Túnez vuelve a ser competencia de España como destino turístico

Túnez vuelve a ser competencia de España como destino turístico

El país magrebí ha recuperado los niveles de ocupación previos a la primavera árabe

Ignasi Jorro

Barcelona

17/11/2014 - 18:44h

Hammamet es uno de los resorts de playa más concurridos de Túnez.
Como si nada hubiera sucedido. Túnez recibirá 6,4 millones de turistas este año, muy cerca de los 6,9 millones de antes de la Revolución del Jazmín, que sacudió el país en 2011. El siguiente paso será aumentar el turismo español: la ministra de Turismo anunció ayer que emplazará a Vueling a reforzar vuelos a la capital africana.

El encuentro del martes con la aerolínea presidida por Álex Cruz es parte de una estrategia para aumentar capacidad. "Es nuestro mayor problema. Antes de la revolución, unos 70.000 españoles al año volaban con Air Europa. Ésa fue una de las rutas que 'cayó' con el alzamiento", explicó la ministra Amer Karboul a 02B.

Antes, Karboul había anunciado que el estado del Magreb volverá pronto a ser un rival rocoso para España en el sol y playa. "Este año rozaremos los niveles pre revolución. Y llegaremos a los 11 millones de turistas en 2018", explicó la ministra en un acto ayer en Barcelona.

Competidor

La estimación no es baladí, ya que la cifra habla de tantos turistas como todos los visitantes a la Islas Canarias el pasado año. No obstante, el país ha perdido comba en el mercado español. "Antes de la revolución visitaban Túnez unos 150.000 españoles cada año. En 2013 fueron 25.000", admitió la joven política.

Por ello, una delegación tunecina participa esta semana en la EIBTM 2014, la feria de turismo corporativo que arranca el martes en Barcelona. "El segmento de negocios es una de las patas de la estrategia 3 1 para aumentar visitantes. Somos el único país estable en la región", se jactó la primera mujer ministra de Turismo de la pequeña república.

Deberes hechos

"Somos una historia de éxito, una democracia startup. Y desde 2011 ningún turista ha sufrido el más mínimo incidente", avisó la ministra. El renovado músculo tunecino lo muestran, según ella, las anunciadas aperturas de las cadenas Ritz-Carlton (prevista para finales de 2014) y Four Seasons (2016).

Sin embargo, el ministerio español de Interior aún señala tres zonas de riesgo en Túnez. Y los islamistas se hicieron con 89 de los 217 escaños en las elecciones parlamentarias el 26 de octubre. "El país es seguro", zanjó la ministra. "Todo el mundo es bienvenido. Tenemos mucho más que el sol y la playa: tenemos el Museo Bardo, que rivaliza con el mismísimo Louvre, o las ruinas de Cartago", concluyó la titular de Turismo.