West Village: el paraíso ‘foodie’ de Nueva York

The White Horse Tavern, un referente gastronómico en West Village . Foto: Getty Images.

West Village: el paraíso ‘foodie’ de Nueva York

El barrio ubicado al sur de Manhattan despega con una innovadora oferta gastronómica que lo corona como la meca de los buscadores de tendencias

Adrián Ortiz

Barcelona

18/09/2019 - 19:43h

El barrio bohemio por antonomasia de Nueva York se está convirtiendo poco a poco también en la referencia gastronómica de la ciudad. La reciente apertura del bistro Pastis y del glamuroso restaurante italiano Bar Pisellino han situado a West Village en la órbita de los visitantes más exclusivos.

Hogar de películas como el café de Central Perk de la serie Friends o la casa donde vivía Carrie en Sexo en Nueva York, la zona es conocida por haber pasado de ser el centro del movimiento hippie en la Gran Manzana en los años 60 a ser hoy en día uno de los barrios más exclusivos de Nueva York.

[Para leer más: Nueva York revoluciona la cocina fusión asiática]

Pasear por las calles de este barrio permite olvidarse, por unos instantes, de que estas visitando Nueva York. Las calles de West Village están caracterizadas por la falta de los tradicionales rascacielos neoyorkinos, sustituidos por casas de dos o tres plantas.

Gracias a esta caracterización, son muchos los restaurantes y coctelerías que han decidido instalarse en el West Village, lo que permite que el barrio ofrezca hoy en día la mejor oferta gastronómica de la ciudad. Estas son las recomendaciones que aporta Bloomberg:

Pastis

Pastis 2
La carta del restaurante ofrece una mezcla entre manjares clásicos con alta cocina. Foto: Pastis

La reciente apertura de Pastis, ubicado en el número 52 de Gansevoort Street, ha revolucionado la oferta de la zona. La carta del restaurante ofrece una mezcla entre manjares clásicos, como ejemplo el sándwich de ternera con queso gruyere, con deliciosos platos de alta cocina como los caracoles de mar en su piscina de mantequilla de ajo. 

Pastis es el restaurante ideal para los amantes de las series de los años 90: el comedor y los baños recuerdan a los restaurantes que constantemente visitaban Carrie y sus amigas en Sexo en Nueva York.

The White Horse Tavern

Tavern 1
Su hamburguesa es ya en una de las más famosas de la ciudad. Foto: The White Horse Tavern.

La remodelación de The White Horse Tavern, ubicado en el 567 de Hudson Street, le ha llevado a cambiar las tradicionales jarras de cerveza por copas de los más exclusivos vinos de la ciudad.

Este ha sido el proceso que ha llevado a cabo el propietario, Anthony Scaramucci, para adaptarse a las nuevas tendencias de West Village. “No hemos cambiado la decoración, tan solo hemos modernizado el menú”, reconocía en una entrevista en Bloomberg.

Pastis es el restaurante indicado para los nostálgicos de las series de los 90 como 'Sexo en Nueva York'

Y así se confirma: hoy en día este restaurante ofrece una carta de comida británica, entre la que destaca su hamburguesa TWHT, una de las más famosas de la ciudad.

Via Carola

Via Carota 2
La tradicional cocina italiana emerge en este restaurante. Foto: Via Carota.

La tradicional cocina italiana emerge en Via Carota, en el 51 de Grove Street, un restaurante en el que degustar platos tradicionales como las alcachofas con salsa de ajo o la tripa al estilo florentino.

Por si la comida fuera poco, Via Carota ofrece una carta de vinos al alcance de pocos establecimientos en Estados Unidos, por la que sus propietarios, Jody Williams and Rita Sod han sido premiados.

RH Rooftop Restaurant

RH Rooftop Restaurant se alza como uno de los restaurantes más apetecibles de la Gran Manzana pues combina un entorno privilegiado con una exclusiva cocina. Desde el establecimiento se pueden ver unas hermosas vistas de una de las calles más famosas de Nueva York, la Novena Avenida.

La carta no se queda lejos: desde el salmón con limón confitado hasta sus famosas hamburguesas coronadas con mayonesa de Dijon.

Bar Pisellino

Pisellino
Un rincón de Italia en el West Village de Nueva York. Foto: Bar Pisellino.

Frente a Via Carota se alza el restaurante que ha introducido la cultura del aperitivo en West Village. Con una amplia carta de snacks italianos –de prosciutto a paninis con pollo a la milanesa-, los curiosos que se quieran acercar disfrutarán de un minúsculo bar con una amplia terraza. Un rincón de Italia en uno de los barrios más exclusivos de Nueva York.