"Uruguay no será la Ámsterdam de Sudamérica"

"Uruguay no será la Ámsterdam de Sudamérica"

La legalización del cannabis y José Mújica han relanzado la marca-país del estado suramericano

Ignasi Jorro

Barcelona

19/11/2014 - 18:30h

Vista aérea de la bulliciosa ciudad de Punta del Este.
Uruguay no compite con los grandes de Sudamérica. La pequeña República juega en otra liga: prueba incentivos al turismo y se reinventa como laboratorio democrático. "Que nadie se equivoque: no seremos el Ámsterdam suramericano", advierte el ministerio de Turismo del país sobre la reciente legalización del cannabis.

Esta medida -aprobada hace un año- y otras han tenido un impacto positivo sobre la marca-país de Uruguay."Somos un estado con alta calidad democrática, estable. Y, como tal, probamos medidas innovadoras", explica Paola Bianchi, directora de Planificación Estratégica del citado ministerio.

Por si los intangibles no fueran suficientes, el país testea incentivos fiscales para promover el turismo. Se estrenaron en agosto y son válidos hasta junio de 2015. "Entre otros, se devuelve el IVA a los turistas en varios supuestos, en algunos casos de forma automática", explica la alto cargo.

Turismo

La devolución fiscal es una de las armas que presenta Uruguay en la feria EIBTM, que se celebra esta semana en Barcelona. A la ciudad condal el país viene, más que a vender, a enseñar. "Naciones rivales se acercan al stand y nos preguntan cómo lo hacemos. Competimos, sobre todo, con Perú", explica Bianchi.

En efecto, los primeros resultados de la política económica abierta de Uruguay son cuantificables. Y sorprendentes. "Recibimos a más de cuatro millones de turistas en 2013, el doble que en 2010. Punta del Este ya es un resort consolidado. Y ahora se está desarrollando la región sureste", añade la profesional.

Ante la colonización de las playas paradisíacas, ¿hay peligro de burbuja? "No habrá boom de la construcción en Uruguay. Cada inversión se estudia al detalle. Y seguimos viviendo, en buena medida, de la exportación de carne", tercia la joven.

Economía

Por si acaso, Uruguay se postula como un coloso del turismo regional. La mayoría de turistas internacionales son argentinos (500.000 al año) y brasileños (unos 400.000). Los primeros refugian sus capitales en la amable vecina, mientras que los segundos pertenecen a la nueva y rocosa clase media carioca.

Además, el país considera "vitales" las conexiones aéreas con Europa. "La retirada de Iberia la recibimos con dureza, pero reaccionamos rápidamente con Air Europa y Air France. El retorno de Iberia es muy positivo", concluye la profesional.