El turismo de lujo goza de buena salud en España

España consolida su oferta de turismo de lujo, que creció un 7% en el último año.

El turismo de lujo goza de buena salud en España

Los ingresos de los hoteles de alta gama crecen un 7% en el 2018, y consolidan a otros sectores como el turismo de salud o el cultural

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

26/04/2019 - 12:49h

Los hoteles más exclusivos de España lograron ingresos por 1.800 millones de euros durante el año pasado, lo que supone un incremento del 7% respecto al 2017. El incremento de los viajeros con más poder adquisitivo sirve de motor para otros segmentos como el turismo de bienestar o el cultural, que también crecen en volumen.

Estos datos fueron aportados por el estudio ‘Spanish Excellence: Today & Tomorrow’, elaborado por la consultora Bain & Company para Círculo Fortuny.

[Para leer más: España cambia de modelo: sube el turismo de calidad]

Según este informe, el turismo de alta gama duplicará su tamaño en los próximos seis años, y facturará en torno a los 21.000 millones de euros.

Cambio de modelo

Durante el año pasado España volvió a marcar un récord de visitas, pero el ritmo de crecimiento se ralentizó considerablemente: mientras que el número de turistas internacionales creció el 1,1%, el nivel de gastos subió el 3,3%, hasta rozar los 90.000 millones de euros.

Estos números confirman el cambio de estrategia de las autoridades y los operadores turísticos ante el surgimiento de nuevos competidores: apostar por la calidad antes que la cantidad.

Nuevas estrategias

Diversos empresarios relacionados con el turismo de lujo precisaron sus estrategias para impulsar a este sector.

Los empresarios del turismo de lujo apuestan por la experiencia para convocar a un turismo de más calidad

La clave, según el presidente de Círculo Fortuny, Carlos Falcó, pasa por mejorar la experiencia del viajero: “estamos desarrollando nuevos ámbitos de crecimiento como la cultura, el bienestar, la gastronomía y una oferta hotelera única y exclusiva con propuestas originales que convierte una estancia completa e irrepetible para cada visitante”, dijo.

Para Enrique Valero, director general de Abadia Retuerta Le Domaine, ofrecer experiencias únicas es un trabajo a largo plazo, “en el que se invierte tiempo y esfuerzo en crear una relación directa y afianzada con los visitantes”.

Impulso al turismo de bienestar

Uno de los ámbitos que son impulsados por el crecimiento de los viajeros de alta gama es el turismo de salud y bienestar. España es el quinto país en el mundo en este segmento y el segundo a nivel europeo, con 5,2 millones de turistas al año que han dejado más de 8.800 millones de euros.

Las claves para potenciar este sector se encuentran en la sofisticación de la oferta y en el apoyo en el entorno que brinda España, que se sustenta en la dieta mediterránea, el estilo de vida y la climatología.

[Para leer más: El turismo wellness crece en España. Y estas son las tendencias]

“Precisamente este carácter es el que nos ha valido la primera posición en el ranking de ciudades más saludables del mundo de Bloomberg”, indicó Alejandro Bataller, vicepresidente de Sha Wellness Clinic.

Despegue del turismo cultural

El turismo cultural también busca despegarse como una opción diferencial. El  Ministerio de Cultura y Deporte calculó que 13 millones de turistas internacionales viajaron a España por motivos culturales durante 2017, un 38% más que en el anterior ejercicio.

Este crecimiento siguió durante el año pasado, como lo confirmó el director gerente del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, Evelio Acevedo, donde las visitas a este centro subieron el 17%.

“España crece a buen ritmo en este tipo de turismo, situándonos al nivel de países líderes en este sector”, dijo.