Siete museos donde la arquitectura es la protagonista

El diseño del Museo Guggenheim de Bilbao es un símbolo de la ciudad. Foto: Jennifer Martin - Unsplash.

Siete museos donde la arquitectura es la protagonista

La arquitectura de estos museos casi eclipsa al valioso legado que guarda sus salas

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

26/09/2019 - 13:57h

La visita a un museo no se limita a las obras de arte, históricas o de diseño que tienen en sus vitrinas. El edificio también es parte del patrimonio, y en ocasiones, termina adquiriendo una importancia más grande que el contenido del centro cultural.

En este viaje por el mundo descubrimos siete museos en los que los arquitectos se han esmerado en diseñar un edificio que sintetiza belleza, audacia en las formas, funcionalidad y una presencia que, en muchos casos, se convierte en el nuevo icono de la ciudad. Algo de lo que en Bilbao saben mucho.

Museo del Diseño Holon, Tel Aviv

En un suburbio de Tel Aviv se despliega el Museo de Diseño Holon, el primero de Israel dedicado al diseño, obra de los arquitectos Ron Arad y Bruno Asa.

PikiWiki Israel 10494 Design Museum  Holon

Caracterizado por su estructura de líneas curvas, como un arco iris en movimiento continuo, permite conocer el pasado y el futuro del diseño en el pequeño país del Mediterráneo oriental.

El Museo de Diseño Holon, ubicado en la cosmopolita Tel Aviv, es el primero dedicado a estas artes en Israel

También alberga una biblioteca, un teatro y una cinemateca que lo convirtieron en un nuevo foco de cultura en la ciudad más cosmopolita de Israel.

Museo del Mañana, Río de Janeiro

No se trata de un museo tradicional con objetos del pasado, sino de un centro generador de ideas y tendencias.

Este es el Museo del Mañana, una estructura de 15.000 metros cuadrados que se encuentra en un muelle que avanza hacia el mar, y formó parte de la renovación de la zona portuaria de Río de Janeiro para los Juegos Olímpicos de 2016.

museo man ana 16 643x397

[Para leer más: Por qué Río de Janeiro merece ser Capital Mundial de la Arquitectura]

Diseñado por Santiago Calatrava, su forma recuerda al esqueleto de un pescado, donde las ‘espinas solares’ y el lucernario en forma de ventilador permiten aprovechar las condiciones climáticas.

Museo Zeitz, Ciudad del Cabo

Este es el museo más grande que abrió en el último siglo en África. El Museo Zeitz de Arte Contemporáneo fue diseñado por Heatherwick Studio, que recicló una estructura de un antiguo silo de granos en un espacio de 9.500 metros cuadrados divididos en nueve pisos.

zeitz

Tanto las galerías como el atrio de centro están rodeados por una estructura de 42 tubos que encapsulan al edificio de hormigón, que con una inteligente distribución despliega 80 galerías de arte, un jardín con esculturas, y diversas dependencias como un restaurante, una librería, salas de lectura, y las instalaciones de centros de enseñanza y capacitación artística.

Ciudad de Vino, Bordeaux

No pretende ser un museo tradicional, sino que la Ciudad del Vino aspira a ser un centro de degustación, descubrimiento histórico y que se vincule con la cultura y el paisaje de Burdeos.

La Cité du Vin o cómo Burdeos se sumó a la vanguardia arquitectónica. Foto Anaka.

Anouk Legendre y Nicolas Desmazières, sus creadores, diseñaron un edificio metálico de 55 metros de altura al borde del río Garona, con 13.350 metros cuadrados y con forma de decantador de vino.

[Para leer más: Burdeos abre las puertas a su Ciudad del Vino]

Su estructura interior, de líneas curvas y con un abundante uso de la madera, cuenta con espacios expositivos, áreas de degustaciones, jardines y salas de lectura.

Museo del Diseño, Londres

Es lógico que un centro dedicado a las creaciones industriales y artísticas tengan un edificio que presuma de innovación y modernidad. Este es el caso del Museo del Diseño de Londres.

1024px Design Museum, Kensington 2

Emplazado en el edificio que albergaba el Instituto del Commonwealth, fue recubierto por una estructura parabólica de cobre, con paneles de cristal a modo de paredes exteriores y con los interiores reformados para ganar amplitud.

Atención al detalle de la escalinata a la sala principal, rediseñada como si fuera el teclado de un piano.

Museo Blau, Barcelona

En un principio se llamo Edificio Fórum, porque era uno de los puntos más importantes del Fórum de las Culturas que Barcelona organizó en 2004. Pero desde que allí se trasladó el Museo de Ciencias Naturales se transformó en el Museo Blau.

De forma triangular, las paredes rugosas y de un azul intenso del Museo Blau recuerdan al Mediterráneo

Diseñado por el estudio Herzog & Meuron, es un edificio con forma de triángulo equilátero, con 180 metros de lado y 25 de altura, que parece flotar a pesar de tener 17 puntos de apoyo, algunos camuflados bajo paneles de vidrio.

Museu de Ciències Naturals de Barcelona

Además la estratégica ubicación de claraboyas permite el paso de la luz natural por debajo de la estructura.

Su pared rugosa y el color azul intenso fueron inspirados en el Mediterráneo, que se encuentra a pocos pasos del museo.

Museo Guggenheim, Bilbao

Este recorrido cierra con un museo cuya arquitectura se hizo tan famosa que se convirtió en el nuevo símbolo de la ciudad. Se trata del Museo Guggenheim de Bilbao, diseñado por Frank Gehry.

[Para leer más: Bilbao, tradiciones y modernidad a la vera de la ría]

La idea del famoso arquitecto fue crear un edificio que con sus formas curvas recubiertas de piedra caliza, planchas de titanio y cortinas de cristal, recuerde a una embarcación encallada en la ría de Bilbao.

La icónica silueta del Museo Guggenheim de Bilbao. / JPChM

El edificio tiene una superficie total de 24.000 metros cuadrados, de los que más de 10.000 corresponden a espacios para muestras (la mayor cantidad de España).