Tras los pasos de Charles Dickens en Londres

The Old Curiosity Shop, el comercio medieval que inspiró a Charles Dickens para 'La tienda de antigüedades'. Foto: George Rex-Flickr

Tras los pasos de Charles Dickens en Londres

Por las calles y edificios de Londres se pueden seguir las huellas de Charles Dickens y de sus personajes más famosos

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

08/01/2020 - 12:40h

Charles Dickens retrató como nadie el lado oscuro de la Inglaterra victoriana, años en que la Revolución Industrial creó una ciudad de Londres de gigantescas fábricas, casas llenas de hollín y una clase obrera que buscaba sobrevivir y trabajar como sea.

Hay pocos registros de esos años. Las casas donde las familias se hacinaban fueron ocupadas por rascacielos y las fábricas que no se derribaron se transformaron en coquetos lofts. Pero otros edificios permanecen intactos para seguir las huellas de Charles Dickens y sus personajes más famosos.

El descanso de Dickens

Hay personas a las que les gusta empezar por el final. Y un buen punto de inicio es la Abadía de Westminster, donde los restos de Dickens descansan en el Rincón de los Poetas con otros grandes literatos como Rudyard Kipling, Geoffrey Chaucher y Thomas Hardy.

Tumba de Charles Dickens en la abadía de Westminster. Foto: Wikipedia.

Tumba de Charles Dickens en la abadía de Westminster. Foto: Wikipedia.

Allí el escritor fue enterrado el 14 de junio de 1870, y a pesar de su popularidad, solo un puñado de amigos estuvieron presentes en su despedida.

Trabajador desde niño

Para inspirarse Dickens solía caminar, muy deprisa, por el atardecer en aquel Londres que ya no existe. En el Parlamento, a pocos pasos de la abadía, el escritor tomó algunas de las historias que publicó en los cuentos por entregas de Sketches by Boz, publicados entre 1833 y 1836.

[Para leer más: Un viaje en el tiempo por el Londres que frecuentó Shakespeare]

Se puede seguir hasta el puente de Hungerford que atraviesa el Támesis, donde se encontraba la fábrica de betún Warren, donde Dickens trabajó cuando tenía 12 años. Cerca se encuentra el pub Gordon’s Wine Bar, que si bien es de 1890, su atmósfera es bien dickensiana.

dickens coffee shop

Las paredes del Charles Dickens Coffee House están ilustradas con las obras del escritor.

Por la City

En la City, por Buckingham Street, Dickens se alojó algunas temporadas, así como su personaje David Copperfield. Pero poco queda de esas casas, que ahora ocupan edificios como el gigantesco Strand.

Pero sí se puede visitar el teatro del Liceo, abierto en 1834, donde se estrenó una versión teatral de Historia de dos ciudades en 1860.

 

En el bar Charles Dickens Coffee House las paredes están decoradas con frescos que retratan las obras más conocidas del escritor

Dickens vivió en una casa ubicada detrás del teatro, ya desaparecida, pero muy cerca, en Wellington Street 26, residió en un pequeño apartamento tras su divorcio de su esposa Catherine; lugar que también sirvió de oficina para su revista All Year Round, fundada en 1859 y en la que trabajó hasta su muerte.

En los bajos se encuentra el bar Charles Dickens Coffee House, donde se puede tomar un chocolate caliente o un café en un local con paredes con frescos que retratan al escritor y sus personajes más recordados.

La casa museo

Pero el punto que nadie puede dejar de visitar es la Casa Museo Charles Dickens, en el número 48 de Doughty Street, en el barrio de Bloomsbury. Allí el escritor vivió entre 1837 y 1839, y en sus antiguas habitaciones distribuidas en cuatro plantas se exponen cientos de objetos personales, así como primeras ediciones, manuscritos, pinturas y sus muebles favoritos.

La Casa Museo Charles Dickens permite conocer cómo vivía el escritor en uno de sus períodos de mayor creatividad

En la finca se conserva intacto el dormitorio en que murió su cuñada Mary en sus brazos, hecho que marcaría el tono pesimista de varias obras, como la Pequeña Nell.

'Dickens's dream', obra en la casa museo que retrata al escritor y sus personajes. Foto: Casa Museo Charles Dickens.

'Dickens's dream', obra en la casa museo que retrata al escritor y sus personajes. Foto: Casa Museo Charles Dickens.

Los edificios protagonistas

La Catedral de San Pablo es uno de los sitios que permanecen iguales que sus obras, como en Un cuento de Navidad; mientras que la contundente fachada neoclásica del Banco de Inglaterra recuerda a la avaricia de David Copperfield y Nicholas Nickleby.

Dickens museo fachada

Dickens vivió en esta casa durante su mayor período de creatividad. Foto: Casa Museo Charles Dickens.

En tanto la sede del ayuntamiento, The Guidhall, fue el escenario elegido para Los papeles póstumos del club Pickwick.

[Para leer más: Cinco barrios europeos para perderse en el Día del Libro]

También está detenida en el tiempo el frente de la zapatería The Old Curiosity Shop, en la calle Porthsmouth. Su construcción es de 1567, y fue fuente de inspiración para la novela La tienda de antigüedades. Un cartel con letras góticas recuerda esta anécdota al visitante.