Una pirámide egipcia de 4.600 años abre sus puertas al turismo

La pirámide doblada recibe visitantes por primera vez en 54 años. Foto: Mike Nleson | EFE.

Una pirámide egipcia de 4.600 años abre sus puertas al turismo

Tras una larga restauración y el hallazgo de momias y ajuares funerarios, la pirámide 'doblada' de Bent recibe visitantes por primera vez desde 1965

Mar Nuevo

Madrid

16/07/2019 - 12:35h

Este verano El Cairo estrena nuevo atractivo, si es que se puede llamar nueva a una construcción de alrededor de 4.600 años. A 40 km de la capital egipcia espera a sus nuevos visitantes la pirámide de Bent, que abre por primera vez desde 1965.

Casi 55 años después de su cierre, y tras el hallazgo de momias y ajuares funerarios que han revolucionado a los arqueólogos, esta fantástica construcción, ubicada en la necrópolis de Memphis -que incluye también las famosas pirámides de Giza-, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, está lista para descubrir sus secretos.

La construcción se conoce también como pirámide doblada por su inusual forma, con dos ángulos de inclinación diferentes

[Para leer más: Tutankamón vuelve a reinar en Egipto]

La pirámide doblada

Conocida también como la pirámide doblada por su forma inusual, con dos ángulos de inclinación diferentes, se construyó durante el antiguo reino del faraón de Sneferu (también conocido como Seneferu o Snefru), aproximadamente en el 2.600 aC y es totalmente excepcional por incluir en su interior dos estructuras diferentes.

 

Cuenta con 101 m de altura y, según los expertos, es un excelente ejemplo del desarrollo temprano de estas construcciones, a medio camino entre la pirámide escalonada de Zoser y la pirámide de Meidum, y donde además los constructores cambiaron el ángulo a la mitad del proyecto debido a la inestabilidad del edificio, lo que generó su forma distintiva.

Ahora se podrá recorrer un pasaje de 79 m que conduce a dos cámaras funerarias.

Durante los trabajos de rehabilitación de la pirámide los arqueólogos egipcios descubrieron una colección de sarcófagos de piedra, arcilla y madera, algunos de ellos con momias

Sarcófagos y ajuares inéditos

Según explicó en su apertura el ministro de Antigüedades, Khaled El-Anany, durante los trabajos de rehabilitación los arqueólogos egipcios descubrieron una colección de sarcófagos de piedra, arcilla y madera, algunos de ellos con momias.

Entre los objetos se encuentran máscaras funerarias de madera junto a herramientas utilizados para cortar piedras, que datan del Período Tardío (664-332 aC).

También aparecieron grandes bloques de piedra junto con fragmentos de caliza y granito que indicarían la existencia de tumbas antiguas en el área, según las autoridades.

 

Impulso al turismo egipcio

La apertura se enmarca en un impulso del gobierno egipcio a la restauración de sus monumentos históricos que, como las tres pirámides de Giza atraen a miles de visitantes al año y que tiene por objetivo relanzar su turismo tras la revolución de 2011 que terminó con el derrocamiento de Hosni Mubarak y los atentados que han sacudido al país.

En sus mejores años, el sector generaba el 10% del PIB. Solo en 2010 se recibieron 14,7 millones de visitantes que se redujeron drásticamente a 5,3 millones en 2016. Un año después se alcanzaron los 8,3 millones y, en 2018, los 10 millones.