¿Truco o trato? EEUU vive un Halloween de muerte

¿Truco o trato? EEUU vive un Halloween de muerte

Este fin de semana, algunas las casas se convierten en improvisados cementerios mientras mayores y pequeños las visitan con sus mejores disfraces

Estefania Oliver

Portland (EEUU)

31/10/2015 - 20:54h

Disfraces y algunos de los artículos de decoración para Halloween

Halloween se vive a lo grande en Estados Unidos. Días e incluso semanas antes de la noche de este sábado, las casas empiezan a convertirse en improvisados cementerios, las calabazas y los fantasmas se cuelan en los jardines y grandes telarañas cuelgan de las puertas y las ventanas sin olvidarse de los disfraces.

Las tiendas hacen su propio agosto a finales de octubre. Y junto a los disfraces más tradicionales como el de bruja y el de esqueleto se podrán este año ver otros algo más originales o actuales. Según Google, los superhéroes arrasarán este Halloween, entre ellos Batman y la villana sexy Harley Quinn, así como los personajes de Star Wars. Mientras, en México las caretas del fugitivo narcotraficante El Chapo Guzmán son las más demandadas.

Gasto millonario 

Pero, ¿cuánto se gastan los americanos en esta fiesta?  Este año, se espera que los estadounidenses se gasten comprando calabazas, disfraces y caramelos hasta 6,9 billones de dólares (6.900 millones de euros), según apunta la revista Forbes.

La Federación Nacional de Minoristas señala que 157 millones de norteamericanos celebrarán Halloween y el promedio de gasto de cada uno de ellos será de 74 dólares, frente a los 77 dólares del año pasado. Aunque la media descienda en tres dólares respecto a 2014, esta fiesta sigue siendo una de las principales en el calendario de Estados Unidos y los comercios se frotan las manos los días previos a Halloween.

Decoraciones de muerte

http://www.02b.com/es/img2/2015/11/halloween-2-23297.jpg

Además, cerca de la mitad de los compradores, en torno a un 45%, decoran sus casas en estas fechas. Las ventas de artículos de decoración rozan los dos billones de dólares, 2.000 millones de euros, con una media de gasto por comprador de unos 20 dólares.

Aunque no todos los norteamericanos viven Halloween de la misma manera. Por ello, para aquellos que, lejos de visitar otras casas, prefieran un plan más tranquilo, pueden elegir cualquiera de las diez películas obligatorias para un Halloween terrorífico, entre las que se encuentran Soy Leyenda, de Will Smith, o cualquiera  de las entregas de Scream y Hannibal.