Siete ciudades que revelan sus secretos bajo el agua

Bajo las aguas de este embalse de Huesca se esconde el pueblo de Mediano. Foto: Pixabay.

Siete ciudades que revelan sus secretos bajo el agua

Ciudades milenarias y otras modernas, sumergidas por catástrofes naturales o acciones del hombre, todas ellas se pueden visitar haciendo buceo

Business Insider España

Barcelona

09/11/2019 - 11:00h

Al hablar de ciudades bajo el agua, es inevitable pensar en la Atlántida, la poderosa isla descrita por Platón que terminó sepultada por el mar. Y que no ha dejado de seducir desde entonces, con debates aún sobre su existencia real o no. Más allá ella, existen en el mundo un buen número de ciudades sumergidas bajo el agua de las que sí se puede dar constancia.

Es el caso de Alejandría, sin duda la más famosa de todas. Fundada por Alejandro Magno, la magnitud de sus edificios fue tal, que el peso de los mismos hizo que la conocida como La Ciudad de los Mil Palacios terminara hundiéndose bajo las aguas.

[Para leer más: Lo último del Camino de Santiago: hacerlo buceando]

Si bien pocas ruinas acuáticas pueden hacer sombra a la ciudad egipcia, lo cierto es que en otras partes del mundo, incluido nuestro país, también pueden verse ciudades y localidades cubiertas por el agua.

En general la mayoría de ellas se vieron inundadas como consecuencia de la construcción de embalses o vías acuáticas.

Pero esto no les resta valor como destino único, curioso y bello de ver. Aquí tienes siete ciudades sumergidas bajo el agua que puedes visitar.

1. Ciudad sumergida de Shicheng, China

Bajo las aguas del lago Qiandao, al este de China, se localizan las ruinas de ciudades y poblados que en el pasado pertenecieron a los condados de Chun'an y Sui'an.

Muchas de las ciudades ocultas bajo el agua quedaron inundadas por la construcción de embalses o vías acuáticas

Las poblaciones fueron sumergidas en 1957, cuando por aquel entonces el gobierno del país decidió construir en la zona una central hidroeléctrica destinada a abastecer a núcleos urbanos como Shanghái y Hangzhóu.

 


Inmersión en el lago Qiandao. Fuente: Carolyn y Lawrence Wang.

Actualmente el lugar ha dejado de producir energía, convirtiéndose en un destino turístico en parte por la magia que despierta la existencia de la ciudad sumergida.

También conocido como el Lago de las Mil Islas, sorprende saber que lo que ahora parecen un sinfín de islotes son en realidad picos de elevaciones montañosas que desaparecieron al sumergir el territorio.

"Si bajamos el nivel del agua unos 30 metros, la ciudad sumergida no sólo verá la luz del día, sino que Shicheng se revelará al mundo como un nuevo Machu Picchu", afirmaba un funcionario local de Hangzhou, en declaraciones recogidas por National Geographic

En cuanto a las ruinas de Shicheng, la temperatura anual del agua, entre los 10 y 20 grados centígrados, ha permitido que las poblaciones sumergidas se encuentren en un estado asombroso de conservación, tal y como pudieron comprobar varios submarinistas de un equipo de arqueología subacuática de la revista Chinese National Geography.

Bajo el agua pueden contemplarse la puerta de entrada a la ciudad, figuras talladas de animales mitológicos en los edificios o un impresionante arco de la dinastía Qing.

2. Kalyazin, Rusia

Para ver las ruinas sumergidas de la antigua ciudad de Kayazin en Rusia no es necesario contar con conocimientos de buceo, y es que el campanario de su catedral se alza impresionante por encima de las aguas.

Si bien la ciudad llegaba a conocer un desarrollo significativo en el pasado, tras la revolución de 1917 comenzó a dejar de ser un núcleo comercial destacado y a perder poder.

[Para leer más: Jordania te invita a bucear entre tanques y helicópteros]

Como resultado de ello, en 1940 gran parte de la ciudad se vio sumergida debido a la construcción del embalse Úglich y su población fue trasladada a un lugar más elevado.

 El campanario de la ciudad de Kalyazin. Foto: Maxpixel.net
El campanario de la ciudad de Kalyazin. Foto: Maxpixel.net

Los restos de su monasterio y del campanario yacen sumergidos desde entonces, creando la impresionante vista que provoca la catedral de San Nicolás surgiendo por encima de las aguas.

3. Sant Romà de Sau, España

Mucho más cerca es posible observar otro campanario surgiendo impertérrito de las aguas.

Se trata de la iglesia de Sant Romà de Sau, un pueblo del municipio de Vilanova de Sau en la comarca de Osona, en Cataluña, que a principios de los sesenta fue inundado con motivo de la construcción de un embalse.

El pueblo de Vilanova de Sau, en la comarca de Osona, fue inundado por la construcción de un embalse

Por aquel entonces el lugar contaba con algunas casas además de un puente y una iglesia románica. El campanario la Iglesia de Sant Romà de Sau aparece sobre las aguas cuando el embalse no está a sus máximos niveles.

Sant Romà de Sau, pueblo sumergido en Osona, Cataluña. Foto: josep bracons Flicrk
Sant Romà de Sau, un pueblo sumergido en la comarca catalana de Osona. Foto: Josep Bracons-Flickr.

Pero no solo eso, durante épocas de sequía es posible incluso visitar la totalidad de las ruinas que por la falta de agua quedan totalmente al descubierto.

4. Mediano, España

También en nuestro país, pero esta vez en Huesca, un pueblo inundado debido a la construcción de un pantano permite observar parte de sus edificios por encima de la superficie del agua.

Se trata del pueblo de Mediano, que en 1969 fue sumergido por completo como resultado del embalse construido en la zona.

[Para leer más: Los seis mejores destinos para practicar buceo]

Si bien la noticia no fue publicada en aquel entonces, parece que los habitantes de la localidad debieron salir forzosamente de sus casas, cuando estas comenzaron a inundarse al haber sido abiertas las puertas del embalse sin haber sido previamente avisados.

mediano, pueblo sumergido en  huesca. Foto: Kom Bo Flickr
Del pueblo de Mediano solo queda el campanario sobre la superficie. Foto: Kom Bo - Flickr.

Todos los edificios desaparecieron bajo la corriente menos el campanario de la iglesia, del siglo XVII, que aún permanece a la vista de todos sobre las aguas del pantano de Mediano.

5. Port Royal, Jamaica

Port Royal fue durante el siglo XVII la sede del gobierno británico en Jamaica. Pero, más allá de esto, si por algo ha pasado a la historia es por haber sido conocida como "la ciudad más malvada de la historia" o la "Sodoma del Nuevo Mundo" al haberse convertido en un enclave predilecto para piratas y forajidos.

Port Royal, en Jamaica, fue destruida por un tsunami, que luego la sepultó bajo las aguas. Muchos vieron un castigo bíblico por su fama de refugio de piratas en el siglo XVIII

La ciudad se coloca como una de las regiones más antiguas de Jamaica y guarda parte de su patrimonio; aunque parte de este permanece bajo el mar. Esto se debe a que la ciudad de Port Royal fue destruida y sumergida por un tsunami que en 1692 terminó con dos tercios del lugar.

Restos sumergido de Port Royal, en Jamaica.
Restos sumergido de Port Royal, en Jamaica.

Si bien la ciudad tragada por el mar no se mantiene en un estado óptimo de conservación, las aguas que rodean Port Royal "son una mina de oro arqueológica virtual, llena de piezas de historia que hablan de la vida cotidiana en los primeros días de la ocupación inglesa", tal y como describe la página de Turismo de Jamaica.

6. Los Pueblos Perdidos de Ontario, Canadá

Los Pueblos Perdidos hace mención a un total de 10 localidades canadienses, pertenecientes a los antiguos municipios de Cornwall y Osnabruck, en Ontario, que fueron sumergidas con motivo de la construcción de una vía marítima en 1958.

En la actualidad, desde algunas zonas es posible contemplar por encima del agua parte de las aceras o de los edificios que conformaban estos lugares.

Pueblos perdidos de Ontario
Una lancha navega encima de una carretera cerca de los Pueblos Perdidos de Ontario.

Además, para mantener su recuerdo vivo, se llevó a cabo la construcción de un museo dedicado a los pueblos sumergidos. Entre sus piezas expuesta, cuenta con algunos edificios extraídos de las localidades antes de ser sumergidas y restaurados de manera similar a como estaban antes de las inundaciones.

7. Pavlopetri, Grecia

Paviopetri se coloca como la ciudad bajo el agua más antigua de la historia. Ubicada en la costa sur de Laconia, en Grecia, su inundación se remonta 5.000 años atrás y supone un yacimiento arqueológico de gran valor desde que fuera descubierta en 1967.

Paviopetri, en Grecia es la ciudad sumergida más antigua de la historia

"Es un hallazgo único en el sentido de que hemos encontrado en el lecho marino una ciudad casi completa, con calles, edificios, jardines, tumbas y lo que parece un complejo religioso", aseguraba Jon Henderson de la Universidad de Nottigham tras algunos descubrimientos en 2009, según recogía entonces la BBC.

 


Buceo y reconstrucción del pueblo griego de Pavlopetri. Fuente: Universidad de Notthingham.

Es posible visitarla y se incluye entre las rutas de ruinas acuáticas disponibles en la zona del Peloponeso.

 

Noticia original de Business Insider. Autor: Cristina Fernández​ Esteban