Siete paseos comerciales para amantes de las tendencias

En Toronto una antigua destilería de whisy se convirtió en un micro barrio de comercios y restaurantes.

Siete paseos comerciales para amantes de las tendencias

Más que aprovechar las rebajas, se trata de descubrir estos siete paseos comerciales en el mundo que se caracterizan por su oferta de tiendas vanguardistas

Llega la temporada de rebajas, y las multitudes se agolpan en las tiendas de las grandes cadenas y en las calles más populares. Pero hay pequeños paseos comerciales que escapan al radar de las masas, sitios donde se encuentran tiendas de diseño, bares y restaurantes de cocinas del mundo o veganas, cervecerías artesanales y todo aquello que enamora a los buscadores de tendencias.

Nueva Holanda, San Petersburgo

Aquí no encontrarás ninguna muñeca rusa. No hay tiendas de recuerdos en el barrio de Nueva Holanda, en San Petersburgo, un complejo de antiguos edificios industriales en una isla triangular rodeada de canales, que se convirtió en un motor del arte local.

En el centro se encuentra La Botella, una antigua prisión naval reconvertida en un complejo de viviendas, oficinas y comercios a tener en cuenta, como joyerías y tiendas de ropa. En el centro se suelen organizar conciertos, muestras de cine, y durante los fríos meses de invierno se puede conocer la pista de patinaje sobre hielo.

Bottle House 1

Sant Antoni, Barcelona

La reapertura del mercado, tras años de obras, fue la coronación de un rápido proceso de reconversión que está atravesando el barrio de Sant Antoni, encajado como una cuña entre el Raval y la avenida del Paralelo. Con las nuevas instalaciones el Ayuntamiento diseñó una super-isla donde es posible caminar sin el agobio de los coches.

En el barrio crecieron como setas los bares de diseño, impulsados en parte por los proyectos gastronómicos de Albert Adrià con los hermanos Iglesias, como Enigma, Hoja Santa, Tickets, Bodega 1900 y Niño Viejo. A no perder de vista el pequeño Bar Calders y la gigantesca Fábrica Moritz.

En estas calles conviven las tiendas de toda la vida con comercios que pueden ser de decoración retro como El Recibidor o Tur Quesh, tiendas orgánicas y gourmet como Entrelatas, y cada vez más locales de coleccionismo o dedicados a bicicletas.

bar calders

Al norte de Montmartre, París

En las poco conocidas calles Hermel y Versigy, al norte de este barrio que supo ser el más bohemio de París, se concentran una multitud de tiendas de gastronomía en pocos metros. En Boulangerie de Paris se encuentran frutas orgánicas, pan recién horneado y pasteles, mientras que en Les Fines Gueles se ofrecen recomendados patés y jamones.

Si se trata de buscar quesos, el problema es saber por cuál decidirse en la Fromagerie du Bas-Montmartre, que seguramente deberá ser acompañado por un vino de Rouge aux Levres o una cerveza artesanal de la Bièrothèque Belge.

queso montmartre

La Destilería, Toronto

La antigua destilería de whisky Victorian renació como un pequeño barrio con diez calles peatonales, llenas de comercios y restaurantes.

Los propietarios dejaron claro que no querían franquicias, por lo que el lugar es una cantera de pequeños comercios independientes: desde diseñadores de ropa o joyas a tiendas de recuerdos insólitos, así como fabricantes de velas o productores de cerveza artesanal.

Si hay que comer pero se dispone por poco tiempo, se sugiere pasar por Brick Street Bakery y probar sus bocadillos.

distillery

Leiden, Países Bajos

En realidad es una ciudad más que un barrio, pero como es de un tamaño pequeño, vale la inclusión. Cercana a La Haya, Leiden –y sobre todo la calle Haarlemmerstraat- cuenta con una combinación de pastelerías artesanales, tiendas de ropa de diseñadores emergentes, galerías de arte, comercios de muebles vintage y queserías.

Otra gran calle comercial es Breestraat, con delicatessen, vinotecas, librerías y anticuarios.

Los miércoles y sábados hay mercadillo de ropa y comidas en Nieuwe Rijncon, que le dan un toque más animado a esta ciudad de casas tradicionales que se asoman a los canales.

Haarlemmerstraat

Karolinenviertel, Hamburgo

Fuera del casco antiguo de esta ciudad del norte de Alemania se encuentra el barrio de Karolinenviertel. Te darás cuenta que estás allí por sus paredes llenas de arte urbano (o sea, grafitis), sus tiendas de discos como Fischkopp-Plattenshop o Grove City y las tiendas de ropa que pueden ser para un público amante del diseño (atención a Sium) como los que prefieren vestir ropas holgadas y sudaderas. O si se prefiere el estilo retro, que vaya a Hot Dogs

En Happenpappen se pueden reponer fuerzas de la caminata con su propuesta de café especializado en comidas veganas pero abundantes.

karolinien

Nørrebro, Copenhagen

Este barrio es una de las mecas de las tendencias en la capital danesa, y allí hay que dirigirse a la calle Jægersborggade, abundante en cafeterías, restaurante y comercios boutique.

Por ejemplo están desde los productos frescos y delicatessen de La Dispensa a los cafés orgánicos y de comercio justo de Coffee Collective.

En Vanishing Point hay diseñadores que crean desde joyas a jerseys o juegos de vajilla, mientras que en CMYK se despliega una interesante propuesta de obras de artistas emergentes. Como toque extraño pero bienvenido está la tienda Beyond Coffee, que vende deliciosas setas que crecen gracias a un fertilizante elaborado con restos de café.

Jægersborggade