Sumérgete en la primavera de los jardines más bonitos del mundo

Cada año florecen 7 millones de bulbos en Keukenhof​. Foto Pixabay

Sumérgete en la primavera de los jardines más bonitos del mundo

A través de webcams y visitas virtuales paseamos por algunos de los más hermosos parques del hemisferio norte entre tulipanes, orquídeas y cerezos en flor

Mar Nuevo

Madrid

03/04/2020 - 18:42h

Ni el frío ni las nevadas a destiempo ni, por supuesto, la cuarentena más estricta pueden detener el avance de la primavera. Orquídeas, tulipanes y cerezos, entre otras muchas especies, explotan de color en los jardines más hermosos del mundo. Puede que este año no logremos aspirar sus fragancias pero, gracias a estos tours virtuales, sí podremos pasear entre millones de flores.

Del jardín de Claude Monet en Giverny al parque de Keukenhof​ en los Países Bajos pasando por los jardines botánicos de Oxford y Hawái, estas son las mejores formas de darse un baño de primavera sin moverse de casa.

[Para leer más: Viaje a las floraciones más espectaculares de Europa]

Keukenhof, Países Bajos

Lo fantástico de este parque, considerado el más grande del mundo, en el que florecen cada año nada menos que siete millones de flores de 800 especies, es que podemos visitarlo cada año y encontrarlo siempre diferente.

 

Un equipo de 40 jardineros se encarga desde el mes de octubre de diseñar senderos y recorridos en la gran superficie del parque y cada año cambian de temática, que este año es “Un mundo de colores”.

La inusual ausencia de visitantes ha llevado a los responsables del parque a diseñar una serie de recorridos virtuales mediante videos grabados en sus más de 32 hectáreas de extensión. Además, a través de sus redes sociales podemos seguir los avances de la primavera y la floración de la diferentes especies de tulipanes.

Jardín Botánico de los EEUU en Washington

Ubicado en Washington y administrado por el Congreso de los EEUU, este jardín botánico cuenta con unas 26.000 plantas además de un gran invernadero dividido en varias cámaras que representan diferentes hábitats.

Abierto en 1850, es también el más antiguo del país, y también estos días sigue abierto, aunque ahora recibe virtualmente a sus visitantes a través de una visita de Google Street View y también vídeos que permiten explorar, por ejemplo, el invernadero de orquídeas, en plena efervescencia.

 

Las ya habituales clases semanales de yoga y meditación también se mantienen, eso sí, online y abiertas solo a los primeros 500 participantes.

Washington es además muy conocido por la floración de sus cerezos, que se celebra en el muy concurrido National Cherry Blossom Festival (atrae anualmente a 1,5 millones de personas). Cancelado este año, los organizadores, junto al Servicio Nacional de Parques han puesto en marcha la BloomCam, una cámara que enfoca a los árboles y que rota cada 60 segundos para ofrecer diferentes vistas.  

[Para leer más: Así son los ocho jardines botánicos más espectaculares del mundo]

Jardín Botánico de Oxford

Fundado nada menos que en 1621 es uno de los jardines científicos más antiguos del mundo. En cinco siglos de funcionamiento ha reunido una extensa y muy diversa colección de plantas, con 5.000 especies que se extienden en casi dos hectáreas de terreno.

Botanical Gardens, Oxford. Foto Wikimedia Commons.

Botanical Gardens, Oxford. Foto: Wikimedia Commons.

Su recorrido virtual permite conocer las tres secciones del jardín, entre ellas los siete invernaderos, que recrean todo tipo de condiciones climáticas, desde la selva tropical al más árido desierto. Entre los más curiosos, el invernadero de plantas carnívoras, el de lirios de agua o el de palmeras.

Jardín Botánico Tropical de Hawái

Más exótico -o directamente tropical- podemos sumergirnos en el Jardín Botánico Tropical de Hawái, que se extiende en una superficie de 6,8 hectáreas a lo largo de la ruta panorámica 19, en Pāpa'ikou (Hawái).

Aunque no es muy antiguo (en 1977 Dan J. Lutkeshouse compró una propiedad que después transformó en jardín y que abrió al público en 1984), cuenta con más de 2.000 especies de plantas, incluidas más de 80 de heliconias y bromelias, además de palmeras, cocoteros y mangos.

 

Un gran número de cascadas, arroyos y un paseo marítimo en la costa del Pacífico hacen de la visita toda una experiencia relajante, también virtual, a través de este tour.

Jardín Claude Monet

Cuenta la leyenda que Claude Monet se enamoró de la localidad francesa de Giverny desde la ventanilla de un tren. Inmediatamente decidió mudarse allí y crear sus propios jardines para poder pintarlos sin parar, algo que hizo durante los 30 últimos años de su vida, dejando un legado de obras que incluye la serie Nenúfares, con 250 pinturas entre las que se cuenta El estanque de Ninfeas, una de sus grandes pinturas, de 1889 y actualmente en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York.

Jardín de Monet en Giverny. Foto Adora Goodenough Unsplash

Jardín de Monet en Giverny. Foto: Adora Goodenough  Unsplash.

Aquí se pueden recorrer los jardines.

Cerezos en flor en todo el mundo

Esta recopilación de Google Earth ofrece un fascinante viaje por los cerezos en flor del mundo que arranca, como no podía ser de otra manera, en Japón, concretamente en Tokio, en el paseo de cerezos junto al río Meguro que se ilumina al atardecer.

Pasa también por Miharu, en la en la prefectura de Fukushima, para mostrarnos un viejo cerezo llorón con 1.000 años de vida y salta a Brasil, concretamente al parque de Curitiba, la ciudad con mayor concentración de japoneses fuera de Japón que cuenta con un jardín de cerezos que florece en julio.

Paseo sobre el río Meguro, Tokio. Foto Jenna Neal | Unsplash.

Paseo sobre el río Meguro, Tokio. Foto Jenna Neal | Unsplash.

El viaje continúa en Kungsträdgården, el parque que reúne la mayor cantidad de cerezos de Estocolmo; Navaconcejo, en el cacereño valle del Jerte, donde se celebra anualmente la fiesta del Cerezo en Flor; y Gyeonghwayeog, la estación de ferrocarril en Jinhae (Corea del Sur), donde se forma un túnel natural de unos 800 m formado por las ramas de los cerezos florecidos.

El Queen Elizabeth Park, en Vancouver (Canadá), el Real Jardín Botánico de Kew, en Londres (Reino Unido) y el ya mencionado festival del cerezo en flor en Washington completan este paseo de sakura.