Zadar: la cara moderna de una de las ciudades más antiguas de Croacia

Se dice que en Zadar están los atardeceres más bonitos del mundo. Foto: Ivan Vuksa - Pixabay

Zadar: la cara moderna de una de las ciudades más antiguas de Croacia

Con 2.400 años de historia Zadar es un museo al aire libre. Pero la ciudad dálmata tiene una intensa actividad gastronómica y de diversión para descubrir

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

14/02/2020 - 17:23h

A menudo eclipsada por la famosa Dubrovnik, no hay temor en caer en el lugar común y reconocer a Zadar el título de la otra perla del Adriático. Es cierto que su casco antiguo es un compendio de historia, pero también hay varios rincones modernos que sorprenden al visitante.

Es difícil no encontrarse con un edificio, una callejuela o un comercio que no tenga una historia para contar. Donde se levanta esta ciudad en la Dalmacia Norte había tribus de ilirios en el IV a.C., que fueron conquistados por los romanos y que otorgaron en el siglo I edificios como el fórum, templos y las carreteras que convirtieron a la antigua Jadera en una ciudad clave de su expansión.

La urbe pasó por las manos de los bizantinos, los venecianos (que la dotaron de murallas ante el avance turco) y los austrohúngaros; y tras el paso del comunismo y la sangrienta guerra civil yugoslava, disfruta de la paz y la belleza que le regaló la naturaleza.

El Saludo al Sol es una de las postales más conocidas de Zadar. Foto: Sonne Noikola-Wikipedia

El Saludo al Sol es una de las postales más conocidas de Zadar. Foto: Sonne Noikola-Wikipedia

Los atardeceres más bonitos que se pueden ver

Uno de estos obsequios es el del sol. Se dice que aquí están los mejores atardeceres del mundo. Es difícil dar la razón, pero sí que el lugar tiene su mérito cuando el astro se sumerge como un gigantesco disco rojo en las aguas del Adriático.

Los atardeceres son un espectáculo para ver en el paseo marítimo de la península de Riva, que enamoraron a Hitchcock cuando visitó Zadar

El espectáculo natural enamoró a Hitchcock desde su habitación del hotel Bristol, sobre el paseo marítimo, y prometió hacer una película usando al atardecer de escenario, lo que jamás realizó.

zadar Foto Ivan Vuksa en Pixabay2

La península de Riva concentra patrimonio histórico y varias propuestas gastronómicas. Foto Ivan Vuksa Pixabay

El homenaje al sol

A lo largo del paseo marítimo los residentes y visitantes quedan hipnotizados por el crepúsculo, que se combina con dos instalaciones que hicieron famosa a Zadar: el Saludo al Sol y el Órgano del Mar.

En las dos infraestructuras el responsable es el mismo: Nikola Bašić. Este arquitecto construyó una maqueta a escala del sistema solar, donde la estrella se representa en un círculo de 22 metros de diámetro con 300 placas de vidrio; con los planetas representados en nueve círculos menores que respetan la escala de tamaños y las distancias.

[Para leer más: Dos destinos para descubrir otra Croacia (y huir de las multitudes)]

Cuando atardece la gente suele pasear, saltar o quedarse de pie en el círculo mayor, que se ilumina con colores en un efecto fascinante, combinado con unos sonidos sin armonía que llegan desde el Adriático.

El mar que canta

Ese es el Órgano del Mar: un sistema de escalinatas que se sumergen en las aguas, que cuando reciben las olas del mar por una esclusas similares a las oberturas de un órgano producen las siete notas musicales en cinco tonos.

Es como si el mar tocara una armónica con intención de aficionado, donde nunca una ola suena igual a otra.

1280px Sunset in Zadar (Sea organ)

Atardecer frente al Órgano del Mar. Foto: Wikipedia

Relax y diversión en Riva

Estas atracciones se encuentran en la península de Riva, una antigua ciudadela medieval ahora hogar de numerosos bares y restaurante de categoría.

Uno de los más famosos es The Garden, fundada por dos miembros del grupo de reggae-pop UB40. Rodeado de las murallas, en una estética ibicenca ofrece tumbonas y muebles minimalistas para tomar una copa en el atardecer y la noche.

The Garden es uno de los clubes nocturnos más famosos, donde los clientes se acuestan en tumbonas similares a las de Ibiza a ver el atardecer

La movida nocturna suele tener su epicentro en el vecino Arsenal, integrante -como dice su nombre- de una antigua red de defensa militar, donde también se suelen organizar exposiciones de arte y catas de vinos.

tuna sushi wine arsenal13

En el Arsenal se suelen organizar eventos y conciertos.

Hablando de vides, la tradición de vinos y bodegas tiene milenios de historia, y Zadar presume de interesantes productos de las regiones de Istria y Kvarner, y si hay que buscar un lugar donde probarlos, puede ser en La Bodega, un local de aires hispanos a pocos pasos de la Plaza del Pueblo.

Gastronomía y cócteles

Una precisa selección de restaurantes permite descubrir la excelente cocina dálmata, a mitad de camino de la tradición italiana y la tradición marítima de los Balcanes. Por ejemplo, están los ñoquis con trufas de Zadar o el pulpo al horno con patatas del Restaurant Groppo, las almejas que prepara Kornat, o los tallarines con cangrejo araña que elabora el sofisticado Kalelarga.

[Para leer más: Sibenik: la belleza de las islas dálmatas en superlativo]

A lo largo de la calle Stomorica se concentran un bar al lado del otro, y en verano es casi imposible transitarla, pero antes de que lleguen las multitudes se recomienda pasar por el Kult o el divertido Lotus para probar un cóctel elaborado con marasca, una guinda algo amarga que produce un licor dulce de sabor agradable.

harbor

El original bar Harbor, que imita a un astillero

Si se quiere terminar la noche con un toque sofisticado, se puede conocer el club nocturno Ledana, al lado del bonito parque Jelena Madijevka; o el llamativo Harbour, un bar que parece un astillero con herramientas y cascos de barcos.