Qué hacer en el Vall d’Aran cuando se vaya la nieve

Amazon o las cinco mejores ofertas de primavera para practicar deporte al aire libre

Qué hacer en el Vall d’Aran cuando se vaya la nieve

Al término de la temporada de esquí el Vall d’Aran cuenta con una intensa agenda de actividades de excursiones, naturaleza y gastronomía para disfrutar

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

09/03/2019 - 13:59h

La temporada de esquí en las estaciones del Vall d’Aran se prolongará hasta después de Semana Santa, pero este valle puede ser disfrutado todo el año. O sea: cuando a partir del 22 de abril cierren las pistas y las nieves se alejen paulatinamente se pueden realizar toda clase de actividades para disfrutar de la naturaleza de los Pirineos.

Santuario de Montgarri

Esta zona es ideal para el senderismo. Una de las excursiones más populares es visitar el Santuario de Montgarri, a 1.655 metros de altura. El poblado era uno de los que tenían más habitantes del valle, y estaba aislado durante medio año; pero a partir de los ’70 se fue vaciando de gente.

[Para leer más: Estas son las ciudades españolas revelación para Semana Santa]

Cada 2 de julio se organiza una romería en honor a Nuestra Señora de Montgarri, pero más allá de la celebración, llegar a la zona tras una caminata de seis kilómetros desde Beret tiene su recompensa con las vistas de los bosques de abeto y pino negro.

montgarri

Desde Montgarri nace el Garona, que desemboca frente a Burdeos, en el Atlántico

Allí nacen dos ríos, el Noguera Pallaresa, que desciende por el Pallars Sobirà; y el Garona, que inicia su recorrido hasta desembocar en el Atlántico, frente a Burdeos. Al lado de la iglesia románica, que se remonta al siglo X, hay un refugio para excursionistas.

Salidas en BTT

Si hay suficiente resistencia en las piernas desde los poblados del Vall d’Aran se alquilan bicicletas y se organizan excursiones por los innumerables senderos de la comarca. En los 400 kilómetros hay desde rutas fáciles hasta otras muy difíciles.

En la primera categoría entran los recorridos circular de Les-Sant Blai-Camin Reiau (4,6 km), el Arties-Garós-Arties (5,8 km) o el Baqueira-Tredòs-Salardú (3,4 km).

btt aran2

Un poco más complejas son las de la vuelta desde Es Bòrdes por Pònt deth Còc, Montanhetes, Camin Vielh y vuelta a Es Bòrdes, o el de Beret subiendo a Montgarri y descendiendo, por 12,2 km.

Un clásico es la ruta cicloturista de la Val d’Aran de 65 km, o el recorrido que permite descubrir los pueblitos pirenaicos del Naut Aran.

Caviar del Pirineo

Esta propuesta es más inmediata, sin esperar a que se vayan las nieves. 

Se trata de disfrutar del caviar producido por Nacarii, una piscifactoría de la región, en donde diez exclusivos restaurantes de la comarca participan con menús de 40 a 90 euros en el Mes del Caviar, que se realizará del 4 al 24 de marzo.

En la quinta edición de esta cita gastronómica se pueden probar platos como la yema de huevo trufada con crema de aguacate, cigala y caviar, el esturión a la crema de alcachofas y parmesano (Era Coquèla); los rollitos de jamón ibérico con caviar (Café Nuevo); la crema de nueces con caviar (Eth Ticolet); el micuit de pato con esturión ahumando con manzana y Pedro Ximenez (Del Gel al Foc); o la coca de esturión ahumado con coulis de tomate (Borda Benjamín); entre otros.

Vieras con caviar Nacarii y crema de bogavante

Descubrir la fauna

Si hay suerte al momento de realizar salidas de senderismo se pueden encontrar diversos ejemplares de la fauna del Pirineo, pero si se pretende buscar una especie lo mejor es contratar a algunos de los guías de la región.

En los aires se pueden divisar al quebrantahuesos, el águila real, los milanos negro o real o el alimoche que vuelan en círculos buscando presas y carroña.

En los bosques hay una pequeña población de osos pero dar con ellos es casi imposible

No es raro toparse con rebecos, ciervos rojos y con marmotas. También hay una pequeña población de osos que suelen cruzar de Francia a España, pero dar con ellos es casi imposible –y poco recomendable-.

aranpark

Una opción más relajada es visitar el Aran Park, donde conviven en régimen de semi libertad osos, linces, nutrias, dos especies de lobos (blancos y grises) marmotas, ciervos, cabras y otros ungulados de montaña.

Lagos y más lagos

Los bosques del Val d’Aran son la cortina protectora de hermosos lagos glaciares, algunos muy fáciles de acceder. La cadena del Circo glacial de Colomès es el más importante. Pertenece al Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici, que cuenta con 30 espejos de agua.

aiguestortes

Otra es el Circ de Saboredo. Se encuentra en el Valle de Ruda, una formación que se presenta como una U que acoge el glaciar más grande del Pirineo. Para llegar hay que andar 10 km desde el Pont de Locampo.

Los lagos de Bacivèr y Rosari de Bacivèr, de acceso más complejo, se encuentran en un paisaje agreste de singular belleza. Otros lagos recomendados son el Lac de Liat y el Lac de Mar, zonas a las que se recomienda tener buen estado físico para llegar y, en lo posible, con la guía de un experto.