Si solo tienes tiempo para una visita en Florencia, que sea esta

Gucci Garden, el edén oculto en el Palazzo della Mercanzia, Florencia.

Si solo tienes tiempo para una visita en Florencia, que sea esta

Gucci Garden es una oda a la creatividad exuberante de la firma que esconde un restaurante a cargo del chef Massimo Bottura

Mar Nuevo

Madrid

21/07/2018 - 18:30h

El Palazzo della Mercanzia en Florencia alberga un nuevo inquilino: Gucci Garden. Concebido por el director creativo de la firma, Alessandro Michele, el espacio cuenta con un museo, una tienda de objetos singulares y un restaurante dirigido por el chef con tres estrellas Michelin Massimo Bottura.

Obviamente Florencia tiene muchísimo que ofrecer: la Piazza del Duomo, el Ponte Vecchio, Piazza della Signoria y Palazzo Vecchio, la galería Uffizi, las iglesias de Santa Croce y Santa María Novella, la Galería de la Academia o la Capilla de los Médici.

Pero si ya has estado en la capital toscana o solo dispones de unas horas allí, no lo dudes, Gucci Garden es lo que debes visitar.

Magia y color en Florencia

Alessandro Michele ha querido dar nueva vida al Museo Gucci, que abrió sus puertas en 2011, y para ello ha diseñado todo un universo que explora la creatividad, el lujo y la extravagancia que caracterizan a la mítica casa florentina.

A unos pocos pasos de la Piazza della Signoría se abre este particular jardín que, en palabras de Michele “es real, pero pertenece, ante todo, a la mente y está habitado por plantas y animales; como la serpiente, que se cuela en todas partes y, en cierto sentido, simboliza un comienzo y un regreso perpetuos”.

Alessandro Michele ha dado nueva vida al Museo Gucci y para ello ha diseñado todo un universo que explora la creatividad, el lujo y la extravagancia que caracterizan a la mítica casa florentina

Animales y vegetación, en forma de naturaleza salvaje, están tan presentes en el espacio como en su propia concepción de la moda. Pero también la marca, la doble G, en todos los formatos imaginables.

Gucci Garden Galeria

Con María Luisa Frisa al frente de su diseño, crítica y directora del curso de BA en Diseño de Moda y Artes Multimedia de la Universidad de Iuav en Venecia, la Gucci Garden Galleria se despliega en las plantas primera y segunda de este palacio de cuento.

Un autohomenaje a la historia de Gucci –nacida en 1921- que se desarrolla a través de varias salas con evocadores nombres como “Guccification”, “Paraphernalia”, “Cosmorama”, “De Rerum Natura” o “Ephemera”.

Gucci Garden De Rerum Natura
La sala De Rerum Natura bucea en la atracción que ejercen para la marca animales y jardines.

Objetos de diferentes colecciones, elementos de antiguas campañas de publicidad o imágenes de artesanos integran este espectacular recorrido por el fondo de armario de Gucci, que desemboca en un pequeño auditorio de cine tapizado en terciopelo rojo donde se proyectan películas experimentales.

Pasado y presente se funden en el recorrido, una línea de tiempo marcada por los logotipos de Gucci, y con espacio para todos los directores creativos que han pasado por la casa, con piezas de Tom Ford y Frida Giannini, además del propio Michele.

El chef Massimo Bottura de la Osteria Francescana, recientemente coronado como Mejor Restaurante del Mundo, también se ha sumado al universo Gucci a través de Gucci Osteria

Gucci Osteria

Una de las grandes sorpresas llega de la mano de Massimo Bottura. El chef de la Osteria Francescana, en Módena, recientemente coronado como Mejor Restaurante del Mundo en premios The World's 50 Best Restaurants, celebrada en Bilbao, se suma a la fiesta de Gucci.

Conocido por revolucionar la cocina italiana, a la que ha incorporado el arte contemporáneo, Bottura –tan irreverente y genial en los fogones como Michele en la moda- ofrece un menú basado en platos de cocina italiana de siempre a los que añade arte para reinterpretar los clásicos. Promete ser una experiencia gastronómica multisensorial.

Gucci Garden Osteria da Massimo Bottura
La Osteria da Massimo Bottura ocupa la planta baja de Gucci Garden.

Ambiente, mobiliario y vajilla, como no podría ser de otra manera, lo convierten en un lugar especial, a medio camino entre lo extravagante y lo refinado.

Boutique

En la plata baja, además de Gucci Ostería, también hay espacio para una tienda. En ella pueden encontrarse objetos exclusivos, que no se venden en ningún otro lugar, entre ellos ropa y complementos, que incluyen etiquetas y embalajes únicos.

Zapatos, bolsos, faldas, abrigos de brocados o bomers de seda con la inscripción Gucci Garden Gothic son algunos de los tesoros que oculta esta boutique.

Además, también están a la venta las piezas de la colección Gucci Decor, así como una selección de revistas y publicaciones y una colección de libros seleccionados de la Antica Librería Cascianelli de Roma.