Túnez se conjura para resistir como destino turístico

Túnez se conjura para resistir como destino turístico

Gobierno y agencias de viajes prometen "trabajar más" ante el alud de dudas y cancelaciones

Ignasi Jorro

Barcelona

19/03/2015 - 20:56h

Interior del Museo del Bardo, lugar del atentado del miércoles

Túnez se conjura para evitar hundirse como destino turístico después del ataque terrorista del Estado Islámico, que el miércoles segó la vida de una veintena de turistas, dos de ellos españoles. Tras el doble asalto contra el Parlamento y el Museo del Bardo, las autoridades trabajan con turoperadores, aerolíneas y agencias para apuntalar el destino. Además, el jueves, una campaña en Twitter ha devuelto a Túnez parte de la reputación perdida.

El jueves, la Oficina de Turismo del país en España se ha encontrado con unas 60 agencias de viaje españolas y Vueling en el marco de una jornada de formación. "Las reacción ha sido fenomenal. Todos, agencias y aerolínea, han coincidido en que no nos pararán", ha revelado Rami Jebali, director del ente, a 02B.

Solidaridad

"Es un acto bárbaro que podría haber ocurrido en cualquier país. Trabajaremos todos solidariamente. Reanudaremos contactos y pondremos más ahínco si cabe", ha abundado Jebali.

El directivo admite que las ventas de paquetes al destino norteafricano "se han ralentizado" comparado con la semana pasada. Aún así, Jebali apuntilla que "hasta el lunes o martes" no se podrá calcular el alcance del impacto del atentado en el turismo tunecino.

Ésta era la respuesta de Jebali a la cancelación de escalas de cruceros que por la mañana anunciaban las navieras MSC y Costa. El ejecutivo también ha rechazado el dato de la patronal de agencias de viaje españolas CEAV, que apunta a un 25% de cancelaciones de paquetes a Túnez en algunas ventanillas.

Agencias

Lo que sí admiten los intermediarios es un alud de llamadas. Una de ellas, Desertia, vende tours por el país del Magreb. Según el operador, "nuestra salida y llegada es en Túnez capital, por lo que sí afecta. Pero nuestro tipo de cliente, más aventurero, es menos vulnerable a estos vaivenes del mercado", ha explicado Hamad Abdelmoula, socio fundador.

El profesional de la industria turística avisa: "Los terroristas no se saldrán con la suya. Seguiremos trabajando como siempre y aguantaremos nuestro turismo. Si hace falta, montaremos una campaña en redes sociales para reivindicar el destino", ha terciado.

"Yo sí viajaré a Túnez"

De hecho, los internautas se le han avanzado. El jueves, las etiquetas #IWillComeToTunisia (Visitaré Túnez) y #JeSuisBardo (Soy Bardo) han sido dos los mensajes más tuiteados en varios países.

Muchos tuiteros han mostrado carteles en los que prometían "visitar Túnez" este verano y han loado las piezas del Museo del Bardo, una de las atracciones turísticas del país y el escenario de la tragedia del miércoles.