Una nueva modalidad de secuestro en México desata la alarma entre el turismo

Una nueva modalidad de secuestro en México desata la alarma entre el turismo

La policía colombiana investiga extorsiones a viajeros de su país que comienzan con una llamada al hotel

Redacción

A Coruña

02/11/2013 - 19:30h

Imagen de una zona turística en México | E.P,
Nuevas modalidades de secuestro a turistas en México. En esta ocasión, la voz de alarma la ha dado la policía nacional de Colombia que, a través de la Dirección del Grupo Antisecuestro y Antiextorsión (Gaula) ha descubierto nuevos casos, esta vez contra viajeros de su país.

La investigación se inició tras una denuncia realizada por un ciudadano colombiano, que fue intimidado para que pagara una elevada suma de dinero en México. La Gaula descubrió una nueva modalidad de “secuestro” que, en este caso, sólo se conoce entre turistas colombianos en la capital azteca y otras ciudades turísticas del país.

El drama de las víctimas comienza en el momento en el que adquieren un paquete turístico. Una vez el viajero se registra en el hotel, dejando todos los datos personales requeridos, es trasladado a su habitación. Allí, uno de los empleados del hospedaje e integrantes del grupo de delicuentes, suministran información sobre el turista.

 
 
Un falso policía le dice al turista que debe cambiar de hotel
 

El viajero recibe una llamada a la habitación por parte de un sujeto que manifiesta ser integrante de la policía federal, que le dice que realizan una redada contra narcotraficantes y grupos al margen de la ley. El falso agente le explica que, por motivos de seguridad, no debe cortar la comunicación. Al tiempo, le informa de que es necesario trasladar a los huéspedes del hotel a un lugar seguro.

El comunicante indica a la víctima que en pocos minutos una persona pasará por la habitación. Debe entregarle 400 pesos mexicanos, con el fin de sufragar el traslado a un nuevo hotel más seguro. Posteriormente, el extorsionado recibe una nueva llamada: le instan a abandonar el edificio sin brindar información a nadie.

Una vez fuera del hotel, el turista recibe una tercera llamada a su móvil personal, el cual cuenta con servicio roamming internacional. Esta vez, los extorsionadores insisten en que no debe cortar la comunicación. Le piden que coja un taxi y solicité al conductor que lo traslade al nuevo hotel.

 
 
Las fuerzas de seguridad colombianas trabajan en colaboración con la Interpol
 

Ya en el taxi, le informan de que está secuestrado por el grupo de los Z´s. Durante el trayecto debe adquirir en una tienda un teléfono local y suministrarles el número. Una vez ocurre esto, mandan a la víctima apagar su móvil personal, para lo cual le hacen saber que tienen todos los datos familiares del afectado en Colombia.

Las fuerzas de seguridad colombianas trabajan en colaboración con funcionarios de la Interpol en México para atajar estas actuaciones criminales.