Valencia lanza un plan para superar a Málaga y Canarias en cruceristas

Valencia lanza un plan para superar a Málaga y Canarias en cruceristas

El Puerto prevé captar otros 200.000 pasajeros hasta 2016 y pondrá en marcha tres nuevos atraques para el próximo año

J. Carrasco

16/10/2012 - 20:05h

Buque 'MSC Sinfonia' en el Puerto de Valencia
Valencia tiene un plan para que el negocio boyante de los cruceristas no se vaya a pique por la crisis. El objetivo es captar casi 200.000 pasajeros hasta 2016 para convertirse en el tercer puerto de España por delante de Málaga, Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife, que todavía hoy le superan. En 2013 las navieras Pullmantur y Costa Cruceros reforzarán su presencia en Valencia y Cruceros de Francia comenzará a operar por primera vez.

En los cinco años de crisis se puede asegurar, con un margen de error muy bajo, que los únicos acontecimientos positivos para la ciudad de Valencia han sido la llegada del AVE a finales de 2010 y la pujanza del turismo de cruceros. Este año la cifra de pasajeros alcanzará por primera vez el medio millón, lo que supone un incremento del 30% respecto al ejercicio pasado y casi duplica los que había en 2009.

Este aumento de cruceristas tiene su explicación en la proyección internacional de Valencia gracias a la celebración de la Copa América y la Fórmula 1, y en al atractivo del centro histórico y de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Conscientes del potencial de este negocio, la Autoridad Porturia de Valencia (APV) ha diseñado un plan ambicioso que supone pasar de los 500.000 cruceristas de 2012 a 680.000 en 2016.

Liga de puertos

Si ese programa alcanzase el objetivo trazado, Valencia daría un gran salto en la liga de puertos españoles que basan parte de su negocio en los cruceros. A día de hoy, Valencia ocupa el sexto lugar por detrás de Barcelona, que concentra la tercera parte de todos los pasajeros; Baleares, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria y Málaga.

Fuentes de la APV sostienen que el cumplimiento del plan de captación de turistas dependerá en buena medida "de la capacidad de atracción de la ciudad" en los próximos años. La estrategia del Puerto, en coordinación con el Ayuntamiento, pasa por dar mayores facilidades a las navieras con la construcción de dos atraques dentro de la ampliación norte, que estarán operativos en 2013, junto con un tercero ya disponible en la cara interior del dique.

Terminal remota de cruceros

La ampliación norte incluirá también una terminal de cruceros que no ha salido a concurso ya que el Puerto explora el interés que pueda existir entre inversores privados para ejecutarla. "Dependerá de la situación del mercado", explican las mismas fuentes. Mientras tanto, a favor del crecimiento del turismo de cruceros juega la reciente puesta en marcha de la terminal remota en la antigua estación marítima, gestionada por la empresa Valencia Passenger Services, fruto de la unión de cuatro consignatarios: Bergé, Pérez & Cia, Roca Monzó y Transcoma.

El crecimiento de este segmento de negocio descansará también en la incorporación de buques de mayor capacidad por parte de MSC, perteneciente a la clase, Fantasía por encima de los 4.000 pasajeros, y en la mayor aportación de navieras como Pullmantur, que comenzó a operar como puerto base en septiembre pasado y que hará ocho escalas en Valencia en 2013. Costa Cruceros elevará sus escalas hasta las 36, un 16% más que en 2012. Otra novedad del próximo ejercicio será la llegada de la naviera Cruceros de Francia.

Más de 20 navieras operan

En 2012, cinco navieras (Royal Caribbean, Costa Cruceros, MSC, Pullmantur e Iberocruceros) tienen a Valencia como puerto base, es decir, como inicio y final de trayecto. Hay además otra veintena de compañías que lo utilizan para hacer escala. Más del 80% de los cruceristas que hacen escala en Valencia son extranjeros, y entre ellos sobresalen en número los de Alemania, Reino Unido y Estados Unidos.

La llegada de estos pasajeros internacionales ha supuesto una inyección de dinero para la hostelería y el comercio del centro de la ciudad.

De ahí que el Ayuntamiento, acogiéndose a la nueva normativa de horarios comerciales del Gobierno para zonas turísticas, pretenda que las tiendas puedan abrir todos los festivos del año si están situadas en el casco histórico.