Troia y Comporta: el paraíso está más cerca de lo que imaginas

Las playas atlánticas siguen siendo uno de los secretos mejor guardados del Alentejo. Foto Turismo Alentejo.

Troia y Comporta: el paraíso está más cerca de lo que imaginas

Escogido por cantantes y diseñadores, políticos e influencers, el Alentejo portugués encierra algunas de las playas más exclusivas de la península ibérica

Mar Nuevo

09/05/2019 - 18:48h

A la sombra de los grandes destinos portugueses, como las vibrantes Lisboa y Oporto, el relajado Algarve o las históricas Sintra y Coimbra, la región del Alentejo es uno de los tesoros aún por descubrir, que encierra algunas de las playas más idílicas (y cercanas) que encontraremos.

Pueblos blancos, paisajes serenos, una excelente gastronomía, modernos alojamientos, su propia ‘ruta 66’ (la Estrada Nacional 2, perfecta para un roadtrip), pero, sobre todo, arenales salvajes que se extienden a lo largo de la costa atlántica están entre sus secretos mejor guardados.

Entre el río Tajo y el Algarve, mucho más habitual para el veraneo, puede que el Alentejo sea la región más despoblada de Portugal. Tanto mejor

[Para leer más: Matosinhos, las últimas tendencias en Oporto miran al mar]

Los secretos del Alentejo

Entre el río Tajo y el Algarve, mucho más habitual para el veraneo, puede que el Alentejo sea la región más despoblada de Portugal. Tanto mejor.

Las playas del Alentejo escapan a la masificación. Foto Turismo del Alentejo.
Las playas del Alentejo escapan a la masificación. Foto Turismo del Alentejo.

Esencialmente rural en el centro, entre tierras de color ocre y pintorescas localidades, el ambiente no puede ser más cool en playas como las de Troia y Comporta, actualmente en el foco de cantantes y diseñadores, políticos, celebrities e influencers de todo el mundo.

Calificado ‘los Hamptons de Portugal’, por estas playas han pasado los hermanos Casiraghi y Eugenia Silva, Rania de Jordania y Madonna, Luis Medina y Christian Louboutin, Carla Bruni y Kristin Scott-Thomas

Calificado ‘los Hamptons de Portugal’, lo cierto es que por esta zona han pasado los hermanos Casiraghi y Eugenia Silva, Rania de Jordania y Madonna, Luis Medina y Christian Louboutin, Carla Bruni y Kristin Scott-Thomas.

Foto Nuno Antunes | Unsplash.
Además de amplias playas, también hay recónditas calas. Foto Nuno Antunes | Unsplash.

A solo una hora en coche al sur de Lisboa encontramos Comporta, un paraíso (eco-chic) hecho realidad.

Esta aldea de playas vírgenes y aguas cristalinas, donde los artesanos de la cerámica conviven con las concept store más sofisticadas regentadas por diseñadores de renombre internacional, encierra también alojamientos perfectos para una escapada de relax y desonexión.

Es el caso del hotel Sublime Comporta, situado en un entorno rural espectacular rodeado de vegetación o la última apertura de la zona, Quinta da Comporta, un resort boutique que fusiona a la perfección tradición, lujo y naturaleza.

Praia da Comporta. Foto Turismo del Alentejo.
Praia da Comporta. Foto Turismo del Alentejo.

Pescado fresco a pie de playa

A unos quince minutos, con un halo de intimidad y un diseño exquisito, se alza Les terrasses de Comporta, con diseño del reconocido arquitecto portugués Aires Mateus. Se trata de dos edificios dos edificios de estilo contemporáneo, de líneas puras y volumen geométrico, pero que alojan unos apartamentos de cuidado interiorismo donde la interior y exterior se funden para dar a la naturaleza que los rodea el máximo protagonismo.

En lo que se refiere a gastronomía, no te hay que perderse por nada del mundo el pescado fresco a pie de playa, que se sirve en varios cafés y restaurantes, como Comporta Café, un lounge bar que sirve cócteles y deliciosos platos que se degustan mirando al mar entre cabañas y hamacas.

Para degustar el famoso arroz de la zona, debemos dirigirnos al Museo do Arroz o a su versión más informal, Ilha do Arroz.

Comporta. Foto Álvaro Montanha |Unsplash.
Comporta. Foto Álvaro Montanha | Unsplash.

También de visita obligada es el puerto palafítico de Carrasqueira. Entre marismas, arrozales y salinas emergen los palos que forman el puerto, integrando una imagen que nos recuerda a otros lugares del sudeste asiático.

El puerto aún tiene actividad pesquera, por lo que podremos pasear entre pescadores arreglando sus barcos o sus redes. ¿Un secreto más? La puesta de sol desde este lugar te dejará sin aliento.

De Comporta a Troia

El otro destino chic del Alentejo es Troia. Ubicado en una península, y aunque se puede llegar en coche, la mejor forma de acceder es a través de un ferry desde la vecina localidad de Setúbal atravesando el río Sado.

Las dunas y la arena blanca y finísima son las notas predominantes en esta zona costera (y también la temperatura tirando a fría del agua).

Praia Tróia. Foto Turismo del Alentejo.
Praia Tróia. Foto Turismo del Alentejo.

Además de relajarse sin más en medio de este paraíso, se ofrecen algunas actividades acuáticas como el windsurf, pero también paseos en barco desde los que divisar delfines.

Uno de los puntos preferidos de los visitantes es la Praia de Tróia Mar por las vistas que tiene hacia la Sierra de Arrábida.

Para alojarse, destaca el exclusivo Troia Design Hotel, un resort de 5 estrellas enclavado en una reserva natural, con campo de golf y casino, donde el ambiente sofisticado no resta ni un ápice de su carácter acogedor.