The Witcher: el fenómeno de Netflix que te animará a conocer Polonia

El Castillo de Ogrodzieniec es perfectamente reconocible en la serie. Foto: Pixabay

The Witcher: el fenómeno de Netflix que te animará a conocer Polonia

Muchos de los lugares fantásticos que rodean las aventuras de Gerald de Rivia son reales. Y están en Polonia

Mar Nuevo

Madrid

08/01/2020 - 14:55h

Promete convertirse en serie de culto y, siguiendo la estela de Juego de Tronos, las aventuras Geralt de Rivia (Henry Cavill), un solitario cazador de monstruos que unido por el destino a la hechicera Yennefer de Vengerberg (Anya Chalotra) y a la princesa Cirilla (Freya Allan), se encuadran en un mundo medieval y fantástico. Pero si la saga de HBO encontró inspiración en lugares como Irlanda, Croacia o España, lo nuevo de Netflix mira hacia Polonia.

El país natal del escritor Andrzej Sapkowski, en cuyos libros se basa la serie -así como un mundialmente conocido videojuego-, ofrece algunas de las localizaciones más fascinantes para The Witcher, una ficción que se mueve entre el drama y la fantasía, y donde el entorno se confabula con la trama para crear un mundo oscuro de magos, elfos, princesas, hechiceras y caballeros.

No solo la serie, sino también el videojuego inspirado en las novelas de Andrzej Sapkoswski deja ver fantásticos rincones de Polonia

[Para leer más: Irlanda se convierte en tierra de dragones y vikingos]

El Castillo de Ogrodzieniec, en la zona llamada Jura de Czestochowa, el pueblo de casas pintadas en Zalipie o la grúa de Gdańsk, que se corresponde con la ciudad de Novigrad en el juego, son algunos de los lugares donde rastrear las huellas de la saga.

TheWitcher

Geralt de Rivia (Henry Cavill) en The Witcher.

Castillo de Ogrodzieniec

Ubicado en la localidad de Podzamcze, el castillo se alza en el pico más alto de la Jura -la mese que se extiende entre las ciudades de Cracovia, Częstochowa y Wieluń- y fue levantado durante el reinado de Casimiro El Grande, en el sigo XIV. Varias veces derruido y reconstruido, sigue manteniendo su porte como suntuosa residencia de nobles y caballeros y, de hecho, es actualmente el más grande y simbólico de los encuadrados en la Ruta de los Nidos de Águila, que traza una fascinante línea entre 25 castillos medievales de Częstochowa a Cracovia.

La guerra con Suecia en 1655 fue especialmente severa con la fortaleza, que fue asediada, saqueada y quemada. Nunca logró recuperar su antiguo esplendor hasta que en 1906 fue adquirido por la Sociedad Polaca de Turismo. De nuevo rehabilitado, hoy acoge visitas pero también organiza exposiciones, reconstrucciones históricas y otros eventos turísticos.

Castillo de Ogrodzieniec. Foto Pixabay

Castillo de Ogrodzieniec. Foto: Pixabay.

Los fans de la serie podrán disfrutar de sus vistas en medio de la batalla de Sodden, que tiene lugar en en el episodio final de la primera temporada de The Witcher.

Merece -y mucho- la pena visitar otros castillos de la Ruta de los Nidos de Águila, donde es fácil imaginarse a Gerald de Rivia o Ciri sobre formalezas elevadas a más de 30 m de altura con escarpados accesos e impresionantes panorámicas sobre las regiones de Silesia y Małopolska.

A poco más de 65 km de Ogrodzieniec espera Cracovia, con lugares tan emblemáticos como el Casco Viejo, la Colina de Wawel y el barrio de Kazimierz y Stradom, catalogados como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Además, no hay que perderse la Mina de Sal Wieliczka que, junto a la de Bochnia, está inscrita en la lista de Patrimonio de la Humanidad por las Unesco.

Grúa de Gdańsk

Los seguidores nivel experto -los que ya hayan leído las novelas y hayan pasado horas emulando a sus protagonistas en el videojuego- pueden reconocer además otras localizaciones del país.

Es el caso de Gdańsk, en el juego la ciudad de Novigrad, donde aún se alza la grúa medieval que puede observarse, muy similar, en el mundo virtual. Conocida como ‘grulla’ por los habitantes de la ciudad, sirvió para descargar productos, especialmente trigo, que se transportaba en barcazas por el río Vístula desde el sur de Polonia.

Grúa de Gdańsk. Foto: Anastasia Dulgier | Unsplash.

Grúa de Gdańsk. Foto: Anastasia Dulgier | Unsplash.

La antigua actividad portuaria y comercial sigue viva hoy en las calles de su casco antiguo y especialmente durante la celebración de la feria de Santo Domingo, que reúne a comerciantes y artesanos de telas y, especialmente, ámbar.

La ciudad, distinguida con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2019, fue también clave en la historia del siglo XX puesto que en sus astilleros se forjó el sindicato Solidaridad, símbolo de la resistencia a los regímenes autoritarios comunistas de Europa del Este.

Zalipie

También rebosa semejanzas con la serie Zalipie, un pueblo de casitas pintadas de colores que aparecen también en el videojuego. A alrededor de 7 km al oeste de Olesno, los motivos florales con los que sus habitantes decoran las fachadas integran uno de sus sellos de identidad. Allí se encuentra la casa de la artista local Felicja Curyłowa, considerada una de las más hermosas representaciones de esta tradición.

Zalipie. Foto Pixabay

Zalipie. Foto: Pixabay.

Además, los molinos de viento en el Parque Etnográfico Wielkopolski, un museo al aire libre a unos 15 km al sur de Poznan, están seguramente detrás de la Redadia que aparece en el videojuego.

En Canarias, también

Mucho más cerca, las Islas Canarias encierran otros de los escenarios que sirvieron para ambientar los dramáticos paisajes de El Continente por los que cabalga Geralt de Rivia, entre ellos Roque Nublo, Agaete y Maspalomas, en Gran Canaria; o Roque de los Muchachos, Garafia y El Paso, en La Palma.

También en Budapest los fans de la serie podrán sentirse como dentro de The Witcher y es que el castillo de Vajdahunyad, en el Parque de la Ciudad y construido entre 1896 y 1908, se utilizó como plató de rodaje.