Estas son las cifras que confirman la caída del turismo en BCN

La crispación del clima político juega en contra del sector turístico, confirman las agencias.

Estas son las cifras que confirman la caída del turismo en BCN

Diversas agencias de viajes confirman que este fin de semana asisten a una importante caída de reservas de viajes y hoteles

Las patronales de viajes chocan por el real impacto del referéndum en el sector turístico. Mientras que el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viaje (CEAV), Rafael Gallego aseguró que las reservas para viajar a Cataluña este fin de semana “se han enfriado”, el titular de la la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (Acave), Martí Sarrate afirma el clima político no afecta a Cataluña.

"Certifico, con información real, que no hay ningún alboroto, ni ninguna bajada, sino al contrario, estamos en rendimientos óptimos y no han afectado todas estas cosas", dijo Sarrate en el XVII Foro Acave.

Sin embargo, hay empresas que contemplan un panorama distinto al que describe Sarrate. Una agencia con una importante implantación entre turistas españoles aseguró a Cerodosbé que las reservas para este fin de semana cayeron un 50%, y comparado con el año pasado, las reservas hoteleras en la capital catalana descendieron un 2% en lo que va del año hasta el 27 de septiembre.

La confirmación de un espiral descendente

Este número confirmaría la tendencia descendente que perciben los hoteleros en la capital catalana en las últimas semanas. Según había precisado Rafael Montoya, de la consultoría de riesgos Willis Towers Watson, los ingresos por habitación a fines de septiembre descenderían entre un 15% y un 18%.

Según detalló este broker de seguros a este medio, hay grandes cadenas internacionales que vieron como sus reservas se desplomaron un 40% el fin de semana pasado.

Miguel Vázquez, socio de la división de hoteles de la asesoría especializada Irea, consideró que los resultados del año de las empresas turísticas tendrán una importante influencia “a la baja” por el efecto de los atentados en Las Ramblas y Cambrils, como por “el potencial impacto sobre el turismo de un mes de septiembre, presidido por movilizaciones ciudadanas y un clima de crispación en la ciudad”.

Según precisa un análisis de esta firma, se espera que la inversión hotelera “se mantenga en niveles elevados”, aunque por detrás de Madrid, “debido a la mayor inestabilidad percibida por los inversores, derivada de la moratoria y de la situación política de Cataluña”.