Un mito menos: desmontan la leyenda del turista ruso y rico

Un mito menos: desmontan la leyenda del turista ruso y rico

La Diputación de Barcelona indica que el 70% de estos visitantes gastan menos de 1.000 euros en sus estancias

No todo el turismo ruso, el mercado emergente que más interés ha despertado en el sector, es de lujo. Así lo afirma un estudio realizado por la Diputación de Barcelona y el grupo Serhs que rompe varios mitos sobre estos visitantes. El informe muestra como sólo el 27% de los rusos gastan más de 1.000 euros en sus estancias.
      
 
El 25% de los visitantes rusos de Cataluña gasta menos de 59 € por día
 
El dato se analiza a partir de una estancia media de 8,5 días en Cataluña --principal destino en España ya que copa más del 60% de los visitantes-- y sin tener en cuenta alojamiento ni transporte.

“El turista ruso acostumbra a hacer estancias más cortas que el resto de mercados”, explica Jaume Garau, autor del estudio realizado por la consultora Gaps. En su opinión, se debe a una cuestión de precios --a los rusos les supone un esfuerzo económico venir aquí-- y a las distancias --los días que se pierden viajando--.

Gasto Hasta 500 € 501-700 € 701-1.000 € 1.001 - 1.500 € Más de 1.500 € No contesta
Turistas rusos 24% 11,4% 34,8% 12,1% 14,3% 3,3%

El primer estudio mercados clave: hábitos y percepciones de viaje del turista ruso indica que de media el visitante ruso se deja 1.059 euros en sus visitas, lo que supone unos 125 euros por día. La cifra es más alta que en el caso de los británicos (93 euros) y franceses (80 euros) aunque estos realizan estancias más largas.
 
 
El informe afirma que el turista ruso de lujo puede volatilizarse rápido
 
No obstante, destaca el dato que el 25% de los visitantes rusos de Cataluña gasta menos de 59 euros por día. El 70% de los participantes en el informe aseguraron que gastaron 1.000 euros o menos. Sobre este aspecto, Garau apunta que “la mitad de los visitantes declaran unos ingresos en su país inferiores a los 940 euros al mes”. 

El autor del informe afirma que el turista ruso de lujo puede volatilizarse rápido. Pese a que el 43% de los turistas rusos han repetido y el 72% lo recomendarían, este segmento no tardará en fijarse en otros destinos europeos como Francia y Reino Unido.

En este sentido, ha emplazado a trabajar en la mejora de la calidad que se ofrece en Barcelona en aspectos como la atención en ruso, la seguridad y la agilidad en la tramitación de los visados con el fin de retener a estos turistas.

Estos son los aspectos que, en general, más "molestan" a los rusos que visitan el destino catalán, así como el alto nivel de precios, que convierten Cataluña, y sobre todo Barcelona, en una opción "cara".