Tenía que ser en Tokio: llega el primer jardín botánico digital

Ya está abierto el primer jardín botánico digital. Foto: Yomiuri Land

Tenía que ser en Tokio: llega el primer jardín botánico digital

Hana Biyori es un nuevo concepto de jardín botánico que combina plantas y tecnología para crear arte digital

Mar Nuevo

Madrid

29/06/2020 - 17:51h

Montañas rusas de alta velocidad, atracciones temáticas, una noria con vistas al monte Fuji, impresionantes espectáculos de luz y enormes piscinas no eran suficientes para Yomiuriland, el famoso y querido parque de atracciones de Tokio que acaba de inaugurar un nuevo y original espacio en el que da una vuelta de tuerca al concepto de jardín botánico.

Era una de las novedades de la primavera en Tokio pero la llegada de la Covid-19 retrasó su estreno. Por fin abre sus puertas Hana Biyori, una explosión de naturaleza, color y tecnología que abre paso a una nueva experiencia para los sentidos.

[Para leer más: Una base de submarinos nazi se reinventa como centro de arte digital]

Hana Biyori

Un invernadero con 1.500 m2 acoge el jardín, que cuenta con más de 300 arañas florales o, lo que es lo mismo, grandes cestas cargas de plantas y flores suspendidas en el aire, que la convierten en una de las colecciones más importantes del área de Kantō, formada por Tokio y otras prefecturas.

Hasta 20 proyectores participan en el espectáculo de imagen y sonido

Hasta 20 proyectores participan en el espectáculo de imagen y sonido. Imagen: Yomiuri Land.

Lo verdaderamente especial, sin embargo, no es la cantidad y belleza de las plantas y flores sino la innovadora forma en que se presentan. Una vez dentro, con las luces apagadas y el invernadero en penumbras, arranca una vanguardista proyección de mapping que ilumina a través de 20 proyectores diferentes los conjuntos con vivos colores, llevando la atención del espectador de un lado a otro, formando caprichosos conjuntos y formas mientras pájaros y pétalos cobran vida y danzan por las paredes y el suelo.

Flores y arte digital

Se trata de la primera instalación permanente en Japón que combina flores naturales y la tecnología de proyección, según Go Tokyo, el portal oficial de turismo de Japón, por lo que es “una experiencia que no se parece a nada que se haya visto antes”.

Y esto, en el país que creó que museo que convierte al visitante en artista dando lugar al primer espacio de arte totalmente digital del mundo, el Centro de Arte Digital Mori, no es decir poco.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de すこ@小平 (@scorpion.uchida) el

Con una puesta en escena tiene como objetivo la creación de un espacio totalmente inmersivo a través de la fusión de tecnologías de imagen y sonido, el espectáculo tiene además la capacidad de variar las proyecciones en función de las emociones que consigue detectar en los espectadores.

Acuario virtual y nutrias muy reales

Además, el invernadero posee una cafetería -de la franquicia Starbucks- que permite disfrutar de su ambiente natural y relajado y sus grandes espacios, de nuevo rodeados de arreglos florales naturales, así como una tienda donde adquirir plantas, flores y algún que otro recuerdo.

También entre sus instalaciones se cuenta un acuario de ocho metros que recrea el fondo del mar y, mucho más real, el hábitat de un grupo de nutrias asiáticas al cuidado del personal del jardín, donde se puede conocer algo más de estos mamíferos mientras se observan en vivo.

Cafetería. Foto Yomiuriland

La cafetería de Hana Biyori es un Starbucks. Foto: Yomiuriland.

Al salir del pabellón Hana Biyori y atravesar un precioso laberinto de flores que cambia de tonalidad según la estación, el relax continúa en un hermoso jardín japonés en el que se alzan las puertas que un día estuvieron en el exterior del Palacio Imperial de Kioto, así como una estatua budista reconocida como Patrimonio Cultural.