Suecia se convierte en el restaurante más grande del mundo

Suecia convierte a sus bosques en restaurantes.

Suecia se convierte en el restaurante más grande del mundo

Suecia invita a una experiencia gastronómica en sus bosques, donde cuatro chefs de estrellas Michelin asesoran en la preparación de los platos

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

18/01/2019 - 17:28h

Suecia presume que tiene el restaurante más grande del mundo, con 450.000 kilómetros cuadrados. Claro que tiene trampa, se refiere a su superficie, que en su mayor parte son bosques, y en ellos presenta mesas con kits de cocina e ingredientes para combinar una experiencia gastronómica en medio de la naturaleza.

La iniciativa se llama El país comestible, y es impulsado por el organismo Visit Sweden. En siete puntos del país, desde el archipiélago de Estocolmo a las costas pedregosas del oeste, y desde la provincia sureña de Skane a la gélida Laponia se despliega una mesa de madera con banquetas.

Chef Jacob Holmström. Photo Ingmar Sthlm
El chef Jacob Holmström, estrella Michelin, en los bosques de Suecia (Ingmar Sthlm).

Parecería que no es nada del otro mundo. Pero para la fecha que se haga la reserva allí estará esperando un set de cocina, elementos para hacer fuego y una canasta con ingredientes para preparar alguna de las nueve recetas sugeridas.

Platos preparados por estrellas Michelin

Los menús, que varían de acuerdo a las estaciones, fueron elaborados por cuatro chefs con estrellas Michelin suecos: Titti Qvarnström, Niklas Ekstedt, Jacob Holmström y Anton Bjuhr.

Entre los platos que se pueden preparar se encuentran la carne recién ahumada con setas, bayas de enebro y vinagrera; caldo del bosque con perca escalfada y mantequilla de hierbas a la parrilla o migas de bellota y avellana con compota de frutas y bayas.

Los países nórdicos tienen una larga tradición de ‘cocina salvaje’, basada en ingredientes que se encuentran en la naturaleza

Otras opciones con pez blanco a la brasa y hojas verdes, hierbas salteadas en mantequilla y perca a la plancha con compota.

Image 12 Foto Cred August Dellert
Los ingredientes son propios de los bosques y lagos suecos (August Dellert).

La tradición de la cocina salvaje

La propuesta se encuadra en una larga tradición de la gastronomía nórdica, llamada ‘cocina salvaje’. Es la costumbre de salir a caminar por bosques recogiendo setas, frutos secos y otros vegetales, pescar o comprar carne en un poblado, y prepararlo en la naturaleza. De hecho, los senderistas cada vez que van de excursión van provistos de guías de plantas y hongos, además de algún cuchillo para extraerlos.

“El 96% del territorio del país está deshabitado y es de fácil acceso. La naturaleza nos provee de muchos ingredientes y queremos compartirlo con el mundo, al mismo tiempo que descubren los paisajes suecos”, describe Jennie Skogsborn Missuna, directiva del organismo Visit Sweden.

Por un coste adicional se puede contratar un servicio de guía para acompañar en las excursiones con la experiencia gastronómica

“Las horas que he pasado en el bosque me convencieron que la cocina en la naturaleza, con los ingredientes que te provee, es el corazón de la gastronomía sueca”, detalla Niklas Ekstedt, propietario de un restaurante que desde 2013 ostenta una estrella Michelin.

 

Las mesas y el kit de cocina y alimentos se puede reservar desde mayo a septiembre. Por un precio adicional se puede contratar a guías locales para que, además de enseñar a preparar platos según la costumbre de cada región, explique las características del paraje en donde se realiza la comida.