El turismo británico dispara las alarmas en Barcelona

Los británicos son el principal colectivo entre los turistas que visitan España.

El turismo británico dispara las alarmas en Barcelona

La turismofobia y el proceso independentista, junto con el resurgimiento de destinos de Oriente Medio, perjudican la competitividad de Barcelona

Los británico son amantes de la seguridad. Si están a gusto en un sitio turístico, prefieren la tranquilidad de volver a un destino conocido antes que viajar a otros países o ciudades.

En algunos puntos, como Barcelona, las islas Canarias o Baleares, es frecuente que el viajero británico pase sus vacaciones por cuarta o quinta vez en el mismo lugar. Pero esta tendencia puede cambiar.

Alerta de la patronal británica

Según un informe de la patronal de la agencias británicas ABTA, la masificación turística y una de sus consecuencias, las acciones de turismofobia, atemorizan a los turistas y deciden poner rumbo a otros sitios.

Este estudio precisa que para el 2018 el 27% de los británicos planea visitar un destino desconocido, y uno de cada tres piensa repetir de país, pero cambiando de ciudad.

Dos millones de turistas han llegado a Cataluña en el 2017, y la mitad ha dormido en hoteles de Barcelona

Estas cifras asustan al sector turístico español, y en particular al de Barcelona. La ciudad condal ha pasado por diversos episodios de turismofobia, que fueron ampliamente difundidos por los medios británicos. Las pintadas que decían “tourist go home”, las ruedas de bicicletas de alquiler pinchadas y, lo peor, el asalto de cuatro integrantes de la agrupación independentista Arran a un bus turístico, empañó la imagen de Barcelona.

Palma de Mallorca, el País Vasco, Ibiza y la Comunidad Valenciana también presenciaron hechos similares.

El principal colectivo de visitantes

Cada año llegan a España unos 18 millones de turistas británicos, por lo que son el primer contingente en número de visitantes. Según la Generalitat de Cataluña, durante el 2016 más de dos millones de turistas británicos han visitado esta comunidad autónoma, y de ellos, por lo menos la mitad se ha alojado en hoteles de la ciudad condal.

Los turistas británicos han gastado en España más de 16.600 millones euros entre enero y noviembre de 2017

Los británicos no son los que más consumen por persona, pero son los que globalmente más gastan en el turismo español: hasta noviembre, de los 82.293 millones de euros que llegaron a España, al menos el 20% (16.600 millones) fueron aportados por ellos.

Las consecuencias del procés

El proceso independentista también ha repercutido negativamente entre los turistas de las islas británicas, así como los de otras latitudes. En octubre, el mes en que se realizó el referéndum ilegal, en Cataluña el turismo internacional cayó el 4,7% interanual, mientras que en el resto de España creció el 9,2%.

Entre el procés y los casos de turismofobia, Barcelona en particular y Cataluña en general también temen la pérdida de competitividad por el resurgimiento de los destinos de Oriente Medio y el sur de Europa que padecían de cuadros de inestabilidad política y social, como Egipto, Turquía, Túnez y Grecia, situación que ha sid advertida en varias oportunidades por los principales touroperadores como la británica Thomas Cook y la alemana Tui.