Vandalismo en el Park Güell de Gaudí por la venta de entradas

Vandalismo en el Park Güell de Gaudí por la venta de entradas

El estreno del sistema de cobro se ve empañado con pintadas y el sabotaje de una expendedora

Redacción

Barcelona

25/10/2013 - 21:12h

La máquina saboteada
El parque Güell de Barcelona ha puesto en marcha este viernes la venta de entradas para acceder al recinto. El estreno se ha visto empañado con pintadas en contra de lo que muchos entienden como una privatización del espacio público. También han saboteado una máquina expendedora de entradas. Para este sábado, la plataforma Defensem el Park Güell ha convocado una concentración en el acceso principal.
      
 
El parque tiene así capacidad para 12.000 entradas al día
 
La zona monumental diseñada por Antoni Gaudí se ha restringido a 400 turistas cada media hora y a 50 registrados al programa Gaudir BCN; estos últimos, básicamente barceloneses y habitantes del área metropolitana. El parque tiene así capacidad para 12.000 entradas al día. Esta primera jornada ha tenido un gran éxito con casi todas los tickets vendidos.

El horario irá en función del sol --en invierno de 8:30 a 18:00 y en verano de 8:00 a 21:30--. Las entradas cuestan para los turistas siete euros la general comprada por Internet y ocho en taquilla; 4,9 a través de la red y 5,6 in situ para niños de siete a 12 años, mayores de 65 y será gratis para niños hasta seis años y quienes tengan la tarjeta rosa de pensionistas.

Problemas para el turismo

El sector de los operadores turísticos han reclamado al ayuntamiento "más flexibilidad" en la aplicación del nuevo sistema de entrada para que no provoque menos visitas de extranjeros.

La Asociación Catalana de Agencias de Viajes critica no poder anular las visitas de grupo sin penalización económica --del 20% hasta siete días antes de la visita, y del 50% entre los siete días y 24 horas antes-- y la Asociación Profesional de Guías de Turismo de Catalunya (APIT) pide ofrecer el servicio de guías --que critican intrusismo-- a visitantes individuales, sin respuesta del consistorio.