El turismo cinco estrellas de las Maldivas corre peligro

El hotel Six Senses Laamu, en las Maldivas.

El turismo cinco estrellas de las Maldivas corre peligro

El archipiélago del Índico está en estado de emergencia nacional y el turismo teme que la crisis impacte en una ola de cancelaciones

Cerodosbé .

Barcelona

08/02/2018 - 11:56h

La grave situación política en Maldivas peligra su principal fuente de ingresos. El turismo aporta el 33% de su PIB y contribuye al 80% de las reservas de divisas del país. Con más de 120 resorts, los establecimiento de lujo son el principal motor económico del sector, potenciado por sus espectaculares paisajes de aguas transparentes, arenas blancas y una gran biodiversidad marina.

El país está desde el lunes en un estado de emergencia decretado por el presidente, Abdulá Yamin, en un pulso con el Tribunal Supremo, que la semana pasada ordenó la liberación de varios opositores.

Obviamente en el sector turístico se han encendido las alarmas y las dudas arrecian entre los viajeros que se encuentran en el país o que están dispuestos a viajar.

El turismo, sobre todo el de lujo, aporta el 33% del PIB de Maldivas

El vicesecretario general de la Asociación de la Industria del Turismo de Maldivas (MATI, en inglés), Asad Ali, indicó a Efe que hay turistas que están preocupados y se mantienen en contacto con sus agentes de viaje y operadores para conocer los detalles de la situación en el país.

Sin embargo afirmó que "todo funciona como antes” de la declaración del estado de emergencia, desde las conexiones aéreas hasta los hoteles.

El gobierno busca ofrecer una imagen de tranquilidad

El gobierno de Maldivas está tratando de convencer a los turistas internacionales de que el estado de emergencia declarado el lunes no afecta la actividad normal, y que la convulsión política no afecta a negocios, colegios, aeropuertos e instalaciones de ocio del país.

De hecho, donde puede haber incidentes es en la capital Malé, pero el turismo se concentran en las cientos de islas del archipiélago, separados por kilómetros de océano de los conflictos políticos.

Preocupación entre los turistas chinos

Uno de los principales colectivos que visitan Maldivas, los chinos, están preocupados por los efectos de la revuelta. Las autoridades de Beijing aconsejaron a sus ciudadanos que “extremen la seguridad” y a los que todavía no viajaron pidieron que esperen a que la situación se haya estabilizado.

Además el próximo 15 de febrero comienzan en el país asiático las vacaciones del Festival de Primavera, periodo en el que los chinos darán la bienvenida al Año Nuevo y que suelen aprovechar para visitar a sus familias o viajar a destinos turísticos como Maldivas.

También el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación español aconsejó a los ciudadanos que viajen a las islas Maldivas que extremen las precauciones, permanezcan en los núcleos urbanos mejor comunicados y planifiquen con tiempo su desplazamiento. Además recomendó evitar las zonas donde puedan haber manifestaciones, especialmente en la capital Malé.