Siete paraísos de glamping para escapar del frío

A 1.200 km de Perth (Australia), Ningaloo Lighthouse Holiday Park es uno de los lugares más remotos del planeta.

Siete paraísos de glamping para escapar del frío

Costa Rica, Brasil, Namibia, Tanzania, Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda acogen las opciones de glamping más exóticas para huir del frío

Aún con la resaca de turrones, polvorones y demás excesos navideños, comienza a apetecer recoger el árbol, colgar la bufanda y los guantes y darse un capricho en forma de escapada exótica y, sobre todo, a un destino cálido. Si añadimos a la ecuación entornos naturales y establecimientos respetuosos con el medio ambiente, el resultado es el glamping.

Seleccionamos en el catálogo de Pitchup, la plataforma líder en búsqueda y reserva de alojamientos al aire libre, siete establecimientos que van de Costa Rica a Nueva Zelanda, pasando por Brasil, Namibia, Tanzania, Sudáfrica y Australia, y que ofrecen propiedades únicas en parajes de naturaleza salvaje sin descuidar las comodidades que ofrece esta innovadora fórmula de alojamiento.

Si alguna vez has soñado con pasar las vacaciones en medio de una selva tropical, Lirio Lodge en Costa Rica es tu destino

1. Vacaciones en la selva costaricense

Si alguna vez has soñado con pasar las vacaciones en medio de una selva tropical, Lirio Lodge es tu destino. Se trata de un espectacular paraíso de vida silvestre ubicado en la reserva Pacuare, en el canal Madre de Dios, junto al Parque Nacional Tortuguero y cerca de las playas de la provincia de Limón en el Caribe de Costa Rica.

Costa Rica. Lirio Lodge.
Lirio Lodge, Costa Rica.

La diversión comienza antes incluso de llegar, puesto que el acceso a este recóndito paraje constituye la primera aventura del viaje. Tras atravesar una plantación de plátanos a través de un sendero de grava, nos embarcamos en un bote que nos conduce a Lirio Lodge.

La imponente montaña Spitzkoppe –conocida como el ‘monte Cervino de África’- preside las vistas desde Spitzkoppe Tented Camp, un paraje tan alucinante que lo mejor es llegar con la cámara de fotos preparada

Una vez en las cabañas, se puede explorar el bosque circundante en bicicleta o realizar paseos en boteo kayak para contemplar la vida silvestre de los canales de Tortuguero, avistar especies únicas como la tortuga verde, la tortuga carey o la tortuga baula, así como mamíferos y aves, desde jaguares a majestuosas garzas agamí.

Pescar con lugareños, disfrutar de una comida en el restaurante sobre el agua de Lirio Lodge, bañarse en la playa, integrarse en la vida como un local más son otras de las opciones, sin olvidar el placer de no hacer absolutamente nada en medio de una selva amazónica.

2. Frenesí fotográfico en Namibia

La imponente montaña Spitzkoppe –conocida como el ‘monte Cervino de África’- preside la reserva natural Grosse Spitzkoppe y también las vistas desde Spitzkoppe Tented Camp, un paraje tan alucinante que lo mejor es llegar con la cámara de fotos preparada.

Namibia. Spitzkoppe.
Spitzkoppe Tented Camp. Namibia. 

En el entorno del establecimiento, totalmente integrado en la naturaleza, abundan increíbles formaciones rocosas, yacimientos arqueológicos, pinturas rupestres y cuevas escondidas en el desierto.

En Tanzania, Ngorongoro Forest Tented Lodge es un lujoso camping que logra fusionar las noches bajo el cielo estrellado más puro con las comodidades de un safari lodge

Los más aventureros pueden decantarse por la escalada libre o el ciclismo, o bien por un recorrido en vehículos adaptados a través de las montañas, el bosque y las arenas circundantes.

3. Vida salvaje en Tanzania

A 40 minutos en coche del cráter de Ngorongoro de Tanzania se encuentra Ngorongoro Forest Tented Lodge, un lujoso camping que logra fusionar las noches bajo el cielo estrellado más puro con las comodidades de un safari lodge.

Tanzania. Ngorongoro.
Las instalaciones de Ngorongoro Forest Tented Lodge son de auténtico lujo.​Tanzania. 

El vecino cráter es el mayor hogar de leones del mundo, pero también acoge grandes poblaciones de ñus, cebras, gacelas y búfalos, cuyas migraciones anuales integran un espectáculo formidable. Mientras tanto, en las praderas de color verde azulado descansan guepardos, leopardos y elefantes, además de leones.

Ningaloo Lighthouse Holiday Park es un mágico recinto junto a la playa desde el que disfrutar de espectaculares atardeceres mientras se divisan ballenas jorobadas, que suelen nadar muy cerca de la costa

El establecimiento en sí es otro de los grandes atractivos: un desayuno en la terraza privada o una cena con binoculares para no perderse la actividad de los animales al atardecer se suman al relax en el jacuzzi o el encanto de la fogata comunitaria donde entrar en contacto con personas locales, escuchar sus historias y admirar sus bailes tradicionales, entre otros.

Tanzania   Ngorongoro.

4. El destino más remoto del planeta

Ningaloo Lighthouse Holiday Park es, seguramente, uno de los lugares más remotos del planeta. Este tranquilo remanso de paz en el oeste de Australia se sitúa a más de 1.200 kilómetros al norte de Perth.

El faro Vlaming Head da nombre a este mágico recinto junto a la playa desde el que se puede disfrutar de unos espectaculares atardeceres admirando la exótica fauna local, compuesta por emús, águilas y lagartos, e incluso ballenas jorobadas, que suelen nadar muy cerca de la costa.

Vistas Ningaloo Lighthouse Holiday Park. Australia.
Vistas Ningaloo Lighthouse Holiday Park. Australia.

El agua es uno de sus principales reclamos: desde el mismo camping se puede practicar snorkel y submarinismo, además de aprender a hacer surf en una de las mecas mundiales de este deporte.

Para los que opten por un plan más tranquilo, el establecimiento pone a su disposición material de pesca y lanchas en alquiler, además de barbacoas de gas para degustar los manjares del océano Índico.

5. Aventuras entre los árboles en Brasil

A 20 kilómetros al norte de la localidad de Canela, en el sur de Brasil, se ubica el Parque da Cachoeira, un exuberante edén con bosques, piscinas naturales e impresionantes cascadas en el río Cará.

Tras cruzar el puente de hierro conocido como Passo do Inferno –mucho menos aterrador que lo que su nombre indica-, el Parque da Cachoeira ofrece todo tipo de actividades para disfrutar del entorno, como senderismo, rapel, tirolinas y bungee jumping.

Parque da Cachoeira. Brasil.
Parque da Cachoeira. Brasil.

En medio de la selva, el establecimiento no destaca especialmente por sus instalaciones lujosas, pero sus cabañas garantizan una estancia confortable donde no falta el acceso a internet.

6. Hospitalidad irlandesa en Nueva Zelanda

La hospitalidad y sus genuinos bares son dos de las señas de identidad más reconocidas de los irlandeses. Y en el complejo Donegal House Irish Hotel, situado casi en las antípodas de Irlanda, no faltan ninguna de las dos, sumadas al encanto de la fascinante naturaleza neozelandesa.

Nueva Zelanda. Donegal House.
Entre lagos y montañas se alza Donegal House, en Nueva Zelanda.

El Donegal House está a escasos kilómetros de los majestuosos parajes montañosos del sendero Fyffe-Palmer o de la cascada del arroyo Oahu. En la zona también se pueden ver focas y avistar ballenas, además de nadar con delfines; todo, antes de regresar a tomar una pinta de Guinness al calor de una hoguera.

7. La más exótica: dormir en un zapato gigante

Conduciendo por la R36 en Ohrigstad, una pequeña ciudad al norte de Lydenburg en la provincia de Limpopo, Sudáfrica, nos guía hasta el destino una enorme bota de ladrillos. Hemos llegado a Op-i-Plaas Bush Camp.

Creado y dirigido por un artista local, cuenta también con tienda donde se pueden adquirir sus obras. Sin embargo, los mayores atractivos están a su alrededor: las cuevas de Echo, a tan solo diez minutos, y las montañas Drakensberg, que ofrecen un sinfín de actividades como paseos a caballo, rafting o tirolesa. Una pista más: sus cielos estrellados son sencillamente sublimes.

Sudáfrica. Op i Plaas.
Imposible que resulte indiferente: Op i Plaas, en Sudáfrica.