Siete mercadillos para vivir una Navidad diferente

El mercadillo cubierto de Zúrich es el más grande de Europa.

Siete mercadillos para vivir una Navidad diferente

La tradición de los mercadillos navideños persiste en las ciudades más importantes de Europa, un despliegue de luces, comidas típicas y artesanías

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

29/11/2018 - 18:51h

En las plazas principales de las ciudades más importantes de Europa vuelve una de las tradiciones más recomendadas del fin de año: los mercadillos de Navidad. El despliegue de luces, paradas, artesanías, espectáculos y platos típicos es una cita que, pese al frío, no se puede perder.

El próximo festivo en España es una oportunidad para los amantes de las escapadas para descubrir estos mercadillos, de los que presentamos algunos de los más importantes para tener en cuenta.

Praga

En la plaza central de la ciudad vieja se despliega el tradicional mercado de Yuletide, para mantener la fama que tiene Praga de ser una de las ciudades más bonitas para pasar las Navidades.

No muy lejos hay otro mercado, el de la Plaza de Wenceslao, que no tiene nada que envidiarle en su despliegue.

En Praga se erigen árboles decorados con ámbar y adornos con cristales de Bohemia

Los árboles de Navidad que se erigen cuentan con piezas de ámbar y cristales de Bohemia, que brillan mientras los visitantes beben vino caliente con jamón y pan de jengibre. Para seguir las costumbres, un trago de aguamiel ayuda a mitigar el frío y expiar algunos pecados, dicen los entendidos.

tzoo.blog .ChristmasMarkets.Prague.091015

Budapest

La adoquinada plaza Vörösmarty de Budapest presenta uno de los espectáculos navideños más divertidos. El inmenso Café Gerebeaud, a un lado de la plaza, se transforma en un gigantesco calendario donde una ventana se abre cada día a las 17:00 horas, en la que se descubren pinturas relacionadas con la festividad y se entregan golosinas a los asistentes.

En el lugar hay que saborear los gofres, el pan dulce con sabor a canela, el estofado con vísceras de gallo y el vino caliente mientras se recorren las paradas que venden artesanías en madera u otros materiales, todas rigurosamente controladas por la Asociación de Artistas Populares de Hungría.

budapest

Hamburgo

El mercado de Hamburgo, conocido como Weihnachtsmarkt, revoluciona la plaza de Rathausplatz con artesanías y panificados horneados en el momento.

hamburgo

Un trineo volador con Papá Noel y sus renos surca tres veces por día el Weihnachtsmarkt de Hamburgo

Como toque extravagante, un Papá Noel volador pasa por el mercado histórico tres veces por día, que en realidad es un trineo colgado de unos cables, y que en su parte inferior despliega una barcaza donde una mujer (¿sería una elfa?) saluda al público desde las alturas.

Berlín

El Weihnachtsmärkte, que en su memoria guarda el atentado de 2016, mantiene su magia y conserva su estatus de uno de los mercadillos más importantes del continente.

Los productos tradicionales de repostería se suelen degustar con aguamiel y vino caliente con especias, mientras se van mirando un inabarcable catálogo de productos navideños y recuerdos.

Hay como 250 puestos por descubrir, por lo que una forma de cambiar de ambiente es patinar sobre hielo en la cercana Potsdamer Platz.

berlin

Viena

El Christkindlmarkt se monta a mediados de noviembre frente a la fachada gótica del Ayuntamiento vienés, donde 150 paradas con forma de cabaña presentan recuerdos artesanales en medio de los aromas de la canela, las castañas asadas y el ponche.

En la plaza frente al Ayuntamiento de Viena es posible patinar sobre hielo luego de pasear por las 150 paradas del mercadillo

Los paseos en carruaje por la plaza, así como el patinaje sobre hielo en una pista de 3.000 metros cuadrados, son algunas de las tradiciones que los vieneses suelen practicar en sus visitas.

viena

Zúrich

La ciudad más importante de Suiza tiene un mercadillo navideño en su casco antiguo, llamado Christkindlimarkt, que está rodeado por elegantes tiendas de ropa de marcas de lujo.

El que se encuentra dentro de la principal estación de trenes de la ciudad, está considerado como uno de los mercadillos navideños cubiertos más grandes de Europa. Además de los 150 puestos, destaca por la postal que presenta el árbol decorado por Swarovski.

zurich

Barcelona

Dejamos para el final a Barcelona, donde entre los varios mercadillos de la ciudad destaca el más antiguo y tradicional, la Feria de Santa Lucía, frente a la Catedral.

Las 300 paradas despliegan toda la parafernalia necesaria para armar árboles y pesebres, hasta un buen arsenal de golosinas, castañas y chuches.

Entre los productos más divertidos que se pueden encontrar está el caganer, la figura realizando sus necesidades fisiológicas que puede tener la figura del tradicional pastor catalán, o de político, actor, futbolista o del famoso de turno.

barcelona