron escenas claves de Sonrisas y lágrimas, como la cantanta de Do re mi con María y los niños bailando en la fuente de Pegaso.

El palacio de Mirabell brilla por la noche. Foto: Turismo de Salzburgo.
El palacio de Mirabell brilla por la noche. Foto: Turismo de Salzburgo.

Salzburgo y sus mercados navideños

En estas Navidades vale la pena recordar que Salzburgo también es la cuna de Joseph Mohr, el autor de Stille Nacht (Noche de Paz), seguramente el villancico más famoso del mundo.

Esta melodía suena constantemente en los mercados navideños más importantes, como el de Christkindlmart, a un lado de la catedral, donde cada día a las 17.00 hay actuaciones de coros.

0105 salzburger christkindlmarkt
El mercadillo navideño de Christkindlmart es el más importante de Salzburgo. Foto: Turismo de Austria.

Otro es el de la plaza de Mirabell, más pequeño pero también menos concurrido, con conciertos de adviento cada miércoles y fin de semana; y el de Hellbrun, frente al palacio homónimo.

El 5 de diciembre por las calles de Salzburgo paseará el Krampus, un demonio que llega antes de la Navidad para buscar niños que se hayan portado mal. Esta tradición medieval es uno de los eventos más divertidos de este mes de festejos, en esta ciudad que viven a la cultura con auténtica pasión.