Venezuela obliga a los turistas a pagar con moneda virtual

Los turistas en la Isla Margarita, en Venezuela, sólo podrá pagar con monedas extranjeras y virtuales.

Venezuela obliga a los turistas a pagar con moneda virtual

Venezuela impone el uso de la moneda virtual ‘petro’ para consumos y transacciones de los visitantes, limitadas a zonas turísticas

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

27/11/2018 - 12:17h

En su búsqueda desesperada de divisas el Gobierno de Venezuela anunció que los pagos de los visitantes internacionales se realizarán en divisas extranjeras y en monedas virtuales, como el nuevo ‘petro’.

Ante una inflación mensual que oscila entre el 200% y el 233%, la nueva moneda llamada bolívar soberano corre el riesgo de colapsar a pocos meses de su lanzamiento.

Pagos en dólares, euros o petros

El Gobierno de Nicolás Maduro replica el modelo de Cuba para el uso de divisas extranjeras en zonas de importancia turística, ahora denominadas "zonas económicas especiales".

En este sentido, el mandatario señaló que en las islas de Margarita y la Tortuga, así como en el archipiélago Gran Roque (al norte) y en algunas playas del Estado de Falcón (al oeste) todos los pagos se harán con monedas de otros países, como el dólar o el euro.

En zonas turísticas como las islas de Margarita y Tortuga sólo se aceptarán monedas extranjeras y virtuales para las compras y pago de servicios

También indicó que allí se aceptarán criptomonedas, y estas divisas (extranjeras o virtuales) se usarán “para todos los servicios que se presten, desde el pago del avión, el hotel, el yate, la comida y los regalos”, indicó el mandatario venezolano en la clausura de la Feria Internacional de Turismo, la más importante de ese país.

El resistido ‘petro’

En esas zonas se aceptará la moneda ‘petro’, una divisa que el Gobierno creó para resistir la devaluación de su moneda. El argumento de la administración venezolana es que se busca romper un supuesto “bloqueo financiero” contra la economía del país.

Esta moneda tiene el respaldo de las reservas petrolíferas de la Franja del Orinoco, una de las más grandes del mundo, que equivaldría a 5.342 millones de barriles.

Pero su lanzamiento fue declarado nulo por el Parlamento, de mayoría opositora, al recordar que la Constitución prohíbe “usar las reservas del país como garantía”.

Además Estados Unidos prohibió cualquier transacción vinculada al sistema financiero de su nación "con cualquier moneda digital que haya sido emitida por el Gobierno de Venezuela".

Aislamiento aéreo

En los últimos tres años se han retirado del país petrolero unas 17 líneas internacionales alegando problemas económicos y de seguridad, lo que ha reducido drásticamente la oferta de vuelos.

Las visitas internacionales a Venezuela se estancaron en las últimas dos décadas. En la vecina Colombia se triplicaron

Las pocas aerolíneas internacionales que aún vuelan a Venezuela, entre ellas Iberia y Air Europa, son obligadas por el Gobierno venezolano a pagar la carga de combustible de sus aeronaves con petros.

El derrumbe del turismo venezolano

La grave crisis económica causada por el chavismo y su sucesores llevó a que las visitas internacionales se hayan estancado en los últimos 20 años. Según la Organización Mundial del Turismo, en 1995 al país llegaron 700.000 turistas. En 2017 descendieron a 680.000 personas.

A modo de comparación, la vecina Colombia tuvo 1,4 millones de visitas internacionales hace dos décadas, y en el 2016 aumentaron a 3,3 millones.

Por la escalada de violencia como deriva de la crisis social Venezuela fue catalogado como uno de los diez destinos más peligrosos del mundo. Segú Gallup, es el más violento del planeta. Aunque los mayores riesgos se encuentran en Caracas y en las grandes ciudades, el temor a que haya asaltos, secuestros y asesinatos en los focos turísticos espanta a los visitantes.