Valencia 'empapela' Madrid para captar visitantes

Valencia 'empapela' Madrid para captar visitantes

Turismo lanza una campaña publicitaria para potenciar la llegada de madrileños en otoño

E.O.

03/10/2012 - 20:00h

La Ciudad de las Artes y de las Ciencias
A los madrileños les gusta Valencia y eso se nota. De los turistas nacionales que llegan cada año a la capital del Turia, Madrid es la principal comunidad emisora con cerca de un 30% del total, seguida de Catalunya y Andalucía.

Tanto es así que Turismo de Valencia ha querido empapelar la capital española – un centenar de marquesinas y 180 vallas publicitarias-- y cubrir el mobiliario urbano con el slogan: Este otoño escápate a Valencia.

Y es que aunque ahora el turismo internacional ya gana terreno al nacional y se situá en torno a un 60%, Turismo de Valencia no quiere dejar de lado a los visitantes españoles, que “son también muy importantes para la capital valenciana”, según apuntan desde la organización.

El AVE acerca más los madrileños a Valencia


La puesta en marcha del AVE que conecta Madrid y Valencia en una hora y media, la relación entre ambas ciudades se ha estrechado favoreciendo el aumento de visitantes.

Ahora, este acuerdo de colaboración se fortalece con una campaña publicitaria para impulsar la llegada de los madrileños durante la temporada de otoño, coincidiendo con varios puentes antes de las Navidades.

Hasta 320.000 pernoctaciones


En los primeros ocho meses del año se han registrado en Valencia 322.000 pernoctaciones sólo de visitantes provenientes de la Comunidad de Madrid. De este modo, el impacto económico que la actividad turística arroja a la capital del Turia es de 1.300 millones de euros de media, con un gasto y estancia mayor por parte de los turistas internacionales, según apuntan desde Turismo.

Aunque en los últimos años esta cifra ha crecido ya se están notando los efectos de la crisis en un sector que hasta ahora se ha mantenido inmune al contexto económico actual. Los tiempos han cambiado y no sólo los españoles, sino también los extranjeros reducen el gasto en sus visitas a Valencia lo que obliga a la ciudad a ofrecerse como un destino más atractivo en cuanto al precio, abaratando las tarifas.

Pero este turismo low cost no gusta a todos y los hoteleros ya han unido para desligar la imagen de la ciudad de estos servicios de bajo coste.