A España le cuesta despegarse del turismo low cost

El turismo de compras es una de las principales motivaciones del turista chino.

A España le cuesta despegarse del turismo low cost

España aumenta un 26% los ingresos de los turistas de alto poder adquisitivo, pero capta la mitad de los visitantes más exclusivos que llegan a otros destinos

Equipo Cerodosbé

Barcelona

22/01/2018 - 14:12h

El gasto promedio de los turistas españoles en 2017 –a falta de las cifras de diciembre- habrá aumentado un 13% respecto al año anterior, y se ubicaría en unos 1.054 euros por persona en cada viaje. En cuanto a los turistas de más poder adquisitivo, España captó un 26% más de ingresos de este segmento, según precisa el Barómetro del Turismo de Compras elaborado por la compañía Global Blue.

Es un índice positivo en cuanto al incremento por persona, pero a España le cuesta despegarse de la propuesta de turismo de bajo coste y captar más visitantes que busquen hoteles, restaurantes y propuestas de lujo.

España capta la mitad de los turistas de alto poder adquisitivo que puede atraer Francia

Según este informe, a España “le queda recorrido”, teniendo en cuenta que sólo capta el 10% del sector de viajeros más exclusivos, la mitad de lo que puede atraer Francia u otros destinos que compiten con las propuestas españolas.

Perfiles de los visitantes

Más de nueve de cada diez de los turistas que recibe España responden al perfil de europeo poco acostumbrado a viajar (menos de tres viajes en los últimos dos años) y que apenas se deja, según datos del INE, una media de 1.000 euros en poco más de una semana, precisan en Global Blue.

El perfil del viajero más exclusivo es el de un turista de larga distancia que busca experiencias, apasionados de las compras y con un gasto en destino que duplica al que realizan los europeos amantes del 'sol y playa' en toda su estancia, describen.

Los turistas que más gastan en España

Según Global Blue, la construcción de un modelo turístico de mayor sostenibilidad pasa no soolo en mejorar el volumen de viajero sino en incrementar su gasto per cápita. Iniciativas como el Plan de Turismo de Compras o la mejora de las conexiones aéreas con Asia "demuestran la eficacia de potenciar una estrategia que permita superar el escollo de la estacionalidad".

De hecho, estas acciones, unidas a la reactivación de la economía china, han permitido capitalizar la llegada de turistas de esta nacionalidad, que en 2017 incrementaron su gasto en España en un 27%. De esta forma, con un ticket medio de 946 euros cada vez que entraron en una tienda, se alzaron como los más rentables. En Europa, se considera a los chinos como el colectivo que más dinero deja en sus estadías, con un promedio de 1.485 euros por persona.

Tras ellos, argentinos y rusos conformaron el podio de turistas más rentables para España durante el año pasado. El tipo de cambio del euro frente al peso aumentó en un 44% la capacidad de compra de los argentinos, mientras que el alza del barril de petróleo sobre la cotización del rublo aumentó en un 15% el poder adquisitivo de los rusos. Así, entre las tres nacionalidades concentraron casi la mitad de los ingresos del comercio por turismo de compras.

Impacto en Barcelona

El operador de tax free ha detectado que la inestabilidad política en Cataluña ha tenido un impacto importante sobre el turismo de compras en la recta final del ejercicio. De hecho, los ingresos por compras de turistas de fuera de la UE cayeron en diciembre un 16% en Barcelona, y llevó que por primera vez en años, los ingresos en España marcaran signo negativo, al caer un 1%.

Dado que Barcelona concentra el 50% de las compras de lujo en España, “lo que allí ocurra afecta y mucho al resultado total de España”, dijo Luis Lorca, director de Global Blue.