Venecia cobra peaje a los turistas

Venecia recibió a 27 millones de turistas el año pasado.

Venecia cobra peaje a los turistas

El ayuntamiento de Venecia cobrará hasta 10 euros a los turistas por visitar la ciudad, aunque no pernocten en sus hoteles

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

02/01/2019 - 11:21h

Venecia lanza otra medida para frenar al turismo de masas: el Ayuntamiento cobrará una tasa de hasta 10 euros a cada persona que quiera llegar a la ciudad de los canales. El dinero recaudado se destinará a limpiar las plazas, los canales y las sendas peatonales de la suciedad que dejan los 27 millones de turistas que la visitan.

En realidad lo que cambia es el alcance del actual impuesto turístico: hasta ahora los hoteles y pisos turísticos cobraban una tasa a cada persona que pernocte. Pero cientos de miles de visitantes pasean cada día por la ciudad sin dormir en ella, como son los pasajeros de los cruceros que atracan en el puerto veneciano.

La recaudación llegará a los 50 millones de euros

El año pasado unas 10 millones de personas pagaron esta tasa turística y el Ayuntamiento recaudó 30 millones de euros. Pero con el nuevo pago las arcas municipales podrá recibir hasta 50 millones de euros, informa La Repubblica.

La tasa de desembarque costará entre dos y cinco euros, y hasta diez en temporada alta

Aunque se permanezca en Venecia solo un par de horas, cada persona pagará entre dos y cinco euros, pero en temporada alta la tasa llegará a los diez euros. De este impuesto quedan exentos los estudiantes y pensionistas.

El cobro no será directo, sino que será facturado en el billete de avión, barco o transporte terrestre que llegue a la ciudad.

También en las islas vecinas

El alcalde Luigi Brugnano anunció por Twitter que “la tarifa por aterrizar en Venecia ya es ley”, y precisó que la intención de su administración es buscar una regulación “equilibrada y participativa para todas las personas que viven, trabajan y estudian en nuestro territorio”.

 

 

Este pago no solo se aplicará en Venecia, sino también en las otras islas que son un polo turístico en la laguna, como Murano, Burano y Lido.

Medidas contra la masificación turística

Esta es una de las diversas medidas que Venecia lanzó para frenar el aluvión del turismo, en una ciudad de solo 50.000 habitantes.

En septiembre lanzaron una batería de multas ante el turismo incívico, que aumentan el valor de las sanciones del año anterior: 200 euros por comer y beber en los bancos de las plazas, 450 euros por zambullirse en los canales, 100 euros por andar en bicicleta, 200 euros por tirar basura y otros tantos por alimentar a las palomas en plazas como la de San Marco.

El impuesto también se aplicará en la islas de la laguna de Venecia

También se multa por llevar alcohol en la vía pública después de las 19:00 horas, aunque la persona venga de realizar compras en un mercado.

Una de las más polémicas fue instalar tornos para regular el tránsito de visitantes en los puntos con más presión de visitas, una medida similar a la que baraja Ámsterdam para evitar las aglomeraciones en el famoso Barrio Rojo.