Marbella apuesta por Starlite para recuperar el glamour

El escenario principal de Starlite se ubica en el paraje natural de la cantera de Nagüeles.

Marbella apuesta por Starlite para recuperar el glamour

El festival creado para la ‘gente guapa’ espera superar los 200.000 visitantes y 80 millones de euros de impacto económico

Superados los desencuentros con la anterior corporación municipal de Marbella, que llevaron a los promotores de Starlite a buscar destinos alternativos, el festival inaugura su séptima edición el próximo 11 de julio con la que prevé superar los 200.000 visitantes y 80 millones de euros de impacto económico.

Sting, Pet Shop Boys, Luis Miguel, Luis Fonsi, Maná, Juanes, Steven Tyler, James Blunt, Jamiroquai, Il Divo o Texas son algunas de las figuras internacionales que pasarán por su escenario hasta el próximo 25 de agosto.

La escena nacional estará representada, entre otros, por artistas como Pablo Alborán, David Bisbal, Serrat, Miguel Ríos, Rosario, Rosana, Maíta Vende Cá, Sara Baras, Juan Magán, José Manuel Soto o Estopa.

80 millones de euros en juego

En total, Starlite, el autoproclamado “mejor festival boutique de Europa” acogerá más de 40 conciertos del 11 de julio al 25 de agosto entre los que también habrá espacio para formaciones poco convencionales en la concepción de un cartel boutique, como Los Cantajuegos, y a los que se sumarán sesiones de música electrónica en el escenario Sessions.

Sandra García-Sanjuán, presidenta y creadora del festival junto a Ignacio Maluquer, señala precisamente “el eclecticismo y la apuesta por un público más amplio y familiar” como causas de la consolidación de Starlite en sus seis años de vida.

Grandes cifras acompañan a la organización de esta cita. Desde comienzos de 2012 ha generado alrededor de 5.000 puestos de trabajo -800 en el último año- y ha congregado a más de 800.000 asistentes en un total de 130 conciertos.

Solo en 2017 su impacto económico superó los 80 millones de euros, según cifras auditadas por PriceWaterhouseCoopers, lo que le sitúa en el cuarto puesto del ranking nacional de los festivales con mayor impacto directo estimado por asistente, solo por detrás de Primavera Sound, Sónar y la Feria de Sevilla.

Desde comienzos de 2012 Starlite ha generado alrededor de 5.000 puestos de trabajo -800 en el último año- y ha congregado a más de 800.000 asistentes en un total de 130 conciertos

El trasiego de celebrities y su traducción en minutos en televisión y páginas en revistas del corazón o los millones de impresiones en redes sociales que colocan el foco sobre Marbella –el festival cifra en 40 millones de euros la valoración mediática nacional e internacional- son otros de los activos del festival.

Está por ver, sin embargo, que el destino logre recuperar el glamour de su época dorada, aquella en la que la jet set se movía entre la excentricidad y lo kitsch y los famosos acudían por el puro placer de estar –y no bajo las estipulaciones de los estrictos contratos que se manejan hoy-.

ESCENARIO LUCES
Elton John, Enrique Iglesias, Alejandro Sanz o Plácido Domingo han pasado por Starlite.

Starlite se queda en Marbella

Los 203.542 asistentes registrados en 2017 son el punto de partida de la actual edición, señalan desde la organización del festival, que ha reiterado su apuesta por la ciudad de Marbella tras algunos desencuentros vividos entre la organización y la anterior corporación municipal.

De hecho, el pasado septiembre, el gobierno de PP, solo un mes después de tomar posesión de la Alcaldía de Marbella tras una moción de censura, escenificó su apoyo total al festival –cuyos organizadores habían dejado la puerta abierta al traslado del proyecto a otro destino- a través de su declaración como Festival de Interés Municipal.

También prometió una prórroga de 10 años, ya autorizada por la Junta de Andalucía, para el uso del auditorio de la Cantera de Nagüeles por nueve años más, ampliable en periodos de hasta 10 años, con el que trata de amarrar Starlite. Un festival que de que resaltan fuentes del consistorio “tanto su capacidad para generar empleo como su impacto económico y mediático”.

Concepto boutique

Alejado de la masificación y enclavado en un entorno enclave natural rodeado de naturaleza, que cuenta con una acústica admirable, Starlite se concibe como un festival particular, en cierto modo exclusivo, cuyo principal atractivo pasa por tener para solo 3.000 asistentes a artistas que normalmente actúan para decenas de miles de personas.

Pero la oferta va más allá de los conciertos e incluye también sesiones de música electrónica, una cuidada oferta gastronómica y una zona comercial con marcas de moda, ocio, cosmética, complementos o tecnología, donde también pueden adquirirse productos de diseño exclusivo para Starlite firmados por Antonio Banderas, Alejandro Sanz, Naomi Campbell o Valeria Mazza.

La atracción de celebridades es otro de los puntos fuertes de Starlite.
La atracción de celebridades es uno de los puntos fuertes de Starlite

La experiencia se puede mejorar a golpe de talonario, por ejemplo, reservando uno de sus exclusivos palcos, a 12 metros del escenario, y que promete un servicio Premium, así como el  encuentro con personalidades del mundo de la empresa, la cultura y el deporte.

La aventura empresarial dará a finales de año el salto a la pantalla grande. La productora Visual3 está en proceso de producción de una película sobre esta forma de entender el negocio de la música en vivo que prevé estrenar el próximo mes de noviembre.

La productora Visual3 está en proceso de producción de una película sobre el formato de Starlite que prevé estrenar el próximo mes de noviembre

Dimensión solidaria

Otra de las claves del festival, sostiene su fundadora, “es la cuestión solidaria”. Starlite se jacta de haber donado 2,75 millones de euros a través de la Fundación Starlite desde sus inicios, cuando el evento se reducía a la Gala Starlite, organizada en colaboración con Antonio Banderas con la finalidad de recaudar recursos para diferentes proyectos.

“Fue a raíz de la dimensión que empezó a tomar la gala cuando se buscó incrementar la rentabilidad a través de aumentar el cartel de actuaciones los días previos y posteriores”, apuntan desde el festival.

La gala benéfica, el próximo 11 de agosto, y de nuevo con Banderas y García-Sanjuán como anfitriones, tendrá su complemento solidario en la presente edición del festival el viernes 17 de agosto con el concierto Homenaje a las mujeres.

Artistas femeninas de diferentes estilos y corrientes musicales, como Sole Giménez, la Mari, Lorena Gómez, Aitana o Ana Guerra se unirán en el escenario con un fin común: obtener beneficios para la Fundación Quiero Trabajo, que tiene por finalidad ayudar a mujeres a encontrar empleo.

Starlite celebrities
Starlite celebrará este año un concierto a beneficio de la Fundación Quiero Trabajo.

Cap Roig

Aunque defienden el carácter exclusivo y diferencial de su evento, lo cierto es que el concepto Starlite recuerda otras citas, entre las que destacan el Festival Cap Roig, en Girona, promovido por la Fundación La Caixa.

Con un impacto económico de 15 millones de euros y 220 puestos de trabajo anuales según datos de la consultora Pwc, en su pasada edición batió récords de asistencia con casi 50.000 espectadores y el cartel de entradas agotadas en 20 conciertos.  

En Europa existen otros ejemplos de festivales boutique entre los que se cuentan el recientemente celebrado Farr Festival, en Hertfordshire, Reino Unido; Meadows in the mountains, en la Montañas Ródope, Bulgaria; o el Dekmantel Selectors, en Tino, Croacia.