El turismo británico sigue en caída libre

Los británicos son el colectivo de turistas más numeroso, pero lleva dos meses seguidos de caídas.

El turismo británico sigue en caída libre

España marca récord de turistas y gasto pese al descenso de los visitantes del Reino Unido

España vuelve a transitar la senda de los récords. Los 8,3 millones de turistas internacionales que arribaron entre enero y febrero, un 3,9% más, son una marca inédita para los dos primeros meses del año.

Asimismo, nunca antes habían gastado 9.009 millones de euros (+5,2%) en sus visitas de enero y febrero, según las encuestas que hoy ha difundido el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Durante febrero los turistas dejaron 4.507 millones de euros en las arcas españolas, un 4,7% más que el mismo mes del año pasado, lo que permite al país encadenar 69 meses seguidos al alza.

Descenso de visitantes británicos

Si bien los británicos siguen firmes como el colectivo más numeroso, en febrero sus presencias bajaron un 5,9% (865.316 personas). No fueron los únicos: los turistas franceses descendieron un 2,2% en sus visitas.

La caída del 5,9% en los turistas británicos preocupa a los operadores y hosteleros españoles

Sin embargo, estos dos indicadores a la baja se han visto compensados por el incremento del turismo alemán, que entre enero y febrero ha superado el millón de llegadas, un 3,5 % más que en el mismo periodo del 2017.

Qué pasa con estos turistas

Entre las razones para explicar el menor interés de los británicos por los destinos españoles se encuentra la recuperación del turismo en algunos de los países competidores del Mediterráneo (como Turquía, Túnez o Egipto).

También cabe consignar la devaluación de la libra respecto al euro, que ha descendido el 2,16% en los últimos doce meses.

Las estadística de los vuelos de bajo coste ya habían alertado la menor llegada de visitantes de las islas británicas, que tras el descenso del 1,1% en febrero, lleva tres meses seguidos de caídas.

Cataluña se recupera

En enero y febrero Cataluña recuperó a los turistas internacionales. Tras las caídas de octubre a diciembre, entre enero y febrero llegaron 1,9 millones de visitantes, un 2,4% más que en el 2017.

Pero lo más llamativo fue el incremento en el nivel de gastos, que trepó a 1.942 millones de euros, lo que representa un aumento del 11,1%. Por visitante, se gastó más dinero (+8,54%), pero a costas de una menor estadía, reducida a 5,5 días.