Un empresario plantea reabrir el camping 'Mar Azul' de Almería

Un empresario plantea reabrir el camping 'Mar Azul' de Almería

La infraestructura, que tendrá capacidad para 800 personas, precisa la autorización ambiental unificada de la Junta

JAVIER RUIZ

22/06/2013 - 17:59h

La localidad almeriense de Balerma contará de nuevo con un camping tras la desaparición, en 2000, del Mar Azul. La nueva infraestructura turística estará próxima a la localidad de El Ejido y ocupará una superficie de más de 46.6000 metros cuadrados y tendrá capacidad para 800 personas.

El objetivo del impulsor del proyecto, el empresario José Collado Galtaver, es mantener el antiguo camping que, según explicó "dejó de funcionar pues su pequeño tamaño le impidió un desarrollo en concordancia con la oferta turística y sostenibilidad económica" de la zona.

El nuevo Mar Azul estará ubicado en una zona conocida como El Albercón, y ocupará parcialmente suelo no urbanizable. Esto supone que el proyecto deberá someterse al criterio de la Junta de Andalucía, que deberá valorar si concede una autorización ambiental unificada abreviada, tal y cómo establece la actual normativa.

Entre Almerimar y Balerma

La instalación ubicada al norte de la carretera AL-9036 que va desde Almerimar hasta Balerma contempla una superficie de acampada de 29.925 metros cuadrados. De ellos, 21.301 pertenecen a suelo no urbanizable y sin uso actualmente. 

Según el esquema inicial, al que ha tenido acceso la agencia EFE, se prevé la creación de 226 parcelas de 70 metros cuadrados cada una. Además, dispondrá de seis espacios de acampada libre con un total de 580 metros cuadrados que cumplen con el estándar para la consecución de la segunda categoría. 

Así consta en el proyecto de Collado Galtaver. Según explicó, "no existe ningún camping en El Ejido" por lo que el nuevo camping es "un servicio turístico que se considera absolutamente necesario en un municipio con gran vocación en el desarrollo de este recurso económico".

Próximo al mar

La instalación constará de recepción, mercado, bar, aseos, sala de curas, área de esparcimiento, área deportiva y salón social.

"Su proximidad al mar y al tradicional núcleo turístico pesquero de Balerma”, apuntó Collado, “hacen de la parcela un lugar ideal para la implantación de esta actividad turística", justifica el proyecto.