¿Truco o trato? Los mejores destinos para pasar la noche de Halloween

Castillo de Bran, en Transilvania. Foto: Jorge Fernéndez Salas | Unsplash.

¿Truco o trato? Los mejores destinos para pasar la noche de Halloween

De California a Transilvania y de Venecia a Oslo, estos son algunos de los destinos más espeluznantes, perfectos para una escapada en Halloween

Mar Nuevo

Madrid

17/10/2019 - 15:18h

Desde clásicos como los lugares que vieron nacer los mitos de Drácula y Frankenstein a lugares históricos en los que se enmarcan sucesos trágicos, existen numerosos lugares en el mundo rodeados de un halo de misterio y leyenda que los convierte en destinos ideales para una escapada espeluznante en Halloween.

Transatlánticos embrujados, islas malditas, fortalezas plagadas de fantasmas y hoteles que sirvieron de inspiración para el escritor de terror Stephen King, con leyendas de hace siglos o de factura reciente, esta selección de lugares pondrá a prueba hasta a los viajeros más valientes.

[Para leer más: Los seis museos más inquietantes del mundo]

El hogar del Conde Drácula

El castillo de Bran es una fortaleza medieval localizada en Transilvania (Rumanía). Pese a su aspecto fortificado nunca tuvo una gran importancia militar y fue habitado de forma permanente únicamente entre 1920 y 1930, cuando sirvió de residencia veraniega a la reina María de Rumanía.

Castillo de Bran. Foto: Nomadic Julien | Unsplash.
Castillo de Bran. Foto: Nomadic Julien | Unsplash.

Sin embargo, el castillo es hoy un monumento nacional y uno de los lugares más visitados del país debido a su vínculo con el personaje de ficción del conde Drácula. Y es que, según la creencia popular, aquí vivió Vlad Țepeș el Empalador, que pudo servir de inspiración a Bram Stoker para la creación de su personaje del conde Drácula.

Tras la visita, podemos continuar sumergidos en el ambiente de la leyenda si nos alojamos en el Conacul Ambient, un pintoresco hotel de cinco estrellas a pocos km del castillo.

El castillo de Frankenstein

Y del mito de Drácula, al de Frankenstein, a cuyo alrededor la fortaleza y la ciudad de Darmstad, en Alemania, organizan el Halloween Burg Festival. Durante los tres fines de semana previos a la noche más terrorífica del año, el castillo, con mil años de historia, se transforma en escenario repleto de espectáculos que suceden en hasta 12 zonas diferentes y en los que participan 100 “criaturas macabras”.

 

La isla maldita

Poveglia, una de los 166 pequeñas islas de la Laguna de Venecia, es conocida por su triste (y espeluznante) historia.

Refugio en el final del Imperio Romano frente a las invasiones de Alarico el Godo y Atila el Huno durante la decadencia del Imperio Romano, a principios del siglo V, su mayor fama procede del siglo XVI, cuando se convirtió en lugar para desterrar a las víctimas de la peste bubónica que asoló Venecia en 1576 y 1630.

Más adelante se empleó como lugar de cuarentena para barcos sospechosos de trasladar a personas con enfermedades. Sin embargo, su relación con el dolor y la muerte todavía tenía un nuevo capítulo que escribir.

A principios del siglo XX, el gobierno italiano instaló un sanatorio para enfermos mentales que, con el tiempo, sería denunciado por siniestras historias acerca de los tratamientos y experimentos que se aplicaban a los pacientes. Aunque abandonado en 1968, dicen que sus almas atormentadas aún habitan la isla.

Isla de Poveglia. Foto: Wikimedia.
Isla de Poveglia. Foto: Wikimedia.

En otra isla, en este caso la de San Clemente, y para una experiencia mucho más satisfactoria, podemos pasar la noche en un antiguo monasterio reconvertido en un lujoso hotel de la cadena Kempinski.

The Queen Mary

Con una azarosa historia, que lo llevó de ser el buque más rápido en cruzar el Atlántico que le valió el galardón ‘Banda azul’ a trasladar soldados durante la Segunda Guerra Mundial, el transatlántico Queen Mary navegó durante más de 30 años hasta ser después reconvertido en hotel.

Fondeado de forma permanente en Long Beach, California, es también uno de los lugares con el registro más elevado de actividades paranormales del mundo.

El que fuera buque insignia de la naviera Cunard entre 1936 y 1946 y uno de los barcos más lujosos del mundo en su época, con dos piscinas, biblioteca, salón de belleza, cuatro pistas de pádel, salón de baile, una sinagoga y varios restaurantes, además de perrera.

Tras prestar servicios como transatlántico, el Queen Mary es un  hotel de lujo en Long Beach.
Tras prestar servicios como transatlántico, el Queen Mary es un  hotel de lujo en Long Beach.

Se dice que hasta 50 personas han muerto a bordo, con historias como la del trabajador que falleció aplastado por la puerta número 13 mientras llevaba a cabo tareas de mantenimiento y cuyo fantasma que muchos aseguran haber visto deambulando por el mismo pasillo, hasta la del llanto del niño que murió en la ‘guardería de tercera clase’, grifos que se encienden solos, teléfonos que suenan en la noche o ruidos en habitaciones desocupadas.

The Stanlye Hotel, Colorado

Ubicado en las Montañas Rocosas, el hotel Stanley es uno de los lugares que inspiraron a Stephen King para escribir El Resplandor, la historia que después Stanley Kubrick llevaría al cine con unos magistrales Jack Nicholson y Shelley Duvall y, en español, por el doblaje -este sí que terrorífico- de ambos protagonistas.

Además, el establecimiento tiene su propio pasado tenebroso, con historias como la del fantasma de una criada que acude a la habitación 217 y ordena la ropa de sus huéspedes cuando no están presentes.

Hotel Stanley. Foto Wikimedia.
Hotel Stanley. Foto: Wikimedia.

El bosque de Brocelianda

En francés Brocéliande, este bosque de alrededor de 7.000 hectáreas en la región de Bretaña está directamente relacionado con la leyenda del rey Arturo pues entre su espesura vivieron el hada Viviana, el mago Merlín o el caballero de Lancelot.

Envuelto en leyendas celtas, también se relaciona con todo tipo de monstruos dragones y brujas, lo que lo hacen perfecto como destino de Halloween.

Además de visitar la tumba de Merlín, la fuente de la juventud, las forjas de Paimpont y los castillos de Comper y Trécesson, podemos detenernos en el Hotel Les Bouyères, donde continuar escuchando historias y leyenda en torno a una hoguera y desde el que se organizan recorridos por el mítico bosque.  

Espada del Rey Arturo. Foto Pixabay.
Espada del Rey Arturo. Foto: Pixabay.

[Para leer más: Ciudades bajo ciudades: las maravillas subterráneas que Europa esconde]

Fortaleza de Akershus

En un enclave estratégico junto al mar, este castillo medieval sirvió como fortaleza defensiva para la ciudad de Oslo y a lo largo de su historia ha sido escenario de numerosas batallas.

Hoy, además de uno de sus lugares más visitados, es también uno de los considerados más embrujados de Noruega.

Para imbuirnos del espírituo de Halloween podemos visitar la fortaleza en un paseo nocturno, donde además de recorrer el centro de la ciudad, Kvadraturen, conoceremos al fantasma Malcanisten, un gran perro de pelo negro que protege el pasadizo que conduce al corazón del castillo y al que acompaña un caballo. Se cuenta incluso que si alguien lo ve, morirá antes de finalizar el año.

Akershus. Foto Pixabay.
Akershus. Foto Pixabay.

También pulula por allí, según la leyenda, el fantasma de una mujer sin rasgos faciales llamada Mantelgeisten, a quien muchos aseguran haber visto en el castillo.

Lawang Sewu, la mansión encantada

Su nombre significa la ‘casa de las mil puertas’ y fue construido en 1917 en Semarang (Indonesia) por la Dutch East Indian Railway Company. Durante la Segunda Guerra Mundial, sin embargo, fue ocupada por los japoneses que utilizaron el sótano de una de las construcciones como prisión y, más adelante, fue escenario de enfrentamientos entre fuerzas holandesas e indonesias.

Considerado el lugar más embrujado de Indonesia, se estima que hasta siete fantasmas diferentes habitan entre sus paredes, el más famoso es el de la mujer holandesa que, se cree, se suicidó allí.

Lawang Sewu. Foto: Badroe Zaman | Flickr.
Lawang Sewu. Foto: Badroe Zaman | Flickr.

Además, seres sin cabeza que pasean por jardines y pasillos y un kuntilanak (un personaje vampírico femenino característico de la mitología de Malasia e Indonesia) son otros de sus habitantes.