Tres escapadas de lujo para amar el otoño

Rural pero también de lujo: tres escapadas en clave eco chic para el otoño. Foto: Quinta San Cayetano.

Tres escapadas de lujo para amar el otoño

En clave ecochic, La Donaira en Ronda, Quinta San Cayetano en Candeleda y La Bobadilla en Loja ofrecen tres breaks para dedicarnos un tiempo de lujo y relax

Cristina Rodríguez Bareño

Madrid

09/11/2019 - 18:30h

Bajan las temperaturas, se acortan los días y no nos queda otra que abrigarnos y aceptarlo. Pero con un atuendo y un calzado adecuados nos escapamos de la rutina para disfrutar de la paleta de colores con la que el otoño tiñe la naturaleza. Y, después, nada como acurrucarse bajo una manta mientras saboreamos una copa de vino con el fuego calentándonos no solo el cuerpo, sino también el alma.

Este otoño descubrimos tres enclaves de lujo en los que conseguir que las 48 horas que dura el fin de semana se conviertan en la escapada ideal para regresar a nuestro día a día completamente renovados.

[Para leer más: Dónde viajar en 2020 (según tu signo del zodiaco)]

Eco retiro de lujo entre caballos

Más de 70 lusitanos -criados y entrenados de acuerdo a los principios de la equitación natural, también conocida como doma natural o susurrador de caballos-, pero también vacas, gallinas, ovejas y toda la fauna salvaje que se puede encontrar en este paraje conviven en las inmediaciones de La Donaira, ubicada en lo alto de la andaluza Serranía de Ronda, en Málaga. Más de 688 hectáreas plagadas de encinas y alcornoques en las que, además de autodenominarse granja orgánica, cuentan con huerto propio y un coqueto jardín medicinal.

La Donaira XV
En plena serranía de Ronda nos espera La Donaira. Foto: La Donaira.

Lo mejor de La Donaira es que, una vez hecho el check -n, uno puede despreocuparse de todo -incluso del coche- y dejarse mimar por las opciones que este exclusivo alojamiento nos ofrece. Simulando un antiguo cortijo, la casa principal cuenta con nueve habitaciones diseñadas individualmente de las que enamorarse desde el primer momento.

La naturaleza, en algunos casos integrada en las propias estancias, se cuela además gracias a inmensos ventanales y pequeñas ventanas que juegan a iluminar los dormitorios con un equilibrio y una delicadeza exquisitos.

En las estancias comunes, capitaneadas por un acogedor salón desde el que acceder al comedor y al porche, la sensación de paz y exclusividad se respira en cada rincón. A todo ello se le suma su propuesta gastronómica con un concepto de elegante comodidad. Deliciosas -además de ecológicas y orgánicas- comidas se preparan cada día a la hora del almuerzo y la cena, siempre sobre la mesa común en la que compartir historias y culturas.

Además de poseer una de las pocas camas de abejas que existen en el mundo, en La Donaira se pueden practicar actividades a medida como paracaidismo, parapente o hípica

La huerta propia está presente en cada uno de los platos, que integran una oferta saludable que prioriza las hortalizas y las legumbres, todo ello maridado con aguas detox y una bodega de ensueño con referencias de todo el mundo.

La Donaira, Ronda (Málaga).

La experiencia se completa con el spa, su zona de solárium con piscina, una extensa carta de tratamientos y masajes, una de las pocas camas de abejas que existen en el mundo, y otras actividades a medida como paracaidismo, parapente o hípica. Además, su conexión con el diseño, la arquitectura y las artes está muy presente, haciéndonos partícipes de ello en cada estancia de la casa.

Una casa de campo de ensueño en Gredos

Cualquiera que sueñe con su casa de campo ideal podría imaginar un boceto similar el que encontramos en Quinta San Cayetano en la localidad de Candeleda (Ávila). Lo más parecido a enamorarse mucho desde el primer momento. El silencio, la delicadeza, la sencillez y el infinito mimo en cada detalle hacen de este rincón a los pies de la Sierra de Gredos el lugar idóneo para desconectar lejos de la ciudad.

Si cerramos los ojos y soñamos con una casa de campo perfecta seguramente se parecerá mucho a Quinta San Cayetano

Inmersa en las seis hectáreas que conforman la finca, Quinta San Cayetano tiene capacidad para 18 personas y es ideal para escaparse con los más pequeños de la casa. Cuenta con siete habitaciones, todas con chimenea y muy luminosas, y está disponible como alquiler íntegro con el que se incluyen todos los servicios y comodidades.

Quinta San Cayetano IX
Quinta San Cayetano, en la Sierra de Gredos.

El espacio más importante lo conforma el salón, con dos impresionantes ventanales con salida al jardín y vistas a todo el entorno, incluido el pico Almanzor. La estancia presenta dos chimeneas, una mesa rústica donde disfrutar de almuerzos en familia y cenas íntimas y relajadas, la zona de sofás para alcanzar la mayor comodidad posible y un sistema de vídeo para disfrutar de un auténtico plan de cine en casa. Desde aquí, accedemos también al porche, con un comedor de verano flanqueado por una piscina infinita desde donde dejar que se nos pierda la vista en cada atardecer.

Como anexo a la casa principal está la Casita de Piedra, integrada perfectamente con el entorno. Aquí, además de contar con dos dormitorios adicionales que destacan por su estilo rústico, nos espera la zona de spa con su chimenea, su baño turco, un jacuzzi y tumbonas térmicas desde las que disfrutar de exclusivos masajes y tratamientos.

En cuanto a la experiencia gastronómica, en su huerto ecológico cultivan las frutas y verduras de temporada que se utilizan en su carta con el objetivo de ofrecer una cocina responsable a través de productos frescos, elaborada con mucho cariño.

Quinta San Cayetano V

Las gallinas camperas, y las familias de burros y perros hacen de la estancia en Quinta San Cayetano un paraíso ecofriendly para los amantes de la naturaleza y los animales, en el que el ritmo lo marcan los propios huéspedes y donde encontrar un remanso de exclusividad y comodidad en plena naturaleza.

Extra de cuidados y relax entre encinas y olivos

Como si de un auténtico pequeño pueblo andaluz se tratara, La Bobadilla Royal Hideaway Hotel 5*GL en Loja (Granada) se presenta a través de sus casi 40 años de vida como uno de los hoteles más bonitos del mundo. Ubicado entre más de 350 hectáreas de fincas de encinas y olivos en la serranía de la Loja, este alojamiento perteneciente a Barceló Hotel Group se ha convertido en todo un sçimbolo del slow travel.

La Bobadilla. Foto: Barceló Hotel Group.
La Bobadilla. Foto: Barceló Hotel Group.

Con aires señoriales pero sin pecar de ostentosidad, el edificio principal cuenta con 67 habitaciones desde las que contemplar -y escuchar- la naturaleza en todo su esplendor. Despertarse porque el sol se cuela entre sus columnas y ventanales mudéjares, o asomarse a la ventana para ver infinitos campos de olivares y encinas son solo dos de las muchas emociones que pueden vivirse dentro de La Bobadilla.

Darse un 'baño de bosque', plantar un olivo o conectar cuerpo y mente a través de una clase de chi kung son solo algunas de las opciones en plena naturaleza que ofrece La Bobadilla

Ya instalados en sus inmediaciones, parece que el tiempo se detuviera. Sus suelos empedrados, las maderas nobles y los baños de mármol consiguen transportarnos a una estancia diseñada exquisitamente para el bienestar, que se completa con una amplia zona de jardines y una piscina de 1000m², un moderno spa con todo tipo de tratamientos y una gran oferta de actividades deportivas al aire libre. Entre ellas, destacan los baños de bosque o shinrin yoku, la posibilidad de plantar nuestro propio olivo o conectar cuerpo y mente a través de una clase de chi kung.

La Bobadilla XI
El complejo se asemeja en sí mismo a un pequeño pueblo andaluz. Foto: Barceló Hotel Group.

En su oferta gastronómica, La Bobadilla presenta La Finca, El Cortijo y El Mirador. En sus tres propuestas combina la cocina de mercado, de diseño y tradicional, recorriendo el mundo gracias a un recién estrenado menú (disponible en el restaurante La Finca) dedicado a los sabores de los cinco continentes y a través del cual podemos viajar también a través del paladar.

Como colofón final, hay que destacar su sello pet friendly, y su afán por hacer sentir a nuestros amigos peludos tan bien como sus dueños gracias a un kit perruno de bienvenida compuesto por una mullida cama mullida, comedero y bebedero, y diferentes juguetes.