Seúl plantea a Pyongyang un parque temático para explicar al turista la división coreana

Seúl plantea a Pyongyang un parque temático para explicar al turista la división coreana

El gobierno surcoreano trabaja en un "parque de paz" conjunto entre las dos Coreas para promover la paz de ambas naciones en un complejo fronterizo. El embajador en España explica a 02B las últimas propuestas turísticas presentadas al régimen de Kim Jong Un

David Placer

Madrid

21/02/2015 - 19:24h

Un grupo de turistas visitan la frontera de las dos Coreas.
Corea del Sur quiere convertir la zona más militarizada y uno de los rincones más tensos del planeta en un parque de paz donde se promueva el turismo y donde se explique a los visitantes la situación del último telón de acero.

El gobierno de la presidenta surcoreana Park Geun-hye ha propuesto al régimen del dictador norcoreano Kim Jong Un la creación de un parque temático donde se promuevan la paz y la cooperación como valores universales.

El embajador surcoreano en Madrid, Park Hee-Kwon, explica que el gobierno de su país ha trasladado a Pyongyang una propuesta para la creación conjunta de un parque que se promueva como símbolo de la paz y la cooperación con el propósito de que no sólo sea explotado turística y económicamente por ambos países sino que también sirva para concienciar a los visitantes sobre el drama de una separación que dura más de 60 años. 

"Para nosotros no sólo es importante que los visitantes conozcan la realidad de la frontera más militarizada del mundo, de la separación entre ambos países sino que se enteren de los detalles de nuestra realidad que muchas veces es desconocida. Hemos hecho la propuesta al gobierno norcoreano porque estamos convencidos en que ambas naciones debemos unirnos y dar pasos hacia la confianza mutua y hacia la unificación", explica el embajador de Corea del Sur, Park Hee-Kwon, a este medio.

El embajador de Corea del Sur, Park Hee-Kwon.

El embajador de Corea del Sur en España, Park Hee-Kwon.

Hasta ahora el gobierno de Pyongyang no ha contestado. En Corea del Sur temen que la inseguridad del régimen norcoreano, que evita la penetración de ningún tipo de información ni de influencia extranjera en su territorio, pueda frenar el proyecto. El gobierno surcoreano trabaja con la convicción de que ambas naciones deben trabajar hacia la reunificación. De hecho, en Seúl el "ministerio de la Reunificación" es uno de los más relevantes en la península.

La zona desmilitarizada, conocida por DMZ por sus siglas en inglés, se ha convertido en uno de los lugares turísticos de mayor interés de la zona. Más de 7,5 millones de visitantes (incluyendo los turistas nacionales) visitan el último telón de acero del mundo. La zona, completamente minada y vigilada también se ha convertido en un enclave ecológico único en el mundo. La zona no ha sido pisada por humanos durante más de 60 años, lo que ha dado lugar a la conservación de numerosas especies, especialmente las de aves.

Una visitante a la zona fronteriza entre las dos Coreas.
Una visitante a la zona fronteriza entre las dos Coreas.

El gobierno de Corea del Sur ya ha realizado inspecciones en tres posibles ubicaciones: Go-sung Gun, Chul-won Gun y  Paju-si. Hasta ahora, el gobierno surcoreano no se atreve a detallar las características y el tipo de actividades que ha pensado para el emplazamiento porque desea un consenso con su vecino de Corea del Norte.

Con 14 millones de visitas al año, la separación de las dos Coreas es uno de los emplazamientos que despierta mayor interés entre los extranjeros que visitan Corea del Sur. Hasta el año 2008, los turistas de ese país podían visitar las montañas de Corea del Norte en su zona fronteriza, aunque siempre estuvieron prohibidos los contactos con pobladores.

Mensajes de paz en las verjas fronterizas de las dos Coreas.

Mensajes de paz en la verja fronteriza de las dos Coreas.

"No hay razones para difundir el turismo norcoreano en Corea del Sur. Los paquetes turísticos destinados a las visitas de la Montaña Kum-gang situada en Corea del Norte, actualmente están suspendidos debido al tiroteo mortal ocurrido en julio de 2008, en el cual falleció una turista surcoreana", explica el embajador surcoreano en Madrid.

Actualmente, Seúl intenta reconducir las relaciones. Ha propuesto reanudar las reuniones entre familiares octogenarios separados por la frontera (están prohibidas las cartas y las llamadas) y retomar las visitas turísticas a las montañas norcoreanas paralizadas desde 2008. Será el primer paso de un largo camino que desde Seúl esperan recorrer. Corea ha sido una nación durante más de 5.000 años. Sesenta años de separación no son nada.