Un recorrido por Bonn tras las huellas del joven Beethoven

Una ruta con 22 paradas para conocer a Beethoven (y su Bonn). Foto: Getty Images

Un recorrido por Bonn tras las huellas del joven Beethoven

Una ruta por la ciudad natal del genial compositor a través de un novedoso sistema interactivo que nos permite bucear en su historia

Mar Nuevo

Madrid

18/10/2019 - 14:58h

El próximo año se celebra el 250 aniversario del nacimiento de Ludwig van Beethoven. Un acontecimiento extraordinario que se acompañará de eventos y actos de todo tipo pero, mientras esperamos ese momento, ya podemos seguir sus pasos en la ciudad donde vivió sus primeros 22 años. Solo necesitamos un teléfono móvil para escuchar la historia y las historias de uno de los más grandes músicos de todos los tiempos.

En la esquina de la Münsterplatz y la calle Remigius, justo en el centro de Bonn, ya no encontraremos la casa de la familia von Breuning. El elegante edificio de tres pisos y arquitectura clásica, rodeado de jardines, fue destruido por las bombas de la Segunda Guerra Mundial.

La ruta incluye un total de 22 paradas, con 11 puntos dentro de la ciudad y otros tantos en sus alrededores

Sin embargo, un paseo tras las huellas de Beethoven nos conduce hasta el lugar, que ahora ocupa una gran tienda. La encontramos gracias a una nueva ruta diseñada por la ciudad que propone recorrer, a través de 22 puntos, algunos de los lugares que fueron más importantes en su vida.

Tour Beethoven. Foto: Michael Sondermann | Bundesstadt Bonn.
Un código QR nos abre una nueva historia en cada punto. Foto: Michael Sondermann | Bundesstadt Bonn.

[Para leer más: Beethoven te acompaña en este crucero de lujo]

Marcados por placas y una columna en piedra gris, cada uno de los lugares nos relatará su propia historia. Para escucharla solo tenemos que sacar nuestro teléfono y escanear el código QR que encontremos.

En este lugar concreto nos contará cómo un joven Beethoven –“a menudo terco, a menudo descuidado y a menudo hambriento- de 18 años comenzó a dar clases a dos de los niños de la familia, Lorenz y Leonore von Breuning y encontró en aquella casa un refugio de seguridad y cariño, hasta el punto que la visitaría prácticamente cada día entre el 31 de octubre de 1788 y el 1 de noviembre de 1792, cuando partió a Viena. También allí pasó su último día en Bonn.

Una estatua en la Münsterplatz recuerda el vínculo de la ciudad con Beethoven

La ruta que seguía hacia su trabajo, las casas de sus alumnos, quizás algún pub… Lugares que se mantienen intactos, como la iglesia Remigius, en la que fue bautizado -de hecho, se conserva la pila bautismal original-, y donde tocaba el piano desde que tenía solo diez años, y otros que ya no existen, pero que podremos revivir a través de textos, imágenes y sonidos.

Estatua de Beethoven. Foto: Michael Sondermann | Bundesstadt Bonn.
Estatua de Beethoven. Foto: Michael Sondermann | Bundesstadt Bonn.

Un total de 11 de estos puntos se encuentran en el centro de la ciudad, mientras que el resto se despliegan en los alrededores de Bonn; todos son lugares que Beethoven visitó durante sus primeros 22 años de vida, los mismos que pasó en la ciudad, y de los que podemos conocer datos y curiosidades adicionales.

Si hemos pasado por la Münsterplatz habremos visto también la estatua en su honor inaugurada en 1845 y financiado en parte por el también compositor Franz Liszt. Una parada indispensable que recuerda la importancia del compositor para Bonn.

Otro de los lugares que se mantiene prácticamente igual es la Iglesia de Todos los Santos, comúnmente conocida en alemán como Schlosskirche, así como el antiguo cementerio, con las tumbas de la madre de Beethoven, María Magdalena, así como las de Clara y Robert Schumann, o el palacio de Redoute, al sur de la ciudad, donde un veinteañero Bonn tocó para Joseph Haydn, quien le animó a seguir estudiando música. Años más tarde, aprendería de él en Viena.

[Para leer más: Leipzig: de Goethe al arte más vanguardista de Europa]

Bonn el Rin baña la ciudad a lo largo de 14 km. Foto: Michael Sondermannn Bundesstadt Bonn

El joven Beethoven solía buscar calma a orillas del Rin. Foto: Michael Sondermannn Bundesstadt Bonn.

Lugares que ya no existen

La ruta también nos conduce, como en el caso de la villa de los von Breuning, a lugares que ya no existen, como la posada Zehrgarten en la plaza del mercado, que se cree fue fuente de inspiración para Beethoven ya que allí se daban cita músicos, artistas y librepensadores de la época.

Más allá de Bonn

Fuera de la ciudad, la ruta propone descubrir otros lugares también tocados por el pasado del músico, desde castillos donde dio lecciones de piano a la nobleza hasta sus refugios preferidos, en centros termales, monasterios o en plena naturaleza.

Es el caso de la fuente de fuente de Roisdorf, de propiedades medicinales y que Beethoven visitaba regularmente con su familia; las montañas de Siebengebirge; la capilla barroca de Petersberg; el valle del Rin; o Drachenfels, otro paraje natural al que Beethoven se retiraba para pasear, relajarse, dibujar y anotar sus ideas.

Y es especialmente en medio de la naturaleza poderosa y la belleza de los paisajes donde, como explica el tour, es más fácil sentir que aún vive y respira el espíritu del compositor.