El sendero más bello (y extremo) de Perú

El Ausangate (Perú) ofrece un escenario montañoso multicolor con estratos rojos, amarillos, ocres, grises y azules.

El sendero más bello (y extremo) de Perú

El trekking al Ausangate es garantía de adrenalina y vistas excepcionales a partes iguales

Una montaña sagrada a la que se atribuye el origen del agua. Si, de entrada, ya suena tentador, las impresionantes imágenes de la cima del Ausangate acaban de convencernos para lanzarnos a la aventura que, además, nos permite conocer Perú desde el punto de vista menos convencional. Porque el país es mucho más que el Machu Picchu y una excelente gastronomía (que también).

Se trata de una ruta donde la naturaleza va de la mano de la cultura y es que los habitantes de este nevado perpetuo continúan realizando ceremonias rituales como el pago a la tierra, entre otras, lo que enrique aún más la aventura.

De octubre a abril es la mejor época para realizar el trekking del Ausangate

Nevados perpetuos

Antes de comenzar el viaje es recomendable realizar una aclimatación previa de al menos cuatro días en Cusco, ya que el Ausengate está a más de 6.000 metros de altura. Una oportunidad perfecta, además, para conocer esta mística ciudad sagrada y conocer su catedral y la Plaza de Armas.

O, por qué no, para visitar la ciudadela de Machu Picchu y disfrutar de la tentadora gastronomía peruana.

Una vez listos, comenzamos esta ruta de varios días que destaca por la belleza de sus paisajes en medio de lagunas, pozas de aguas termales, glaciares, valles repletos de llamas y vicuñas silvestres, además de cañones y espectaculares nevados.

Cultura y naturaleza se dan la mano en este trekking extremo en Perú.

Lagos, glaciares y… llamas

La ruta nos conduce, el primer día, de Cusco a Chillca, visitando el templo colonial Checacupe, el valle de Pitumarca y el espectacular cañón de Japura.

La segunda jornada arranca en el amplio valle de Pampa Uyuni con unas hermosas vistas a los majestuosos glaciares situados encima de la llanura. El camino poco a poco se hace más estrecho mientras nos acercamos a las cascadas que descienden de la montaña Santa Catalina.

Llamas. Perú.

En los alrededores de la laguna de Paloma se despliega otro espectáculo natural: un paisaje salpicado de llamas y alpacas que resulta difícil dejar de fotografiar.

El cuarto día nos espera una de las partes más espectaculares del camino: el trayecto que conduce a Vinicunca, un escenario montañoso multicolor con estratos rojos, amarillos, ocres, grises y azules

Paisaje multicolor

El tercer día de caminata nos espera el exigente ascenso al paso de Palomani, para después bajar hasta la laguna Ausangatecocha donde tendremos unas impresionantes vistas al glaciar de la parte sur del Apu.

El cuarto día nos espera una de las partes más espectaculares del camino: el trayecto que conduce a Vinicunca, un escenario montañoso multicolor con estratos rojos, amarillos, ocres, grises y azules.

Esta exótica y magnética pigmentación está relacionada con la presencia de piedras y minerales sedimentarios y constituye, posiblemente, uno de los paisajes más espectaculares de Perú.

Trekking2

También es el lugar ideal para observar grupos de vicuñas silvestres que se encuentran frecuentemente en estos parajes aislados.

Después de un último y breve ascenso al paso de Anta, la última jornada nos muestra un entorno cambiante que se mueve entre las rojas formaciones areniscas hasta las montañas erosionadas de calizas que forman un bosque único de piedra.