Una agencia de viajes fantasma ofrece packs para abortar en Londres

Una agencia de viajes fantasma ofrece packs para abortar en Londres

La compañía lanza paquetes por 8.000 euros que cubren la intervención, el desplazamiento y el alojamiento

Marta Sánchez

Barcelona

02/04/2014 - 20:03h

Los carteles de promoción de la agencia han aparecido en el Metro de Barcelona
¿Eres española? ¿Estás cansada de que otros decidan por ti? Son las primeras palabras de un anuncio publicado en Youtube que está revolucionando las redes sociales. La campaña la firma la agencia de viajes Newlife Spain, que desde este miércoles ofrece packs, exclusivamente a las mujeres españolas, para abortar en Londres por 8.000 euros.



El viaje de lujo incluye el desplazamiento desde el aeropuerto, alojamiento y una sesión de compras, con personal shopper incluido, por la capital británica.

“Una forma sencilla, discreta y cómoda de interrumpir tu embarazo sin renunciar a todo el confort y la atención que te mereces. Descubre nuestro happy tours”, reza el anuncio. Además, la compañía se compromete a facilitar la atención médica y psicológica necesaria entre más de cien clínicas del Reino Unido.
 
 
La agencia asegura que este jueves publicará un comunicado oficial sobre la polémica campaña
 
La cuenta de Twitter apenas cuenta con medio centenar de seguidores y la web tan sólo ofrece un correo electrónico de contacto. No hay mucho más rastro de la agencia de viajes. Pero su repercusión ha traspasado las redes sociales y ha pisado la calle.

Un usuario de twitter (@thatsmyr) ha publicado una foto en la que aparece un soporte publicitario en el metro barcelonés con la campaña de Newlife Spain. Pero ni Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ni la compañía que gestiona el mobiliario publicitario, JC Decaux, saben cómo ha aparecido en el suburbano catalán. 

La agencia de viajes, desde su cuenta de Twitter, asegura que este jueves publicará un comunicado oficial para dar su versión sobre la polémica campaña.

El mismo escenario se vivió en la capital catalana hace unas semanas. Un anuncio sobre la pedofilia en la marquesina de una parada de bus hizo saltar las alarmas. Nadie sabía como había aparecido el anuncio en ese soporte público.