Estas son las nuevas tendencias de la cocina británica

Cocina tradicional con un toque de vanguardia en The Ivy City Garden.

Estas son las nuevas tendencias de la cocina británica

La cocina de las islas británicas innova sin dejar su raíz tradicional. Nuevas tendencias que sorprenden a quien quiera experimentar nuevos sabores

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

09/10/2017 - 04:55h

La moda vegana

Sí, el universo vegano se expande por todas las latitudes, y el Reino Unido no iba a ser la excepción. Como gran ciudad cosmopolita que es Londres, aquí no se puede hablar de cocina británica sino de cocina mundial, y un buen ejemplo es la propuesta vegana de Club Mexicana, que presenta tacos de carne asada que en realidad están elaborados con trigo y maíz. En la ciudad también se encuentra The Vurger​ Co, donde la carne es reemplazada por hamvurguesas veganas que, en realidad, son una base de verduras, semillas, frutos secos y legumbres. Por lo visto el experimento da buen resultado, porque un grupo de financistas ha aportado 340.000 euros para su expansión en el país.

vurger co
Las hamburguesas veganas de Vurger Co.

En Birmingham se encuentra Natural Healthy Foods, que combina la comida naturista con recetas de Sri Lanja como el curry dhal. Algo similar a la propuesta de Grumpy Panda, que ofrece comidas sin carne pero imitando a los clásicos y pantagruélicos platos de Estados Unidos.

El imperio del dulce

Los mejores helados no son patrimonio de Italia. En la calle Greek, el barrio de Soho, el Chin Chin Club se ha convertido en una de las heladerías de moda de Londres. Y eso que empezó como un pequeño puesto en Cadmen Town. Allí se puede probar un clásicos de culto como el Brownwich, o novedades como el Choux-wich: un sándwich helado de masa choux con pistachos iraníes y helado de aceite de oliva.

También en el Soho abrió sus puertas Maître Choux, que busca heredar el éxito de su primera cafetería y pastelería francesa en South Kensington especializada en éclairs, choux y chouquettes (profiteroles de masa choux sin relleno cubiertos de azúcar perlado). Al frente del local de la calle Dean Street se encuentra Joakim Prat, fue antiguo maestro pastelero en el desaparecido Can Fabes, el restaurante de tres estrellas Michelin de Santi Santamaria en Sant Celoni.

maitre choux
Los selectos pastelles de Maître Choux.

En Glasgow, la chocolatería especializada de Escocia Coro abrió su segundo local que replica las recetas de Edimburgo, con creaciones de cacao que van desde gofres cubiertos de pretzel hasta crepes y tartas de queso.

Comer en jardines

Con el pésimo clima que tienen en las islas británicas, los muy creativos británicos idearon el jardín de invierno, para disfrutar de una comida entre plantas y con luz diurna y sin morir de frío.

En una antigua mansión del centro de Londres se encuentra Petersham Nurseries Covent Garden, sucursal del local de Surrey que ha obtenido una estrella Michelin. El amplio local cuenta con una tienda delicatesen, otra de artículos de hogar y jardinería, una bodega y una floristería, todo rodeado de un patio que rebosa verdor. Sus dos restaurantes, The Petersham y La Goccia, acaban de inaugurarse.

Petersham nurseries
Si el clima ayuda, se puede comer en los jardines del Petersham Nurseries.

Este verano Londres también ha dado la bienvenida a la nueva filial de Ivy Collection, The Ivy City Garden, en Dashwood House, en los jardines de Bishopsgate. El menú cuenta con los favoritos clásicos de The Ivy, como la legendaria bomba de chocolate con salsa de caramelo caliente, además de una nueva y exclusiva fuente de solomillo Wellington a la trufa para cuatro. El comedor privado con vistas al jardín acoge hasta 30 comensales.

La reivindicación de la cocina regional

El mito que los británicos tienen una pésima cocina sigue flotando, pero para quitarse los perjuicios nada mejor que probar los platos clásicos del GBR (Great British Restaurant) del Dukes Hotel de Londres. Allí se puede degustar el desayuno inglés completo GBR, y para comer o cenar, parfait de foie de pato con pudin Yorkshire y cebolla caramelizada. Los postres también respetan los favoritos de siempre, como el bizcocho de melaza con natillas.

Otro local que celebra la cocina nacional de Reino Unido es el bar y restaurante escocés Ardnamurchan, en el centro de Glasgow. Especializado en comidas y bebidas escocesas, sus propietarios consiguen productos artesanales de las islas y las Tierras Altas escocesas. Lo recomendado: probar alguno de los más de 50 whiskies escoceses que atesora su bodega.

GBR
Masas, té y champagne: un ágape con estilo en el GBR.

Por su parte, el galardonado chef galés Tom Simmons coloca los productos de Gales en el punto de mira con la apertura de su primera aventura gastronómica en el puente de la Torre de Londres. El propósito de su menú es utilizar productos galeses siempre que sea posible, pero la cocina mezcla influencias francesas, británicas y galesas, incluyendo platos clásicos de su tierra, como el cawl, o guiso de cordero, berberechos en adobo y mayonesa de pan de laver (una delicia de algas).