Siete ciudades para recibir el Año Nuevo sin preocuparse por el frío

Un millón de personas se concentran en la bahía de Sídney para recibir al Año Nuevo. Foto: Wikipedia.

Siete ciudades para recibir el Año Nuevo sin preocuparse por el frío

No hay que sufrir por las bajas temperaturas en Nochevieja. En estos siete lugares del mundo el clima más agradable abre la puerta a fiestas en las calles

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

11/12/2019 - 19:05h

Recibir al Año Nuevo en el hemisferio norte, o en gran parte de él, carga con el estigma de tener que soportar temperaturas glaciales, que fastidian tanto la elegancia para vestirse como los deseos de festejar en las calles.

Pero el mundo es demasiado grande para tener que pasar por este suplicio climático, por eso sugerimos disfrutar la fiesta de la Nochevieja en ciudades que están recibiendo al verano o que cuentan de temperaturas templadas o cálidas todo el año.

Sídney

Sí, hay más personas en el puerto de Sídney esperando al Año Nuevo que las que se juntan en Times Square: más de un millón de residentes y turistas miran atentamente al Puente del Puerto y a la famosa ópera para ver el despliegue de fuegos artificiales, uno de los más ruidosos y vistosos del mundo. Y breve: dura sólo 12 minutos, uno por cada mes del año entrante, pero la artillería hace temblar las ventanas.

[Para leer más: Las mejores ciudades para celebrar Año Nuevo en Europa]

Fuegos artificiales en Sídney. Foto: Wikipedia.

Fuegos artificiales en Sídney. Foto: Wikipedia.

El punto culminante es la lluvia de 1.100 fuegos artificiales que iluminan el puente, en un diseño visual que cambia año a año.

Si uno quiere evitar las multitudes, lo mejor es alquilar una embarcación y disfrutar de un palco privilegiado en las aguas de la bahía.

Dubái

A esta ciudad le encanta ostentar récords, y en el 2013 quebró los registros del mayor espectáculo de fuegos artificiales, hasta que fue desplazado por Filipinas en el 2016.

Uno de los mejores balcones para ver el espectáculo de fuegos artificiales de Dubái es en el bar The Lounge, en el piso 122 del edificio más alto del mundo

Sin embargo los dubaitíes no se quedan de brazos cruzados y mantienen la tradición de lanzar kilos y kilos de pirotecnia, que se ven mejor que nunca desde el bar The Lounge, en el piso 122 del Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo.

Los edificios más emblemáticos de Dubái iluminados por la pirotecnia. Foto: Madinat Jumeirah

Los edificios más emblemáticos de Dubái iluminados por la pirotecnia. Foto: Madinat Jumeirah

Otra alternativa es cenar en alguno de los sofisticados restaurantes o ir a bailar a los clubes nocturnos de la ciudad, como el Cavalli Club Dubai, o participar en las actividades que se organizan en el Dubai Mall, el centro comercial más grande del planeta.

Ciudad del Cabo

Las fiestas en la ciudad más importante de Sudáfrica son interesantes para conocer la diversidad cultural del país.

A lo largo del paseo marítimo Victoria & Albert se presentan espectáculos musicales desde la tarde, con grupos de rock hasta cantantes líricos.

Los fuegos artificiales iluminan la costa y también la imponente silueta de la Table Mountain, desde donde también se pueden obtener magníficas vistas de las celebraciones populares.

Ya que se está allí, se sugiere que a los días siguientes se organicen paseos por los viñedos de la región, rebosantes de color en el verano austral.

Nuevos colores bajo la Table Mountain. Foto: Aeropuerto de Ciudad del Cabo.

Nuevos colores bajo la Table Mountain. Foto: Aeropuerto de Ciudad del Cabo.

Buenos Aires

Para Año Nuevo los porteños suelen juntarse a cenar en casas de familiares o amigos. Pero antes de las 24:00 todo el mundo sale a la calle a lanzar fuegos artificiales. En los barrios los vecinos sacan altavoces para organizar bailes, si es que no están desde hace horas compartiendo las cenas en largas mesas.

Festejos bajo el Planetario, en Buenos Aires.

Festejos bajo el Planetario, en Buenos Aires.

En tanto, en el elegante Puerto Madero se concentra el mayor despliegue de fuegos artificiales.

En Buenos Aires los vecinos de los barrios suelen esquivar al calor organizando la cena de Nochevieja en largas mesas en las calles

En la Ciudad de la Plata, a 60 km, es costumbre que se quemen muñecos de tres a cinco metros de altura, que pueden ser personajes de dibujos animados o políticos. En su interior están cargados con petardos y cohetes, como una especie de fiesta fallera del Río de la Plata.

Río de Janeiro

Si las fiestas en Sídney son multitudinarias, en Río de Janeiro son el doble de grandes. Más de dos millones de personas llegan hasta las playas de Copacabana, Ipanema o Leblon para ver el despliegue de fuegos artificiales, entre los que lanzan el gobierno municipal, las asociaciones barriales y cualquier persona que tenga ganas de ver explosiones en el cielo.

[Para leer más: Para el Año Nuevo Japón nunca olvida sus tradiciones]

Todo el mundo va vestido de blanco, y en los primeros minutos del 1 de enero muchas personas se lanzan al mar para sortear, como marca la tradición, siete olas y en las que hay que pedir siete deseos.

Río de Janeiro acoge la celebración más multitudinaria. Foto: Ayuntamiento de Río de Janeiro.

Río de Janeiro acoge la celebración más multitudinaria. Foto: Ayuntamiento de Río de Janeiro.

También se pueden ver a practicantes de los cultos de candomblé que depositan coronas de flores y barcas con velas en homenaje a Yemanjá, la diosa que recuerda a la Virgen María.

Es tanta la gente que la red de transporte colapsa, por lo que miles de personas llegan desde el mediodía a las playas, cargados de pequeños refrigeradores con comida y bebida, y pasan el resto del día de fiesta.

Bangkok

En Bangkok no hay frío o verano, sino estaciones secas o de lluvias. El Año Nuevo se encuentra en la primera, y la capital de Tailandia lo recibe con una animada oferta de fiestas en discotecas y restaurantes.

Desde los 265 metros de altura en que se encuentran los restaurantes del hotel Lebua, en Bangkok, se pueden tener vistas de 360 grados de los festejos en la ciudad

Los festejos populares se concentran en la Plaza Central World, o en los alrededores del centro comercial Asiatique, junto al río Chao Phraya.

En Bangkok se puede festejar en los restaurantes del hotel Lebua. Foto: Hotel Lebua.

En Bangkok se puede festejar en los restaurantes del hotel Lebua. Foto: Hotel Lebua.

Pero una opción más sofisticada es llegar al hotel Lebua, donde a 265 metros de altura presenta una media docena de bares y restaurantes como el Sirocco, el Al Fresco 64 y el Mezzaluna, que permiten tener una vista de 360 grados de la ciudad bajo el estruendo de los fuegos artificiales.

Kiribati

¿Qué tiene de particular un grupo de atolones en el medio del Pacífico Sur, diseminados en tres millones de kilómetros cuadrados? Pues que son los primeros sitios habitados que recibirán el Año Nuevo.

El archipiélago de Kiribati será el primer lugar que recibirá el Año Nuevo. Foto: Ramona Mona Denton - Pixabay.

El archipiélago de Kiribati será el primer lugar que recibirá el Año Nuevo. Foto: Ramona Mona Denton - Pixabay.

Y si hay que buscar al lugar donde se descorchará el primer champagne, será en la minúscula Isla de Navidad, también conocida como Kirimati, que se encuentra justo en la línea del cambio de horario.

El lugar tiene todo que cabe esperar de estos paraísos tropicales: arenas blancas, aguas transparentes, y selvas frondosas. Y si se quiere prolongar la fiesta, cabría alquilar una embarcación y poner rumbo a Hawái, a casi 3.000 kilómetros al norte. Para cuando se llegue, todavía estarán en el 31 de diciembre.