Un sindicato minoritario jaquea los museos de Barcelona

Pancarta en una de las huelgas en la Fundació Tàpies.

Un sindicato minoritario jaquea los museos de Barcelona

UGT y CCOO pactan con el Ayuntamiento las mejoras en las condiciones de los empleados de los museos, pero el sindicato SUT llama a bloquear el acuerdo

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

03/05/2018 - 13:32h

La ola de huelgas en los principales museos de Barcelona parecía tener fin tras el acuerdo firmado entre UGT, CCOO, las empresas contratistas y el Ayuntamiento de la ciudad, pero un sindicato minoritario rechaza el pacto y anuncia que volverá a realizar un paro de actividades en diferentes espacios culturales.

Qué establece el acuerdo

El acuerdo establece que los servicios de atención al público y mediación de los museos tendrán como referencia el Convenio Colectivo del Ocio Educativo y Sociocultural.

Además se establecieron las condiciones para determinar los precios y las dotaciones de los concursos de los servicios externos en estos centros culturales.

Reclamos de los sindicatos

Desde hace varios meses, los trabajadores de la empresa Magmacultura y los de Ciut'art, que prestan sus servicios en museos como el Picasso, la Fundació Tàpies, el CCCB, el Museu del Disseny o la Fundació Miró, han convocado diferentes jornadas de huelga en demanda de "mejores condiciones laborales".

Para los dos sindicatos, "la rebaja de los derechos laborales ha sido especialmente sangrante en el caso de externalizaciones a través de empresas multiservicios, que no respetan los convenios sectoriales para aumentar sus beneficios". Según fuentes sindicales, con este nuevo convenio se pondrá fin a esta situación.

Un sindicato lo rechaza

Pero el sindicato minoritario Solidaridad y Unidad de los Trabajadores (SUT) rechazó el acuerdo, y dijo que convocarán a una nueva huelga en el Museo Picasso, el CCCB, el Macba y la Sala Ciudad. Inclusive en la asamblea que se realiza este jueves se planteará la posibilidad de realizar una huelga indefinida.

Para SUT, el acuerdo alcanzado es “cosmético” y aseguró que no resuelve “gran parte de las problemáticas reales por las que se movilizan las plantillas”.

Críticas de la patronal

Este sindicato afirma que el pacto en realidad sirve para “proteger la cuota de mercado de las empresas asociadas a la Acellec (Asociación Catalana de Empresas del Ocio, la Educación y la Cultura) en las licitaciones” del ayuntamiento de Barcelona.

Esta patronal protestó por la decisión de este sindicato, que llama a boicotear un acuerdo “que es único en todo el Estado y que es fruto de dos años de negociaciones, para dignificar las condiciones laborales y de servicios del sector”.