Señales que preocupan en España sobre el renacimiento de Egipto

Playa de la ciudad de Hurgada, en Egipto. El Mediterráneo oriental recupera los turistas 'prestados' a España.

Señales que preocupan en España sobre el renacimiento de Egipto

Las grandes hoteleras asisten a una caída de reservas en la costa mediterránea, impotentes ante las ofertas low cost de Egipto, Turquía y Túnez

“Está tirando los precios”. La advertencia del presidente de Turismo Costa del Sol, Elías Bendodo, refleja la preocupación por la estrategia de Túnez, Turquía y Egipto para captar los turistas ‘prestados’ que han aterrizado en España en los últimos cuatro años.

Por la inestabilidad política y los atentados terroristas estos países asistieron a un desplome del turismo internacional, pero la relativa calma del último año están reforzando su presencia, y sus autoridades y empresarios lanzan agresivas campañas de precios para atraer a alemanes, británicos, rusos y otros colectivos que suelen nutrir sus resorts y hoteles.

Precios tirados

La paridad cambiaria y los menores costes permiten a los hoteles y operadores de estos países mediterráneos precios imposibles de ofrecer en España. Por ejemplo, en Túnez hay ofertas de estancias en régimen de ‘todo incluido’, en hoteles cinco estrellas, por 30 euros, describió a Efe el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Luis Callejón.

Túnez ofrece estadías ‘todo incluido’ en hoteles cinco estrellas por 30 euros

En la feria de turismo ITB de Berlín, la más importante del mundo, Turquía se presenta con un stand gigantesco, para recaptar al turismo alemán, un tradicional caladero de ingresos. Egipto y Túnez no se quedan atrás con sus campañas de promoción y contactos.

Preocupación en el Mediterráneo

Las autoridades turísticas de Andalucía miran con preocupación esta avanzada, pero pone paños fríos y asegura que trabajan para incrementar la presencia de alemanes un 7,4%, hasta llegar a 1,4 millones de turistas. Los hoteleros son menos optimistas, y creen que a lo sumo podrán crecer un 3% a 4% la ocupación.

Los representantes de grandes cadenas hoteleras advierten que la caída de las reservas de turistas alemanes pueden llegar al 20%, informa Preferente, mientras que los turoperadores germanos se frotan las manos cuando ven que las ventas de los paquetes para Turquía crecen hasta un 80%.

Menos turismo low cost

Si no se puede competir con la carta de los precios, los hoteleros y operadores apostarán por reforzar el turismo de más categoría, la oferta cultural y las propuestas de ocio y gastronomía. Los organismos de promoción de la Costa del Sol centrarán su estrategia en fidelizar a los turistas “que priman la calidad por encima del precio”.

De alguna manera, esta posible crisis servirá para que la costa mediterránea, Baleares y Canarias tengan una menor presencia de turistas de bajo coste, y que se incrementen los visitantes de mayor poder adquisitivo, un reclamo continuo para alejar la oferta de sol y playa de menor calidad.