Cinco terrazas de lujo para disfrutar del verano en Barcelona

El verano es ideal para disfrutar de las terrazas de Barcelona. Foto: Mandarin Oriental.

Cinco terrazas de lujo para disfrutar del verano en Barcelona

Presentamos las propuestas de cócteles, tapas y música en las terrazas de cinco hoteles de lujo de Barcelona, para huir del calor de la manera más elegante

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

06/07/2019 - 15:05h

Hay que buscar una válvula de escape al calor, y una de las más interesantes es subir a algunas de las terrazas de los hoteles de Barcelona para disfrutar de un cóctel y aprovechar el fresco que corre en las alturas.

Durante julio, agosto y parte de septiembre estos cinco hoteles del centro de Barcelona despliegan interesantes propuestas gastronómicas, y cada uno le da un toque para diferenciarse: pueden ser los cócteles de autor, sus platos de cocina mediterránea o internacional, ciclos de música y hasta clases de yoga.

Granados 83

La pequeña terraza del Granados 83, del grupo Derby, brinda una intimidad que se agradece. Este hotel boutique de 67 habitaciones tiene una piscina y una barra donde se elaboran delicadas tapas y platos ligeros para descubrir junto con una copa.

La carta de cócteles en la Terraza 8 tiene influencias de los aperitivos italianos, una propuesta para probar al atardecer antes de la cena, precisa Francesca Bordin, Responsable de Restauración.

grandos2
Veneziano y Francés, dos cócteles de autor de Terrace 8 entre varios platos y tapas. Foto: Lys Ortega.

Entre las preparaciones más interesantes recomendamos el Veneziano (select, cava, soda, oliva y piel de limón) y el Francés (lillet, cava, piel de naranja y lima), dos opciones refrescantes que tienen un suave paso de alcohol.

Los cócteles de Terraza 8 tiene una interesante influencia de la tradición de los aperitivos italianos

Otras opciones son el clásico Negroni, el Americano o el Torinese, pero también se puede conocer su amplia variedad de gin tónics o los cócteles de toda la vida.

Esta temporada hay una carta de tapas nuevas como el exquisito foie gras ‘Le Gourmet Quercynois’ con confitura de fresa y vermut, la ensaladilla rusa y el jamón ibérico de bellota.

[Para leer más: Las mejores terrazas de Palma para las noches de verano]

Además estas semanas se ofrece una propuesta de chips con miel y curry, olivas rellenas, berberechos con salsa Espinaler, mejillones en escabeche y una bebida a 10 euros por persona.

granados7
La terraza del Granados 83 presenta una reinterpretación de los cócteles clásicos. Foto: JP Chuet.

Además del paso por la Terrace 8, se recomienda dar una vuelta por el lobby y el patio interior del hotel para admirar la valiosa colección de arte antiguo y oriental del Granados 83, que van desde estatuas de dioses de la India hasta mosaicos romanos.

Casa Fuster

Cuando Lluís Domènech i Montaner diseñó el palacete modernista su propietario Mariano Fuster solicitó que el inmueble cerrara el extremo oeste del Paseo de Gràcia. ¿El motivo?: que su futura esposa Consuelo Fabra i Puig pudiera tener las mejores vistas de la calle más elegante de Barcelona.

[Para leer más: Casa Fuster redescubre las raíces de la cocina modernista]

Esas mismas vistas se pueden disfrutar desde la terraza de este hotel de cinco estrellas, uno de los pocos hoteles de lujo de la ciudad que se encuentran en un edificios emblemático.

terrazas 4
Casa Fuster tiene uno de los mejores miradores sobre el Paseo de Gràcia. Foto: JP Chuet.

Casa Fuster cuenta con varios espacios gastronómicos, cada uno con su cuerpo de profesionales propio, describe su gerente general Joan Carles Casanovas: el Café Vienés de la planta baja, el restaurante Panot en la primera planta, y en la terraza hay un cuerpo de chefs y bartenders dispuestos a ofrecer selectas preparaciones mientras se ve cómo el sol cae por detrás de la sierra de Collserola.

Los domingos en la terraza de Casa Fuster se organizan sesiones de DJ mientras se ve el atardecer

Hay que tomarse varios minutos para decidirse en la variada carta de cócteles clásicos, pero en estas ocasiones quizás es mejor probar algo distinto, como la selección especial de la casa.

fuster8
Piña Cubana y Barcelona Sling, dos preparaciones recomendadas del Casa Fuster. Foto: JP Chuet.

Allí se encuentran preparaciones como La Rosa de Sant Jordi (vodka Grey Goose premium, lima y sirope de rosas), el refrescante Piña Cubana (Bacardi Carta Blanca, lima, piña y azúcar), el Fierísimo (jerez, Martini Fiero y zumo de naranja), el Brumble Edition (gin Bombay Saphire, licor de moras, azúcar y limón) y el Barcelona Sling (gin Bombay Saphire, Cherry brandy, lima, azúcar y soda), este último una reinterpretación del clásico Singapur Sling.

Si hay indecisión con qué acompañar estas bebidas se puede elegir el menú de tapas El Mirador, que por 38 euros por persona despliegan platillos como calamares a la andaluza, patatas bravas Casa Fuster, croquetas de pollo rustido con jamón ibérico, mejillones en salsa de suquet y salmorejo con caballa en escabeche.

Claris

La Terraza del Claris fue una de las pioneras hace 25 años en abrir el terrado con una propuesta gastronómica, y sigue con su propuesta de mantener un restaurante y un bar abierto todo el año.

Allí está la dirección del chef Aurelio Morales (una estrella Michelin por el restaurante Cebo en el Urban de Madrid) y la ejecución del cocinero Daniel Hernández, que proponen platos que representan un viaje por la gastronomía española.

TerrazaClaris Noche
La Terraza del Claris durante la noche. Foto: Hotel Claris.

Por ejemplo es posible probar los sabores de Cantabria con anchoa, lavanda y picón; de Asturias con la croqueta de leche fresca, compango y almeja fina; de Castilla León con el trabajo sobre cerdo ibérico de Guijuelo; La Mancha con un huevo, azafrán, torreznos y caviar; y de Baleares con el arroz brut de sobrasada; entre otros.

Los chefs Aurelio Morales y Daniel Hernández proponen un viaje por la gastronomía española en sus preparaciones en la Terraza del Claris

Para acompañar estas preparaciones se pueden probar algunos de los cócteles y aperitivos de Daniel Madeddu, como el Bagués Spritz o el Banke Spritz, el The Caesar, una copa Astoria, un combinado Urban, un Arai, un Claris o un Grand Derby Bellini.

TerrazaClaris CroquetaAsturiana
Croqueta asturiana, una de las preparaciones de Aurelio Morales. Foto: Hotel Claris.

El Palace

El hotel Palace, que en las calles se lo sigue conociendo como El Ritz, tiene una de las terrazas más grandes de la ciudad: 1.500 metros cuadrados con una vista de 360 grados desde el centro de Barcelona.

ElPalace PiscinaJardinDiana Noche
Piscina del Jardín Diana durante la noche. Foto: Hotel Palace.

En este atalaya privilegiado se encuentran cinco espacios diferenciados. Uno es la piscina y dos de ellos son las pérgolas Sagrada Familia y Ciutadella, espacios que tienen un aire decimonónico en sus estatuas y plantas como cítricos, orquídeas y árboles frutales.

[Para leer más: Hotel Palace: cien años marcando la elegancia en Barcelona]

En el centro está el Jardín Diana, que durante el verano se convierte en un oasis urbano. Allí se despliega un menú de tapas de autor y cocina mediterránea, así como una selección de cócteles creativos y sesiones de DJs.

El Palace tiene una de las terrazas más grandes de la ciudad. Allí se organizan ciclos de DJs y los martes hay sesiones matinales de yoga

Algunos aperitivos recomendados son The Golden Trek (El Gobernador, Saint Germain, amaretto, limón y champagne Ruinart), Palace Martini (vodka de pera, menta, limón, Saint Germain, orange bitter y azúcar), el refrescante Jardín De Diana (Hendrick’s, Saint Germain, limón, azúcar, pepino, menta, zumo de manzana y rose lemonade) y el French Princess (Gin Plymouth, absenta, azúcar, zumo de piña, clara de huevo y limón).

ElPalace Solarium2
Cóctel en el solárium. Foto: Hotel Palace.

El solárium está subiendo un nivel más, como si fuera un zigurat. Allí cada mañana de martes se organizan sesiones de yoga combinadas con aromaterapia y relajación facial con tratamientos de Mayan Luxury Spa.

Al término de los ejercicios se ofrece un snack de productos saludables compuesto por açai bowl, ice tea y fruta.

Mandarin Hotel

El Mandarin Hotel, en el corazón del Paseo de Gràcia, tiene dos espacios para disfrutar del fresco del atardecer.

Uno es Terrat, que como su nombre anticipa, está en la terraza. De día o de noche, se presenta una carta diseñada por el chef peruano Gastón Acurio que combina sus raíces sudamericanas con preparaciones mediterráneas y japonesas, como el ceviche peruano o nikkei, los nigiris y makis, o las conchas a la parmesana y los crocantes de jamón ibérico.

En el jardín Mimosa el chef Raül Balam (dos estrellas Michelin) acerca las propuestas gastronómicas de su restaurante Moments

Mimosa, ubicado en un interior de manzana, es un jardín abundante en encinas, olivos, cipreses y otros ejemplares mediterráneos.

barcelona restaurant mimosa garden bar and restaurant overview 1
El jardín Mimosa cuenta con una abundante vegetación mediterránea. Foto: Mandarin Oriental.

Allí los miércoles se organiza el ciclo Jazz & Blues, mientras que los domingos al mediodía el registro cambia a la música clásica con Vermuts & Classics. En los primeros, la idea es escuchar estos ritmos con cócteles de autor, mientras que en los segundos lo sugerido es probar aperitivos tradicionales.

Esta temporada el chef Raül Balam lleva su propuesta del restaurante Moments a los jardines del Mimosa, con su cocina fresca, de productos de proximidad y un toque sofisticada que le valió dos estrellas Michelin.

barcelona 2014 fine dining terrat 01 day
Vistas de Barcelona desde el Terrat. Foto: Mandarin Oriental.

Otra novedad es que en este espacio verde uno se puede encontrar un oso, un gorila u otro animal salvaje a punto de atacar. Por suerte son esculturas, creaciones del artista francés Richard Orlinski elaboradas en aluminio, piedra, mármol y bronce, obras de arte que se podrán conocer hasta el 31 de octubre.